Mayo-2004

 

“Con los dementes que nos gobiernan…”

 

El titular se refiere a unas palabras del premio Nobel Günter Grass, en una entrevista publicada el 16 de Mayo. Dijo cosas como estas: “la democracia sólo puede existir si hay suficientes ciudadanos dispuestos a no dejar la política en manos de los políticos, sino también a asumirla como su propia causa.” “Probablemente, con los dementes que controlan este planeta, un día de estos acabe todo”.

 

La frase responde a la realidad. Resulta sumamente fácil llenarla de contenido, basta con asomarse a lo que está sucediendo actualmente en nuestro mundo.

 

Las muertes y asesinatos en Irak se cuentan por docenas diariamente. La supuesta “liberación” impuesta por los aliados está asesinando a más personas que la anterior “esclavitud”.

Dice Naomi Klein: La conspiración es una teoría, cierto. Pero el hecho es que las fuerzas de ocupación han usado las muertes de civiles para afianzar sus planes de vender Irak a retazos. Y, como pregunta la autora, "con el pueblo iraquí viviendo en medio de tanto caos y peligro, ¿quién se los va a impedir?". La constitución interina, firmada hace dos semanas, establece que "las leyes, regulaciones, órdenes y directivas promulgadas por la Autoridad Provisional de la Coalición... permanecerán vigentes". Estas leyes incluyen la Orden 39, de Bremer, la cual dramáticamente cambia la constitución previa de Irak para permitir a las compañías extranjeras ser dueñas de 100% de los bienes iraquíes (con excepción de los recursos naturales), y sacar 100% de sus ganancias del país, pavimentando el camino para las privatizaciones masivas.

 

Las muertes silenciosas de inmigrantes van en aumento.

Un centenar de somalíes que viajaban hacia Yemen han muerto en el naufragio de una barca en el golfo de Adén, según una emisora keniana. El barco que había partido de las costas de Puntlandia (Somalia) zozobró a causa de una fuerte tormenta. Cientos de personas han muerto en naufragios en esa región del mar Rojo, una de las rutas utilizadas por los somalíes para emigrar a Yemen y luego pasar a Arabia Saudí en busca de trabajo.

 

A finales de marzo, el Juzgado de lo Penal de Santander condenó a un individuo a 9 meses de prisión y una multa de 510 euros, por cometer un delito: haber robado 7 euros de un cepillo de la parroquia. En 1998, la Audiencia de Valencia también condenó a un año de cárcel y a una indemnización de 1.200 pesetas a otro individuo que había robado 2.000 pesetas (12 euros) de un cepillo de la iglesia Maria Auxiliadora. Por poner otro ejemplo similar, en 1997, en Barcelona una sentencia judicial condenó a un año de cárcel y una indemnización de 20.000 pesetas a una persona que había robado 7.400 pesetas (44,47 euros).

La prensa del día 1 de Abril anunciaba que el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ordenó la apertura de juicio oral contra el ex-copresidente del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), D. Emilio Ybarra, y otros cuatro ex –consejeros por un delito de apropiación indebida de 19,7 millones de euros, a través de fondos de pensiones en Alico. La pena que se les pide es de 4,3 y 2 años de prisión respectivamente. El caso viene arrastrando desde 1999 y no se le ve pronta solución.

A esto se llama JUSTICIA en el actual sistema democrático.

 

Uno de los grandes escándalos mundiales es lo que está sucediendo, durante los últimos años, en Palestina. El gobierno de Israel -haciendo caso omiso de las resoluciones de la ONU, de los Acuerdos Internacionales, de las protestas en todo el mundo, y hasta de los 250.000 israelíes que se manifestaron el 15 de Mayo en Tel Aviv-  se ha tomado la justicia por su mano y está asolando, destruyendo, masacrando al pueblo palestino.

El dirigente Sharon afirmaba al diario Haaretz que “expulsará definitivamente a unos 10.000 palestinos que viven ilegalmente en las comunidades árabe-israelíes, una vez que esté concluido el polémico muro de seguridad”. El llamado muro del Apartheid pretende impedir a toda costa el establecimiento de un Estado Palestino libre y soberano, un muro que está dejando a familias separadas, que ha devorado centenares de hectáreas de territorio palestino, muchas de ellas cultivables, impidiéndoles recolectar sus frutos, su medio fundamental de vida.

Sharon prometió que mataría al máximo líder de Hamas, fuera quien fuera. Y así lo está haciendo, mató al fundador, y ahora ha matado al sucesor, Abdel Aziz Rantisi. Sharon no necesita juzgados ni leyes, para condenar y ejecutar. Miles de palestinos están encarcelados en Israel sin haber pasado ante el juez. Entre los encarcelados hay 484 menores de edad.

Israel no está demoliendo casas únicamente en Jerusalén Este. Entre Septiembre del 2000 y Diciembre del 2003, 60.781 casas han sido demolidas o destruidas parcialmente por fuerzas israelíes en La Franja de Gaza y en Cisjordania.

A cierta gente ya le producen risa noticias como la que sigue: (7 de Mayo/2004) LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU RECONOCE LA SOBERANÍA PALESTINA EN SU TERRITORIO. La Asamblea General de la ONU ha aprobado por aplastante mayoría una resolución en la que se expresa la necesidad de permitir que el pueblo palestino "ejerza su soberanía y consiga la independencia de su Estado, Palestina", según ha informado este organismo en un comunicado.

Un total de 140 países han votado a favor (del total de 191), mientras que sólo seis lo hicieron en contra -Israel, las Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palau y Estados Unidos- y once se abstuvieron.

 

El espacio no permite ofrecer una lista, aunque sea reducida, de situaciones de injusticia en nuestro mundo. Cada cual podemos hacer el esfuerzo por asomarnos al mundo, vamos a encontrar a gente como nosotros, pero en situaciones muy distintas. Podemos mirar a Latinoamérica (Argentina, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia…), a Centroamérica (El Salvador, Haití, Guatemala, México,…), a África, a Australia, a Chechenia, Kosovo, Nigeria, Tailandia, Corea,….

Comprobaremos que las situaciones escandalosas en nuestro mundo no se reducen a los videos de torturas de soldados norteamericanos a presos iraquíes o afganos. Por cierto, no han producido tanto escándalo los millares de civiles asesinados por la invasión de Irak, ni por los 10 años de embargo económico que tantas muertes han ocasionado al pueblo iraquí.

 

Terminamos con unas expresiones de Michel Collom:

“¡Abajo el Muro!” gritó durante años Washington contra el Muro de Berlín.

"¡Viva el Muro!" grita hoy Washington para apoyar los crímenes de Sharon.
"¡Viva el Muro!" grita desde hace cincuenta años Washington para prohibir la reunificación de Corea.
"¡Viva el Muro!" grita Washington parapetándose para impedir que algunos mexicanos pobres vayan a recuperar un poquito de lo que les han quitado las multinacionales estadounidenses.

¿La moraleja de esta historia ? Que ellos no tienen moral-eja.

Kissinger (un experto) decía:

"Las grandes potencias no tiene principios. Sólo intereses."

 

d.t.