ACTUALIDAD

 

Junio-2001

 

AUMENTAN LAS MOVIDAS

CONTRA LA GLOBALIZACIÓN CAPITALISTA

 

R

ecuerdo aquella alegoría de G. Faus en la que el famoso cardiólogo Dr. Bamu y su equipo, tras examinar a un paciente, diagnosticaron: “El cliente está bien sano, tiene un corazón de hierro que aún podrá trabajar mucho tiempo. Su tensión arterial es casi juvenil. No hay peligro de que muera de infarto”. Desconocían, al no ser su especialidad, que un tumor maligno en el estómago del paciente estaba haciendo metástasis en sus huesos.

 

Convertidos en cardiólogos, este año pasado en Whasington, el FMI (Fondo Monetario Internacional) y el BM (Banco Mundial) diagnosticaron: “La economía mundial va muy bien. Nunca las perspectivas de crecimiento habían sido tan grandes ni tan prolongadas. No hay en absoluto razones para la alarma”.

Diversos colectivos anti-globalización se están encargando de contradecir el diagnóstico: “La economía mundial no va muy bien. La economía de los ricos sí que va muy bien. Pero el resto de la economía del planeta están gravemente enferma: las hambrunas, los ajustes duros, las migraciones, la esclavitud renacida, la explotación económica de niños, el desempleo crónico, los mil millones de personas que no tienen más que un dólar por día, el agotamiento del planeta, la destrucción de la capa de ozono y de los pulmones de la Tierra...”. Todo esto también forma parte de la economía mundial, aunque el FMI y el BM no lo consideren por no ser su especialidad.  Estos Organismos internacionales montados por los ricos, sólo entienden de ricos, solo saben diagnosticar que el corazón “rico” de la humanidad funciona perfectamente, pero olvidan que el estómago del género humano (la Gran Mayoría absoluta de su población) está bien maldito.

 

Este es el meollo, esta es la madre del cordero, este es el punto de mayor atención sobre el que solicitamos la mirada: Esos grupos de 200, 300 0 500 radicales encapuchados que lanzan botellas de gasolina ardiendo o guijarros contra la policía (que prácticamente son los únicos que aparecen por la televisión) son un número insignificante respecto a las 30.000 personas que suelen reunirse para protestar contra las políticas y medidas injustas e inhumanas de la Globalización Capitalista.

 

Los mensajes anti-globalización son claros, por mucho que se quieran silenciar o anatemizar:

TODOS LOS SERES HUMANOS TENEMOS EL DERECHO Y LA OBLIGACIÓN DE LEVANTAR LA VOZ, DE RESISTIRNOS A ESTE SISTEMA CRIMINAL:

Resistirnos con gestos a favor de la vida, a favor de los desposeídos, de los pueblos prohibidos y sus culturas, de la naturaleza, de todos los marginados por la economía, o por su color, o por su género, o por su ideología.

No creemos en las “buenas voluntades”, ni en las “bonitas palabras” de las Instituciones y Organismos cuando sus obras producen muerte.

RECHAZAMOS CON TODO NUESTRO SER LA GLOBALIZACIÓN CAPITALISTA

llevada a cabo por el Neoliberalismo feroz.

PROCLAMAMOS OTRA GLOBALIZACIÓN: la globalización de los derechos sociales y laborales, de la economía sostenible, de unas políticas económicas y un sistema judicial al servicio de TODOS los seres humanos y de TODOS  los pueblos (y no al servicio solo de unos pocos), de una cultura de PAZ (en contra del armamentismo), del respeto a los Derechos Humanos (empezando por el de la vida), de una sociedad participativa y solidaria (en contra de tanta tiranía disfrazada con piel de democracia).

 

Este es el espíritu de las Movidas anti-globalización, esto quieren denunciar de forma pacífica pero contundente.

Este es el espíritu del movimiento internacional de resistencias y propuestas alternativas que, en CHIAPAS, SEATTLE, BANGKOK, PRAGA, LA MARCHA MUNDIAL DE LAS MUJERES, EL FORO SOCIAL DE PORTO ALEGRE, BARCELONA, GOTEMBURGO,...pusieron de relieve que OTRO MUNDO ES POSIBLE: UN MUNDO SOLIDARIO Y SOSTENIBLE.

 

Los presidentes de gobierno y de las Instituciones y, naturalmente, los medios de comunicación ponen todas sus fuerzas en minimizar estos acontecimientos: solo se trata de “desórdenes públicos de unos cuantos radicales”.

¿Tal vez están queriendo justificar, con esas palabras, la última actuación de la policía sueca en Gotemburgo el pasado 15 de Junio?. Los antidisturbios suecos emplearon armas de fuego para disolver a los manifestantes. Testimonios presenciales confirman que la manifestación estaba siendo pacífica hasta verse rodeados y provocados por los antidisturbios; comenzaron a ser atacados por los perros policía y se sucedieron las cargas brutales. La multitud respondió a semejante violencia lanzando adoquines, bicicletas y lo que encontraron al paso, a la voz de “Nuestro mundo no está en venta”.

Lo que pretenden en realidad los defensores del Sistema es confundir a la opinión pública, quieren silenciar las voces de denuncia, los gestos de protesta,...pero cada día les resulta más difícil sus ejercicios de maquillaje, de camuflaje.

Muchísima gente estamos hartos de que el sistema más discriminatorio e inhumano se luzca públicamente como el abanderado de la libertad.

 

d.t.