Actualidad10 (Mayo/2000)

¿QUÉ PASA CON EL SISTEMA? ALGO HUELE MAL

A los niños se les asusta y doblega desde pequeños con el "COCO" u otro "Monstruo" invencible y terrible contra el que nada se puede hacer. También a los pobres, desde los inicios del mundo, se les ha venido atemorizando y sometiendo con la brutalidad del "IMPERIO" de turno. Incluso, a cuanta persona de clase media o colectivos emergentes  manifiestan su descontento con el Orden establecido, se les pretende inmovilizar a base de presentar un "SISTEMA" intocable, inmenso, superpoderoso contra el que nada puede intentarse.

 ATENCIÓN: A pesar de todo, algo nuevo parece estar sucediendo en el Mundo.

Las Cumbres de Gobernantes se multiplican,

también las protestas y las manifestaciones,...

¿Serán signos de cambio o puras simulaciones?

Echemos un vistazo ligero a algunas de estas Cumbres o Asambleas.

11.02.2000   ASAMBLEA DE DAVOS

Asamblea anual del Foro Económico Mundial. Una reunión de los poderosos del mundo: los que controlan el dinero (las empresas), las armas y las leyes (los gobiernos) y la información (Los medios de comunicación).

Contó con la participación de Clinton y fue una ostentación de la supremacía norteamericana.

Se dejó bien claro quién será el protagonista principal y cuáles serán el tema central de la política internacional de los próximos dos o tres años: Estados Unidos pretende reafirmar una supremacía política y económica controlando los canales de producción de las nuevas tecnologías y las redes de comunicación, y reorganizar su espacio de influencia a través del comercio: facilitar la incorporación de China a la OMC será su principal baza para recuperar terreno en Asia. Liderar la reorganización de los sistemas y tecnologías militares, le permitirá mantener una cierta influencia sobre Europa, que tiene unos peligrosos vecinos en la inestable Rusia y en los imprevisibles fundamentalistas islámicos.

Mientras tanto, las empresas multinacionales siguen empeñadas en promover nuevas acciones para situarse por encima de la capacidad de intervención de los gobiernos.

Un espacio internacional de barras y estrellas y un espacio global dominado por las multinacionales, son los dos acontecimientos más claros que predice el oráculo de Davos para el inmediato futuro.

 

15 marzo 2000 (en La Habana) Foro "Las ONG´s del Sur y los retos de la globalización"

Se reunieron delegados/as de ONGs y organizaciones sociales de 44 países del llamado SUR de todos los continentes. Sus decisiones se enviaron a la Cumbre del Sur que se celebró pocos días después.

"Coincidimos en que un proceso de globalización solidario que tenga al ser humano como centro del desarrollo puede ofrecer oportunidades para que el avance tecnológico contribuya al fomento del progreso y el bienestar social. Sin embargo, al transcurrir bajo el dominio del neoliberalismo que impone a ultranza la voluntad ciega del mercado, la desregulación de procesos y la creciente e indiscriminada privatización de recursos y patrimonios que en última instancia pertenecen a nuestros pueblos, está provocando la brutal desintegración y fragmentación económica y social de nuestros países, con consecuencias dramáticas para la sobrevivencia de los sectores más vulnerados y marginados."

A continuación expresan toda una lista de denuncias:

Contra la política neoliberal que concentra la riqueza  y acrecienta la pobreza y la miseria, que arrasa nuestras culturas, que deteriora nuestro planeta con su consumo no sostenible, que obstaculiza el desarrollo de nuestros pueblos,...

Contra la deuda externa impagable e incobrable,  contra la creciente brecha tecnológica, contra el favoritismo de las tendencias promovidas por la OMC para un comercio mundial desigualador, contra el incumplimiento del viejo compromiso de los países industrializados de destinar el 0'7% a la Ayuda Oficial al Desarrollo, contra las condiciones abusivas de los créditos otorgados por los países del Norte, contra la especulación que desestabiliza la economía de los países empobrecidos, contra las leyes unilaterales que violan el Derecho Internacional, ...

Globalizar la solidaridad no es una intención, es la única forma de enfrentar con éxito los males de hoy y los retos del mañana.

 

24.Marzo.2000   X Conferencia de Naciones Unidas para el Desarrollo y el Comercio (UNCTAD)

La X Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Comercio pasó sin pena y sin gloria.

Representantes de 190 países reunidos en Bangkok (Tailandia) se limitaron a reconocer que la globalización ha levantado graves problemas, como la inestabilidad y marginación de los países pobres, aunque ha abierto nuevas oportunidades  para el crecimiento de la economía mundial. Terminaron con una declaración que solamente tiene poderes de recomendación y no compromete a nadie.

Se las vieron y se las desearon para hacer una lista de "posibles compromisos": Mejorar el actual sistema financiero internacional, mayor supervisión para evitar la volatilidad de los mercados de capitales, aumentar la ayuda oficial al tercer mundo hasta alcanzar el 0,7% del PIB de los países industrializados, posible acceso sin aranceles al mercado de los ricos de los productos de los 48 países menos avanzados, mejorar los actuales mecanismos para estabilizar las materias primas, ayuda técnica y financiera a los países que quieran mejorar su capacidad tecnológica, ...

Por favor, ¿Cómo es posible que una Conferencia de este tipo se limite a ofrecer como "posibles compromisos" lo que ya estaba dicho y comprometido desde los años de Maricastaña...? ¡Qué descaro!. Evidentemente, la Conferencia de Bangkok "demostró que hay una verdad como un sol cuando se acusa a los países ricos de no estar dispuestos a comprometerse a una apertura solidaria de sus mercados a favor de los países más pobres del universo, y que toda su fanfarria alrededor del libre comercio y la globalización económica busca únicamente aumentar los beneficios que reciben de ambas".

Por si existe alguna duda sobre lo anterior,  basta con ver la bronca que se armó ante la simple discusión sobre el tema del mercado agrícola y las subvenciones de los países industrializados a su producción y exportación. No hubo promesas por parte de los países ricos. "El lugar de negociación  del mercado agrícola es en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC)", se dijo...precisamente donde las posibilidades de los pobres son casi inexistentes.

¿Qué por qué se ha hecho reseña de una Conferencia tan inútil...?

Porque es todo un reflejo del papel que ejercen nuestros Organismos Internacionales,

los encargados, en teoría, de velar por la justicia, la igualdad, el desarrollo,...de los pueblos.

  

5.Abril.2000  CUMBRE ENTRE LA UNIÓN EUROPEA Y ÁFRICA

La primera cumbre entre la Unión Europea y África no ha logrado que los dos continentes hayan adquirido compromisos concretos. Los más críticos opinan que la reunión se ha quedado en una mera declaración de buenas intenciones. Aun así, líderes europeos y africanos han apostado por abrir una nueva etapa de cooperación global entre estas dos regiones del mundo.

Bueno, por lo visto esto ha sido todo un logro, el poder reunir por primera vez bajo un mismo techo a los líderes del norte y del sur del Mediterráneo. Y en eso consistió todo el logro.

Durante dos días, responsables de 67 países discutieron una larga lista de asuntos políticos y económicos, muy en especial la cuestión de la deuda externa africana, de unos 350.000 millones de dólares, y los medios de ayudar a África a integrarse en la economía mundial.

Se opina que la Unión Europea salió más favorecida "al no comprometerse a resolver los complicados problemas del continente africano, especialmente el de la deuda". "Esa ayuda europea estaría vinculada a las medidas que adopten los países africanos para reformar sus sistemas políticos y económicos".

La única voz que desentonó fue la del dirigente libio, Muamar Gadafi, rechazando esa ayuda porque los europeos tratan a los africanos como "esclavos y monos"...

Prácticamente esta Cumbre sólo valió para HACERSE LA FOTOGRAFÍA.

  

Abril/2000  CUMBRE DEL SUR

Los profundos cambios derivados de la globalización, la necesidad de reestructurar la economía y modificar los tradicionales esquemas financieros y comerciales constituyen desafíos que los países más pobres difícilmente pueden resolver sin ayuda. La Cumbre Sur, primera que organiza el Grupo de los 77 desde su constitución, en 1964, debatió en La Habana una estrategia común frente a los países ricos y contra el subdesarrollo. Será el aldabonazo de una coalición de 133 naciones, entre ellas China, habitadas por cerca de 5.000 de los 6.000  millones de habitantes del planeta.

 El Grupo de los 77, llamado así por el número de países que lo integraban en el momento de su fundación en Nueva York (1964), representa casi al 75% de la población mundial y ha celebrado en Cuba su primera cumbre de jefes de Estado y de Gobierno. El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y más de 50 jefes de Estado o de Gobierno pidieron acceso a los mercados, recursos financieros, tecnología y que el mundo industrializado cumpla con lo prometido hace ya tres décadas: dedicar el 0,7% de su producto interior bruto (PIB) al Programa de Asistencia Oficial al Desarrollo.

Se recordaron las cifras escandalosas que constituyen el creciente abismo entre el Norte y el Sur. El 20% más rico del globo consume el 86% de lo que se produce, mientras que el resto de la población, un 80%, consume apenas el 14%. Según la ONU, cerca de 1.300 millones de personas viven en las naciones más pobres con menos de un dólar al día (173 pesetas), 80 millones carecen por completo de los servicios de salud y 849 millones padecen desnutrición. Más de 260 millones no pueden ir a la escuela. La servidumbre de la deuda externa del Tercer Mundo, 2,5 billones de dólares, es un lastre asfixiante y absorbe el 25% de sus ingresos por exportaciones. Sólo Brasil deberá pagar este año 52.000 millones de dólares en intereses de su deuda externa e interna. La envergadura de los problemas sin resolver explica muchas veces las revueltas.

"Los pobres tendremos que acabar de darnos cuenta de que sólo unidos podremos lograr que los ricos nos escuchen; que sólo unidos podremos defender con éxito nuestro derecho a la vida, al desarrollo, a la cultura y a la justicia social", afirma Jorge Lezcano, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento cubano). La unidad, sin embargo, dista de haberse conseguido, puesto que los intereses y sistemas políticos del mundo pobre son muy diferentes. El desarrollo es también distinto: algunas economías subdesarrolladas han prosperado, otras sufren recesión y el carácter feudal de un buen número causa muertos por inanición e impide cualquier progreso.

América Latina tiene 500 millones de habitantes y 224 millones son pobres, y de cada 10 empleos, siete son inestables, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL). La disponibilidad de recursos es escasa, mientras diariamente se ejecutan en el mundo operaciones especulativas por un valor de tres billones de dólares. La riqueza de las tres personas más ricas del mundo es superior al conjunto del PIB de 48 naciones, con 600 millones de almas en pena. No es fácil revertir la situación. "La cumbre es la reacción natural y, a la vez, el renacimiento del Grupo de los 77, que está decidido a cercenar las dañinas cadenas del oneroso legado de la pobreza del subdesarrollo, la marginación y el persistente sentimiento de desesperanza", señaló Arthur Mbanefo, representante permanente de Nigeria ante la ONU.

No es para menos. El sida diezma África y 800 millones de personas pasan hambre; 204 millones de ellos, en la India, y 164 millones, en China. Los pobres piden un trato justo. Clama al cielo, subrayan sus portavoces en La Habana, que un 20% de los habitantes del planeta viva en países donde se concentra el 81% del PIB mundial, el 82% de los mercados de exportación, el 74% de las líneas telefónicas. Los contrastes son apabullantes: EE UU, Suecia y Suiza cuentan con 600 líneas telefónicas por 1.000 habitantes, mientras que en Camboya, Chad y Afganistán es de una línea por 1.000 habitantes.

  

14.04.2000 El Banco Mundial admite que aumenta el abismo entre los países pobres y los ricos

El abismo norte-sur se agranda minuto a minuto. Una sexta parte de la población mundial (Estados Unidos, Japón y Europa) acumula el 80% de la riqueza, mientras que el 57% de los habitantes del planeta se consuela con el 6% de la tarta y sobrevive con menos de 350 pesetas al día.

Los indicadores de «desarrollo» del Banco Mundial dieron ayer argumentos a los manifestantes que han  tomaron las calles de Washington pidiendo «justicia global» y exigiendo la cancelación de la deuda de los países «menos favorecidos».

Las desigualdades entre la veintena de naciones más ricas y las 63 más pobres -la mayoría de ellas, en Africa- son sencillamente brutales. El propio Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) admiten que los objetivos fijados para el año 2015 -reducir a la mitad la «pobreza extrema» en el planeta- van a ser casi imposible de conseguir, ni siquiera con el ritmo de actual crecimiento de la economía mundial.

La situación es igual de desesperada en el continente africano, donde la renta per cápita de muchos países es inferior a la de hace treinta años. La epidemia del sida, las guerras intestinas, la corrupción política y las catástrofes naturales tienen gran parte de culpa... «Y las políticas del FMI y del Banco Mundial también», apostilla Njoki Njehu, una activista social que ha llegado desde Kenia para levantar su voz en nombre de los más pobres.

El primer dardo envenenado contra el FMI lo ha lanzado Joseph Stiglitz, vicepresidente del Banco Mundial hasta 1997. En un contundente artículo en las páginas de la revista New Republic, Stiglitz sostiene que las riendas de la economía mundial no se pueden dejar en manos del FMI y acusa a sus dirigentes de ineptitud, arrogancia y falta de transparencia. «Los manifestantes tiene razón», concluye Stiglitz, el economista disidente.

 

17.04.20000  La cumbre del FMI se celebra en medio de una implacable represión policial

Los agentes emplearon la fuerza contra los 10.000 manifestantes, de los que 600 fueron detenidos

Unos 10.000 manifestantes trataron ayer de impedir la cumbre del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington. El intento se saldó con unos 600 detenidos en medio de una batalla campal con gases lacrimógenos. Ajenos a los enfrentamientos en la calle, los delegados, que habían conseguido traspasar de madrugada el bloqueo de los manifestantes, debatieron cómo el FMI puede ser más eficiente y evitar futuras crisis. Sobre la reunión pesó la sombra del batacazo bursátil del pasado viernes y se lanzó un mensaje de confianza.

Por qué protestan los manifestantes: El objetivo de los activistas es expresar su protesta contra esas instituciones a las que consideran responsables de políticas destructivas y negativas que no ayudan a los países que intentan rescatar. Se acusa al FMI y al Banco Mundial de beneficiar a las grandes empresas en detrimento de los seres humanos y del medio ambiente. Al igual que hicieron en Seattle, durante la conferencia ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), pretendían impedir, o al menos retrasar, la celebración de esta reunión.

La policía de Washington, que llevaba semanas preparándose para que ayer no ocurriera lo de Seattle, reconoció haber detenido el sábado a 630 personas -frente a las 525 detenidas en Seattle en una semana- por faltas como obstaculizar el tráfico o desobedecer las órdenes de los agentes. Los organizadores de la protesta elevaron la cifra a 900.

"FMI más BM igual a cientos de ricos y miles de millones de pobres", decía una pancarta.

Otra: "Detened la guerra contra los pobres".