Junio-2006

 

Seguimos con el “todo vale”…

 

Los hay que no se lo creen, o que alucinan en verso cuando se comenta una noticia de este tipo…Pero lo más extraño es que, incluso, son noticias que salen por la tele.

Te quedas mirándolos…¿Éstos serán colegas de este Planeta?...¿Dónde vivirán estos tíos…?

Y están los otros: esos tercos que no se cansan de insistir en que los acontecimientos no pueden pasar sin más, que es preciso analizarlos, hacerlos carne, hacerlos vida; que la historia no está escrita de antemano, que no es una apisonadora ante la que nada podemos hacer; es preciso reivindicar nuestro papel de protagonistas, aquí nos estamos jugando la vida muchas personas y muchos seres vivos,…

Bueno, pues echemos una miradita a cosas que pasan en nuestro mundo.

 

Lo primero naturalmente es el mundial de fútbol, ¡cómo no!. Del 9 de Junio al 9 de Julio, en Alemania. Miles de millones de telespectadores seguirán los 64 partidos. Se calcula que, el 9 de Julio, la tercera parte de la humanidad, 2.000 millones de personas estarán pendientes ante las pantallas. Y ninguna otra cosa contará para ellas. La competición actuará entonces como una formidable pantalla y ocultará cualquier otro acontecimiento. Para gran alivio de muchos gobiernos que también aprovecharán esa pantalla para ocultar algún que otro asunto escabroso.

Un deporte que fascina a las masas, las que a su vez interesan a los demagogos y a los publicistas. Más que práctica deportiva, dice I. Ramonet, es hoy un espectáculo televisado para un público muy amplio cuyas vedettes se pagan a precio de oro. La compra y venta de futbolistas refleja al Mercado Liberal: las riquezas están en el Sur pero se consumen en el Norte, el único que tiene los medios para comprarlas. Y ese mercado da lugar a formas modernas de trata de personas. Una cuña publicitaria de 30 segundos, el día de la final en televisión, costará 250.000 euros.

Tres millones de espectadores –mayoritariamente hombres- seguirán el evento en Alemania. Se estima que 40.000 mujeres serán “importadas” desde Centroeuropa y desde Europa del Este hacia Alemania para “servirles sexualmente”. ¿Comprar sexo se considera parte del deporte?... La industria alemana ha construido un gigantesco complejo prostitucional, en previsión del “boom comercial” que se producirá durante esta Copa del Mundo 2006. "El fútbol y el sexo van a la par", ha declarado el abogado del nuevo megaprostíbulo de 3.000 m2, capaz de acoger a 650 clientes masculinos, que ha sido levantado al lado del principal estadio de fútbol del Mundial en Berlín.

Según el diario Bild: Los burdeles alemanes están desbordados desde que comenzó el Mundial, con esperas de hasta dos horas.

Coalición Contra el Tráfico de Mujeres HA PROTESTADO ENÉRGICAMENTE: Comprar sexo no es un deporte. Es una explotación sexual que afecta física y psicológicamente a las mujeres, y que considera el cuerpo de la mujer como una mercancía que puede ser comprada y vendida…y reclaman a los equipos de fútbol y a los Organismos organizadores que se manifiesten públicamente contra la explotación sexual de las mujeres.

 

Una cadena de mentiras en torno a los viajes secretos de la CIA: El tema viene de muy atrás. Se denunciaron vuelos secretos de la CIA transportando posibles terroristas que después hacían desaparecer o eran ocultados en cárceles secretas, contra los derechos humanos, contra toda justicia y normas internacionales.

Pues bien, se detectó que muchos de esos vuelos hacían escala en Mallorca y algún otro aeropuerto español y desde aquí se organizaron secretamente varios de ellos. La cosa es muy grave.

El ministro Moratinos saltó como un resorte asegurando que Estados Unidos no ha practicado “ninguna ilegalidad” en España.

La Eurocámara eleva a 125 los vuelos de la CIA que hicieron escala en 10 aeropuertos españoles, entre 2002 y 2005.

El presidente Zapatero ha reiterado que el Ejecutivo no solo no autorizó, sino que no tenía conocimiento de que los supuestos vuelos de la CIA hicieran escala en España. Añadió que “Estados Unidos no nos ha aportado ningún tipo de información al respecto”. Y reconoció que “este tipo de vuelos son radicalmente incompatibles con los valores y principios en defensa de los derechos humanos y la lucha contra el terrorismo”.

En rueda de prensa, el parlamentario suizo del Consejo de Europa, Dick Marty  decía: El aeropuerto español de Palma de Mallorca formaba parte de la “telaraña” tejida por la CIA en el mundo para facilitar las transferencias “ilegales” de presuntos terroristas…En ese aeropuerto, equipos extremadamente bien entrenados preparaban sus misiones y regresaban para descansar…

En el informe de la Comisión Europea aparecen otros muchos países como Alemania, Chipre, Turquía, Reino Unido, Portugal, Grecia, Italia,…

El ministro español Alonso ha repetido: “No hay ninguna evidencia de que en el territorio español se haya cometido ningún tipo de ilegalidad de esta naturaleza”. Añadió que la Audiencia Nacional está investigando estas denuncias.

El gobierno estadounidense se ha declarado muy decepcionado por el tono y el contenido del informe del Consejo de Europa. Agregó que hay muchas acusaciones, pero no hay pruebas.

Pero el presidente de la comisión temporal del Parlamento Europeo, Carlos Coelho, insiste en que “la existencia de estas actividades de la CIA en Europa ha sido corroborada y probada”.

Curiosamente, cuando hace unos días una comisión de parlamentarios europeos visitó Estados Unidos para recabar información sobre el tema, representantes de la Casa Blanca le negaron toda competencia en el asunto y desestimaron sus opiniones.

El encargado de elaborar el informe del Parlamento Europeo, Claudio Faya, ha considerado probado que el espionaje estadounidense secuestró en territorio comunitario a sospechosos de terrorismo y los trasladó a países en los que se practica la tortura. Concretó que la CIA había realizado un millar de vuelos secretos en Europa. El informe recuerda que cooperar de forma activa o pasiva en detenciones secretas supone una violación de los derechos humanos y extiende la responsabilidad para los casos en que policías o agentes de los servicios secretos cooperen con las autoridades extranjeras o no impidan una detención de la que no tenga conocimiento el Gobierno al que pertenecen.

 

Bueno, ¿a quién tenemos que creer?. Tal vez da igual, porque bien sabemos que “entre bomberos no se pisan la manguera”. Terminarán lavándose la cara unos a otros, como ocurre en otras ocasiones. Desde Pilatos, “lavarse las manos” es una práctica muy común entre políticos.

Las Leyes suenan maravillosamente, las Declaraciones reconocen todos los derechos humanos habidos y por haber,…pero las prácticas desmienten las palabras y todos los escritos: la justicia no es igual para todos, la vida de todas las personas no tienen igual valor, ni siquiera todas las víctimas merecen igual respeto e importancia,…

El “todo vale” es un proceder que aprendieron los pobres y los marginados, pero no fueron ellos sus inventores. Dos ejemplos aparecen en nuestro comentario de hoy, dos acontecimientos repletos de corrupción, que se están llevando a cabo con la mayor naturalidad y con total impunidad.

  

d.t.