Junio-2005

Un mundo sin tortura es posible

ACAT Internacional

¿Es posible llegar a erradicar, un día, el azote de la tortura? Es muy difícil, excepto si se consigue que la población se conciencie masivamente en contra de la tortura. Y ¿por qué es esto tan difícil? Pues porque el germen de la tortura lo llevamos dentro todas las personas, y todas podemos, algún día, en determinadas circunstancias, llegar a ser torturadoras. Por ejemplo,

• Soldados franceses en los años 50, llegados a la guerra de Argelia, cometen actos que nunca hubieran creído ser capaces de realizar;

• Lo mismo, pero en el régimen de Pinochet en Chile, donde padres de familia, correctos con su esposa e hijos, llegaron a ser torturadores en su trabajo;

• ¿Por qué extraña razón, un miembro de la Resistencia francesa que vivió de cerca los asesinatos de ciudadanos perpetrados por soldados alemanes en 1944, puede, en 1955, en Argelia, ordenar él mismo el asesinato de ciudadanos árabes?

¿Es posible un mundo sin tortura? ¡Claro que es posible! Pero lo primero que es necesario es cambiar el “chip” de la población. Los gobiernos dominan los medios de comunicación, difunden la idea de que la tortura es mala pero que no lo es tanto cuando se aplica a los “enemigos”. Hacer excepciones a los Derechos Humanos es el primer objetivo de la ACAT y de las ONGs que luchan por la abolición de la tortura.

El día en que los gobernantes sepan dialogar con los grupos de la oposición, y las consultas y el diálogo popular primen sobre las imposiciones, no necesitarán la tortura como medio de gobierno para reducir a sus opositores o para arrancarles confesiones.

El día en que los ciudadanos y ciudadanas seamos capaces de reaccionar contra la tortura de una manera masiva y escuchemos más a las personas detenidas que denuncian tortura (los gobernantes siempre niegan que se dé en sus fuerzas de seguridad), se habrá iniciado la erradicación de la tortura.

La tortura, como la guerra, son quizá las lacras más perversas a erradicar.

 

Emili Chalaux, Presidente de ACAT-Catalunya/España ACAT, Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura, es una sociación ecuménica por la abolición de la tortura y las ejecuciones capitales. La ACAT-Catalunya/España es miembro de la Federación Internacional de la ACAT, que tiene estatuto consultivo ante la ONU, el Consejo de Europa y la Comisión Africana de Derechos de los Hombres y los Pueblos.