Octubre-2005

 

Las noticias siempre parecen las mismas

 

La sociedad gira como una rueda, las noticias se repiten porque las desgracias se repiten: Los imperios políticos y económicos invadiendo,...y los pobres invadidos. Cumbres de gobernantes, hermosos discursos sobre las necesidades en el mundo, brillantes normas y tratados internacionales que protegen sólo teóricamente a la población,...y los pobres muriendo de hambre y miseria. Informes  científicos avisando de la destrucción del planeta, organizaciones denunciando el deterioro del medio ambiente, la naturaleza protestando y reclamando,...y los pobres muriendo en inundaciones, terremotos, huracanes. Para los pobres la historia se convierte en rutina de desgracias. Los pobres siempre han reclamado justicia, ahora reclaman ¡por dignidad, un poco de respeto!.

 

Invasiones: Bush convertido en Mesías afirma que Dios le ordenó invadir Afganistán e Irak: "Estoy impulsado por una misión de Dios. Dios me diría: George, ve y combate a esos terroristas en Afganistán, y lo hice. Y Dios me diría: George, ve y acaba con la tiranía en Irak y lo hice", manifestó el mandatario republicano durante una reunión con la delegación palestina en las negociaciones con Israel en el balneario de Sharm el Sheij, Egipto, en 2003, cuatro meses después de lanzar el asalto contra Bagdad repudiado en el mundo entero. Y puntualizó: "ahora, otra vez, siento que me llegan las palabras de Dios, ve y dale a los palestinos su Estado, a los israelíes su seguridad y obtén la paz en Medio Oriente. Y por Dios, voy a hacerlo".

Al promover el referéndum iraquí del 15 de octubre confirmó: “en la guerra antiterrorista nunca retrocederemos, nunca cederemos y nunca aceptaremos nada más que la victoria completa".

Y, efectivamente, los ataques y bombardeos en Irak continúan con total violencia, a la “Operación Puño de Hierro” sucedió “Operación Puerta de Hierro” y así sucesivamente... Según informa el Comité de Ayuda Humanitaria de Aanah, 7.450 familias  de Al-Qaím y sus alrededores vagan esparcidas por diferentes ciudades, aldeas y en el desierto. Cientos de familias se encuentran asediadas en Al-Qaím, que no pudieron huir por tener familiares discapacitados o por falta de medios. Los testimonios son desgarradores: “Tuvimos que huir descalzos, dejé el almuerzo preparado cuando comenzó el ataque. Había fuertes bombardeos y ataques con morteros, tuvimos que correr por las calles laterales llevando banderas blancas”.

Según el doctor Hamdi: “Cuando las familias vieron en la televisión lo que sucedió en Tal-Afar, y después de la amenaza del Ministro de Defensa de atacar Al-Qa’im, estaban aterradas. La migración fue demencial. Fue una declaración irresponsable del Ministro de Defensa. No existían órdenes de evacuación militar. Esos miles de niños y familias viven en el desierto en pésimas condiciones. Un niño de dos meses fue picado siete veces por escorpiones. Otras dos familias, cada una de 14 miembros, se envenenaron con comida enlatada. La seguridad sanitaria en los campos es nula. Y la seguridad sanitaria en las áreas bombardeadas y atacadas, está en un riesgo total. Me hace llorar cuando pienso en esas familias. La mortalidad infantil se triplicó por enfermedades ordinarias, porque no tienen vacunas, ni electricidad para conservarlas. La salud de las mujeres no puede ser estudiada, muchas salieron de la ciudad. Solíamos recibir a 200 por día, ahora son entre 15 y 20. No tenemos estadísticas normales. Pero podemos decir aproximadamente que el porcentaje de muertes debido a casos femeninos se duplicó... Reparamos el hospital cada dos meses: los cristales, el agua; la electricidad… y de nuevo lo bombardean, el gobierno tiene que hacer algo al respecto. La violencia provoca más violencia”.

Y los invasores continúan imponiendo su programa. El 15 de octubre los iraquíes tuvieron que votar en referéndum una Constitución impuesta. Los iraquíes votarán una constitución que no conocen, ni siquiera conocían hasta la víspera la ubicación de los colegios electorales, votarán bajo toque de queda, en un clima de tensión y miedo. Pero a esto llaman los invasores “votos democráticos y en libertad” y se acabó. El “paripé democrático” es necesario para justificar la invasión.

 

Hambre: Terminó el verano y comenzaron las Cumbres de economistas, gobernantes y políticos...y los aniversarios con sus correspondientes discursos, estadísticas y análisis: Día mundial de la alimentación, aniversario de la FAO, aniversario de la ONU,...

Un comunicado del PAM (Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas) recordaba: la cifra de victimas del hambre y enfermedades conexas en este año será de 6.241.512 personas”, recalcó el director ejecutivo Morris,  quien llamó a los gobiernos, organizaciones humanitarias y sector privado para colaborar en resolver esta situación. 'Pocas personas se dan cuenta de que el hambre y las enfermedades conexas siguen cobrándose más vidas que el SIDA, el paludismo y la tuberculosis combinados”. “Resolver el problema del hambre de los niños constituye la clave para acabar con el hambre en el mundo”.

Mencionó las numerosas muertes debido a la sequía en Níger o en África subsahariana. Habló de millones de personas padeciendo hambre en esas zonas.

“En el mundo padecen de hambre aproximadamente 100 millones de niños, sin recibir ningún tipo de asistencia”. Además reclamó ayuda para esos niños y para aproximadamente 15 millones de mujeres embarazadas y madres lactantes mal nutridas.
Señaló que el apoyo a esos seres humanos costaría alrededor de 5.000 millones de dólares por año; cuando los países desarrollados podrían aportar 3.000 millones a la solución.

 

Desastres: Se nos han amontonado: tormentas tropicales, huracanes, terremotos, inundaciones,... Se ha acusado vergonzosamente a la naturaleza de “terrorista” y de “asesina”...Y a golpe de grandes titulares periodísticos mostrando cifras de víctimas, se han acallado otras muchas voces que denuncian responsabilidades humanas en estos desastres: por el calentamiento de la tierra y de las aguas debido a la contaminación, por la destrucción de recursos naturales y la deforestación salvaje, por la falta de previsiones habiendo medios, por la falta de inversiones para adoptar medidas protectoras, por la política que obliga a los marginados a levantar sus viviendas en zonas de alto riesgo,...

Tras las mediáticas tormentas Katrina y Rita que afectaron a parte de los Estados Unidos, ahora les ha tocado a Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Nicaragua, México, Colombia,...).

Tras el desastroso tsunami, han sucedido numerosas inundaciones en Asia, el terremoto en Japón,...destacando sobremanera el terremoto en Pakistán y alrededores (Jammu Kashmir, Afganistán, India) con más de 50.000 muertos. Aldeas arrasadas, escuelas y hospitales derrumbados, viviendas aplastadas,...¡Cuánto dolor, cuánto sufrimiento!

Para los problemas nuevos, que nos negamos a plantear y solucionar, se aportan los viejos remedios de la limosna. La limosna es ambivalente: blanquea las conciencias de las potencias internacionales, al tiempo que encubre las realidades, las desigualdades y las injustas estructuraciones sociales, económicas y políticas que están asolando continuamente  a esas sociedades que los terremotos rematan.

 

La tierra sigue girando como una rueda, como una rueda de molino que siempre aplasta a los mismos, a los pobres.

 

d.t.