(Julio/Agosto-2000)

 

(El mes pasado dirigíamos la mirada a las fronteras de Estados Unidos, hoy a las de España. Siempre la misma cosa cuando se trata de fronteras que separan el mundo de los ricos y de los pobres).

España: El número de inmigrantes fallecidos cruzando el Estrecho

supera en 4 meses de 2000 a los de años anteriores.

Sólamente en la provincia de Cádiz se habla de 5000 detenidos durante este año 2000.

Así, hasta el 5 de mayo de 2.000 el número de fallecidos cuyos cuerpos han sido recuperados en las costas españolas en el Estrecho de Gibraltar es de 35, mientras que en 1.997 se encontraron 33, en 1.998 26 y en 1.999 un total de 30, según se desprende de una respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado de IU por Málaga, José Luis Centella, a la que tuvo acceso Europa Press.

Este dato es calificado por el diputado de IU como de "alarmante" y considera que "debe ser tenido en cuenta por las autoridades españolas, sobre todo si se tiene en cuenta que los cadáveres aparecidos son siempre muy inferiores al número real de fallecidos".

En esta situación, Centella considera que el Gobierno "no puede intentar atajar el problema exclusivamente con medidas represivas, ya que lo que conseguirá será provocar un número mayor de muertos, al producirse un endurecimiento en las condiciones de paso del Estrecho".

Para Centella, el gran número de la mortandad en el Estrecho se puede deber en primer lugar al aumento de los conflictos locales en múltiples zonas de África, lo que conlleva una situación de hambruna generalizada y de huida de jóvenes de las situaciones de guerra que viven sus países.

"Frente al grave aumento de muertes en el Estrecho, el Gobierno español no puede reaccionar modificando en un sentido regresivo la Ley de Extranjería, ya que endureciendo las condiciones de entrada de inmigrantes, lo que se puede provocar es que los inmigrantes estén supeditados todavía más a las mafias que actúan a ambos lados del Estrecho, y que las condiciones de paso sean más difíciles", agregó.

                                    

NUESTRO MODERNO Y MARAVILLOSO SISTEMA NEOLIBERAL MUNDIAL

ADMITE Y DEFIENDE LA PLENA LIBERTAD DE CAPITALES, DE MERCANCÍAS,

DE MOVILIDAD DE EMPRESAS, DE MOVIMIENTOS DE LAS PERSONAS...

SÓLO  LOS POBRES QUEDAN PROHIBIDOS Y, POR TANTO, CONDENADOS.