Febrero-2005

 

No es cuestión de optimismo o pesimismo

 

Imposible no sufrir con las víctimas del tsumani. En las costas del Océano Índico se ha sufrido una de las mayores catástrofes de la historia. De momento se habla de 300.000 muertos y de 500.000 heridos, cinco millones de personas desplazadas. La presencia de occidentales y el elevado número de víctimas han contribuido a una mayor repercusión mundial. Todo esto ha producido un fuerte impacto emocional en la opinión pública, y muchas personas han aportado algo de ayuda a través de organizaciones humanitarias. Una ayuda importante, que será del todo insuficiente.

Más allá de las ayudas materiales, varias personas, como I. Ramonet, se plantean otros interrogantes:

* Una catástrofe “natural” de la misma intensidad causa menos victimas en un país rico que en un país pobre. Por ejemplo, el seísmo de Bam, en Irán, ocurrido exactamente un año antes, el 26 de diciembre de 2003, de 6,8 grados en la escala de Richter, provocó 30.000 muertos. Sin embargo, tres meses antes, el 26 de septiembre de 2003, una sacudida más violenta –8 grados– en la isla de Hokkaido, en Japón, no causó ni un solo muerto. Otro ejemplo: el 21 de mayo de 2003, un temblor de tierra de 6,2 grados golpeaba Argelia y producía más de 3.000 muertos. Tres días más tarde, el 26 de mayo, un seísmo de mayores dimensiones –7 grados– sacudía el noroeste de Japón sin que hubiera ningún muerto.

¿Por qué estas diferencias? Porque Japón, al igual que otros países desarrollados, tiene los medios para aplicar normas de construcción antisísmicas mucho más costosas, y porque han puesto en marcha un sistema de detección y alerta que permite poner a salvo a la población ante “olas asesinas”, pero es un sistema caro, que no pueden permitirse estos países ahogados hace tiempo por la deuda externa. ¿Somos, por lo tanto, diferentes ante los cataclismos? Sin la menor duda. Cada año, las catástrofes afectan a unos 211 millones de personas. Por tanto, ¿Son tan “naturales” estas catástrofes?.

* Pero ¿sabíamos que en todos estos países (India, Maldivas, Sri-Lanka, Bangla Desh, Birmania, Tailandia, Malasia e Indonesia) varios millones de personas (principalmente niños) mueren cada año simplemente por no tener agua potable y beber agua contaminada?.

* La ayuda pública y privada prometida a estos países afectados por el tsumani se eleva a cuatro mil millones de dólares. Todos se felicitan. Pero ¿Qué es eso comparado con los 400.000 millones del presupuesto militar anual de Estados Unidos?.

Las ayudas humanitarias no solucionan a largo plazo. La emoción no puede sustituir a la política. La situación de los países empobrecidos no se soluciona con limosnas.

 

Imposible olvidar a Irak. Tras dos años de invasión, Bush reconoce que no había armas de destrucción masiva en Irak. Esa fue su principal justificación para iniciar la invasión y destrucción de Irak, su gran mentira expansiva. “Ni tenía las armas, ni tenía capacidad de hacerlas”, dice el informe Duelfer, jefe de inspectores norteamericanos. Parece que fue ayer, cuando casi todos los “sensatos y objetivos medios de comunicación” daban por seguro la existencia de esas armas de destrucción masiva en manos de Sadam. La difusión de la noticia coincide con esta otra: “el Pentágono retrasa destruir 20.885 toneladas de sus armas de destrucción masiva, como el agente VX o el gas sarín, almacenadas en seis instalaciones de máxima seguridad”. Lo real es que miles de personas iraquíes inocentes han sido asesinadas.

En Irak hubo elecciones el 30 de enero “por orden y mando” de EEUU, que no admiten errores y exigen que se cumplan los plazos marcados por los invasores, aunque el país no estuviera preparado, aunque no puedan legitimarse elecciones libres en un país militarmente ocupado, aunque los insurrectos no den legitimidad a estas elecciones impuestas, aunque de los 13 millones no se hayan podido censar ni la mitad, aunque se haya amenazado con quitarles sus bienes a quienes no votaran, aunque se hayan retirado varios de los candidatos,..

Irak es un pueblo herido: “Ninguna guerra civil entre iraquíes llegaría a causar la salvaje devastación que las tropas de EEUU desencadenaron en Faluya, dice un bagdadí. Los perros siguen devorando cadáveres entre las ruinas de Faluya. En los hospitales de Bagdad los congeladores hieden a cuerpos en descomposición. Los coches bombas continúan reventando.

Pero ya ven los formalismos vacíos de Occidente: Los iraquíes votaron “a la fuerza” el día 30, pero YA SON DEMÓCRATAS. Y si lo dice y reconoce Occidente es que es así. Corrieron el telón de la “democracia” y todos, público y actores quedaron, en menos que canta un gallo, convertidos en demócratas. Tiempo tendrán en Oriente para descubrir la “falsa democracia” que se gasta por estos lares.

 

Imposible no sorprenderse con la toma de posesión de Bush. El mismo que juró con su mano sobre una biblia, es el mismo que, momentos antes, dijo: “usaremos las armas cuando sea necesario”. El mismo que comenzó este segundo mandato con una misa, dijo a continuación “los EEUU creen en la dignidad humana y defenderán sus derechos. No aceptamos existencia de tiranías permanentes”.

Una toma de posesión sin escamotear parafernalias. El Congreso ha destinado 1,25 millones de dólares para esta fiesta, a los que hay que añadir 40 millones, ni más ni menos, regalados por empresas particulares.

Este mismo presidente anticipó su homenaje a las Fuerzas Armadas: “En Afganistán y en Irak, la libertad que se ha ganado con grandes costes debe ahora asegurarse. Aún nos enfrentamos a enemigos terroristas que quieren hacernos daño y que tratan de conseguir armas que les permitan matar a una escala sin precedentes. Hay que frenarles y vosotros sois los que vais a frenarles”.

Dicen que él encabeza una “sociedad de propietarios”; quien no lo sea, que se rinda. Los emperadores marcan su propio paso. Lo importante es que Dios bendiga a América. Aunque vuelva la cara hacia otro lado.

 

Imposible no dudar de la campaña por la “Constitución Europea”. El gobierno español ha decidido ser el primero en hacer un referéndum (el 20 de febrero) para que se apoye el Tratado. Un referéndum para el SÍ, es lo que quiere el Gobierno y ha elegido a deportistas, artistas y famosos para que hagan la publicidad del SÍ.

La cuestión que se plantea es de libertad: Una constitución que no se conoce, a pesar de la publicidad mencionada y un tanto “engañosa” como toda publicidad, ¿cómo puede votarse ni con un SÍ ni con un NO? ¿Se trata de una verdadera consulta? O lo que es lo mismo, ¿Se conocen las alternativas y las consecuencias que se derivan?

El texto se ha regalado con toda la prensa nacional, un librito con letra del 7 que apenas si pueden verla los que ven. En buena lógica, no podrán votar quienes no compran periódicos, o no saben leer, o tienen problemas de vista para leer una letra tan ridícula, o no son capaces de entender el lenguaje sofisticado del texto,...

¿Se podrá, al menos,  escuchar en los medios las propuestas del “no” con iguales oportunidades que las propuestas del “sí”, o las primeras quedarán excluidas?. Por eso decimos que es una cuestión de libertad.

¿Y si, además, numerosas voces comienzan a denunciar que hay “gato encerrado” en este asunto?. Los del “sí” cantan excelencias del proyecto europeo y auguran todo tipo de cataclismos económicos y políticos si triunfa el “no”. ¿Y si resulta que eso es mentira? ¿Y si son un cuento chino todas esas manifestaciones grandilocuentes de los derechos europeos, porque se han diseñado unos mecanismos que hacen imposible esos mismos derechos?

¡Cuánto jode que el pueblo “soberano” sea utilizado una y otra vez para llevar adelante los proyectos e intereses de los políticos y de las fuerzas económicas que les obligan!.

Un ejemplo gráfico: La pareja musical “Los del Río” son unos de los que integran la “Plataforma Cívica por Europa” para defender el voto del SÍ. En declaraciones al diario ABC, el 13 de diciembre, declaraban:

"Los del Río, que confesaron "no haber leído" la Constitución, manifestaron que "votamos el sí porque lo hace la mayoría, nosotros siempre vamos con la corriente". Señalaron "que la Constitución ha de defender nuestros productos, sobre todo el aceite de oliva y la música", y subrayaron que "nuestra Macarena triunfó en todo el mundo, fue un producto que salió de nuestro país y, por todo esto, la Constitución tiene que luchar". Sugirieron a la plataforma (Plataforma Cívica por Europa") que "nos encarguen el tema que abandere el sí a la Constitución".

 

d.t.