Abril-2001

 

El Plan Colombia: un Plan camuflado

 

La realidad latinoamericana está salpicada de múltiples acontecimientos, situaciones, luchas, represiones, etc. Sin embargo, con asiduidad aparecen comentarios en este espacio sobre el PLAN COLOMBIA. La explicación es sencilla: Es un plan asesino, que afecta a muchos países de latinoamérica, por no decir a todos...y, lo que es peor, es un plan ocultado, clandestino, traicionero, camuflado,..."UN LOBO VESTIDO DE OVEJA". Lo que viene a significar que roba vidas, pero antes mata las conciencias.

 

Hagamos un breve elenco, otro más, de noticias cogidas al vuelo y referidas al "prestigioso" Plan Colombia.

 

8 de noviembre del 2000

Detrás del petróleo colombiano: Intenciones ocultas

 

La administración norteamericana decide proveer a Colombia de 1.6 mil millones en helicópteros, equipamientos de comunicación, entrenamiento de combate y otras formas de ayuda. Es el Plan Colombia.

Toda esta ayuda es para un supuesto fortalecimiento de la capacidad de Colombia para combatir a los traficantes de drogas y a las guerrillas de izquierda que, dicen, les protegen. Pero otro objetivo oculto es proteger el acceso al más extenso yacimiento de petróleo del hemisferio occidental.

Poco conocido es el hecho de que el gobierno colombiano satisface la ganancia enorme y creciente de las compañías de petróleo norteamericanas. De acuerdo con el Departamento de Energía (DoE), el consumo de petróleo creció en 15% entre 1990 y 1999 pasando de 17 para 19.5 millones de barriles por día.

Durante el mismo periodo, la producción de petróleo de Colombia creció aproximadamente un 78%, la mayor parte destinada a los EE.UU. Hoy, Colombia es el séptimo suministrador más grande de petróleo a ese país. Esto requiere, pues, medidas de seguridad por parte de EE.UU.

 

 

Colombia :6 de diciembre del 2000

Denuncian 38.000 crímenes de lesa humanidad que permanecen en la impunidad

 

Con el objetivo, entre otros, de hacer tomar conciencia a la comunidad internacional de las dimensiones de un drama humanitario a menudo olvidado, una coalición de ONG colombianas y europeas de defensa de los derechos humanos hizo público, el miércoles, en el Parlamento europeo, un informe sobre los crímenes de lesa humanidad en este país latinoamericano objeto, desde 40 años, de una guerra civil extremadamente violenta. Algunas de las 38.000 graves violaciones de los derechos humanos han sido censadas.

"¿Cuando la comunidad internacional va a tomar conciencia de que en un sólo año, en Colombia, se cometen más crímenes que todos los que fueron cometidos bajo 17 años del reino de Augusto Pinochet? "

Y por cierto, esta cifra incluye tan sólo violaciones de las libertades fundamentales consideradas por las ONG's como "constitutivas de crímenes de lesa humanidad"; ejecuciones extrajudiciales (29.000), torturas (7.000), desapariciones forzadas (2.800); no contabiliza otras violaciones de los derechos humanos como las detenciones arbitrarias, los desplazamientos forzados de poblaciones, las amenazas e intimidaciones, etc... Las ONG's que redactaron el documento hablan de "un genocidio del movimiento campesino, del movimiento indígena, de los movimientos de trabajadores, de los movimientos cívicos regionales y de los movimientos políticos de oposición".

Ellas responsabilizan el Estado mismo de 80 por ciento aproximadamente de estos asesinatos, por medio del ejército o de los grupos paramilitares.

 

 

10 de enero del 2001

Fumigación en Colombia. Enloquecidos por la picazón

 

Desde que los campos de la coca en el sur de Colombia han sido fumigados con veneno como parte de la "guerra contra las drogas", un número de niños notablemente alto ha caído enfermo.

"Estoy realmente perplejo", dice un joven médico sobre sus propias consultas en el Centro de Salud de Aponte. Su sala de espera está llena de niños gritando. Tienen úlceras sobre todo su cuerpo.

Un muchacho joven se vuelve loco con la picazón. Pero el médico José Tordecilla tiene que enviarlo fuera con su madre. "Tengo solamente medicina para el diez por ciento de los niños. Sólo puedo tratar los casos peores."

Un poco después, en su consultorio, Tordecilla dice: "esto es una epidemia. Desde la fumigación de los campos del Resguardo Indígena de Aponte, el 80 por ciento de los niños de la comunidad han caído enfermos. "Esto es un drama médico: erupción, fiebre, diarrea e infecciones oculares - comenzó después de fumigar, porque antes de esa época sólo cerca del 10 por ciento de los niños estaban enfermos con las enfermedades normales como la gripa o de las paperas".

El 3 de noviembre la fumigación comenzó en el resguardo Indígena de Aponte, de 8,000 hectáreas, en el sur de Colombia. Por diez días sucesivos, las avionetas rociaron el área con las largas colas azul y blancas del herbicida. Tres avionetas acompañadas por tres helicópteros de combate aparecieron repentinamente sobre las montañas altas de los Andes.

"Usted piensa que ¿porqué desean envenenar nuestra agua?" nos pregunta el gobernador de Aporte, como si cualquiera supiera la respuesta.

El médico envió a las autoridades departamentales una solicitud de más medicina. Fue rechazada. Le dijeron que la enfermedad causada por la fumigación es una "mentira". "Parece como si todo mundo estuviera obligado a guardar silencio", dice el médico.

Más tarde, en Bogotá, llega a estar claro lo qué él quiso decir. "¡Mienten!", bufó el director de la Policía antinarcóticos cuando le pedimos el comentario sobre lo que hemos visto en Aponte.

"Usted no ha visto lo que usted ha visto. Nunca hemos fumigado allí."

Él no quiere ver el vídeo. Tan solo fotos de niños enfermos. "¡Es falso! La prueba que usted desea darme es falsa ", rabia el general Socha antes de que finalmente nos expulse de su oficina. "No venga aquí a traerme discusiones. No permito que usted me cuestione".

"¿Pero nunca comete errores?" quisiéramos saber. ¿Nunca fumiga cosechas legales, un bosque o una fuente del agua? "No, nunca, absolutamente imposible que incurramos en equivocaciones", dice al general. Primero se toman fotografías aéreas de los campos a fumigar. Después de eso, se toman las coordenadas. Y luego todo se observa con la ayuda de los americanos. "Han intentado denunciarnos por estas cosas", dice Socha. "Pero hay una convicción, nunca ha ocurrido". Cuando objetamos que el sistema judicial colombiano es muy lento, la emoción inunda al general:

"No sé quién es usted o el que le envió para lanzar dudas sobre nuestras autoridades. Usted socava nuestro estado de derecho".

Este reportaje es mucho más extenso y detallado de lo que aquí afirmo.

La embajada de los EEUU hizo hasta lo imposible para impedir que este

reportaje fuera publicado aquí en Holanda, sin embargo no pudo impedirlo.

Además de las fotos del periódico hay muchas más realizadas por el fotógrafo

donde se ve claramente el estado de la población.

En Colombia no hay ni la más mínima señal de conocimiento de esta noticia,

los diarios y canales de comunicación de radio y televisión no han hecho ningún pronunciamiento, como quien dice:

NO EXISTE, es como si la guerra que desangra a Colombia fuera solo una ficción.

 

 

 

Colombia: 11 de febrero del 2001

En venganza por la gran derrota de los paramilitares. Bombardeo militar contra población civil.

Cinco mil soldados apoyados por una docena de helicópteros Black&Hawk, bombardean en este momento la población civil y posiciones insurgentes guerrilleras en varias partes del departamento de Magdalena Medio, Río Cimitarra y el Sur de Bolívar. El Comité de DD.HH. en Barrancabermeja rechaza la arremetida militar. La califica como "una retaliación" por las derrotas paramilitares, causadas por la guerrilla de la las FARC y ELN el 20 de enero en ese territorio y para "sabotear la estabilidad de la Zona de Encuentro" con ELN.

El mando de los 110 paramilitares, situados en cinco bases, era un miembro del grupo Contraguerrilla del Ejército. Paramilitares eran militares y policías.

Comprobamos un Retén paramilitar con aval militar: "En el caserío de El Tigre", decían, "hay un retén paramilitar funcionando día y noche que cobran a todo pasajero un impuesto por lo comprado en Barrancabermeja o por productos que llevan a Barranca". Los paramilitares tenían a todos los campesinos bloqueados desde el 3 de diciembre sin mercadería y medicamentos. Los campesinos sufren de paludismo y dengue por falta de medicinas.

 

 

Colombia: 3 de marzo del 2001

En lo que va de año han sido asesinados 18 sindicalistas y varios han desaparecido

 

El Departamento de Derechos Humanos de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia -CUT-, denuncia ante el movimiento sindical ONG`S nacionales e internacionales, nuevos crímenes contra el sindicalismo que enluta y deja familiares, viudas, viudos y huérfanos, confundidos por consecuencia de actos de barbarie que son llevados a cabo por quienes sin reflexión civilizada violan los derechos humanos en Colombia, en lo más preciado, como es no respetar la VIDA.

1) El día 8 de enero de 2001 fue asesinado Alfredo Florez y el 11 de febrero del presente año, Raúl Gil. Afiliados al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Palma, filial CUT. Asesinados por paramilitares en Puerto Wilches, Santander.

2) El día 16 de febrero de 2001, fue asesinado en Barrancabermeja, Santander, Julio Cesar Díaz Quintero, afiliado al Sindicato de Trabajadores del Seguro Social. Asesinado por paramilitares.

3) El 18 de febrero de 2001, fue asesinado el compañero Cándido Méndez, en el municipio de Chiriguaná, departamento del Cesar. Afiliado al Sindicato de Trabajadores de la industria minera y energética.

5) El 22 de febrero del presente año, fue asesinado Edgar Manuel Ramírez Gutiérrez, Vicepresidente del Sindicato de la Electricidad de Colombia. El compañero fue secuestrado por paramilitares el día 21 y fue encontrado muerto al día siguiente en el municipio de Concepción, departamento del Norte de Santander.

6) El día 23 de febrero de 2001, fue asesinado en la ciudad de Barranquilla, departamento del Atlántico, Lisandro Vargas Zapata. El compañero dirigente sindical era afiliado a la Asociación de Profesores Universitarios. Amenazado y asesinado por los paramilitares.

7) En Barrancabermeja, Santander, el día 23 de febrero del presente año, fue víctima de desaparición forzada el compañero Julio Cesar Jaraba. El compañero es afiliado al Sindicato de Trabajadores del Seguro Social.

En lo transcurrido del 2001, son 18 los asesinatos a lideres sindicales y la impunidad es el elemento de mayor gravedad que nos indica que los crímenes continúan.

 

 

24 de marzo del 2001

Naciones Unidas: Censura enérgica a DD HH en Colombia

 

Las matanzas, los secuestros y las torturas configuraron violaciones "graves, masivas y sistemáticas" de los derechos humanos en Colombia el año pasado, afirmó ayer en un informe la titular de derechos humanos de las Naciones Unidas. Mary Robinson dijo que los ataques de los paramilitares, principalmente a campesinos y sus hijos, se caracterizaban "por una crueldad deliberada y extrema, incluyendo atrocidades flagrantes". Simultáneamente hay evidencias de que miembros de las fuerzas de seguridad fueron responsables por la "matanza social" de pueblos indígenas y desamparados, dice el informe de 58 páginas.

"Se han reportado numerosos casos de tortura con propósitos de castigo o intimidación", dijo Robinson, Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos. "Muchos de esos muertos... por miembros de los paramilitares han sido torturados primero por sus captores, a menudo en forma atroz". La funcionaria también documentó un elevado número de desapariciones, impunidad y violaciones de mujeres y niños. Se calcula que 12 niños mueren violentamente cada día en Colombia, afirmó.

Décadas de violencia en Colombia protagonizadas fundamentalmente por tropas del gobierno, bandas de narcotraficantes y paramilitares derechistas han desplazado a más de un millón y medio de personas y han dejado decenas de miles de muertos.

 

 

Ecuador: 29 de marzo del 2001

Los problemas de Colombia cruzan la frontera

 

Analistas y políticos ecuatorianos se oponen a la regionalización del Plan Colombia contra las drogas, que es el objetivo de la Iniciativa Andina anunciada por el secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, pese a que el canciller Heinz Moeller maneja otra interpretación.

Las consecuencias del combate contra el narcotráfico en Colombia se sienten en Ecuador. La fumigación de plantaciones de coca en el sur de aquel país llega a territorio ecuatoriano, aseguraron los habitantes de General Farfán, una localidad cercana a la frontera.

''Siete avionetas, resguardadas por helicópteros, realizaron una fumigación intensiva", y el producto empleado "llovió sobre cultivos" en Ecuador, dijo a IPS un campesino de la zona de General Farfán, Pedro Samaniego. "No fue la primera ni será la última vez" que eso ocurra, afirmó.

Muchos agricultores ecuatorianos dicen que los herbicidas utilizados contra la coca atacan sus cosechas y podrían producir un éxodo de campesinos de la región.

''La fumigación está afectando también al ganado y a la gente. Todo mi maíz, mi yuca y mis plátanos se secaron. ¿Con qué voy a alimentar a mi familia?", se preguntó José Melo, otro vecino de la provincia de Sucumbíos.

 

 

Colombia: 3 de abril del 2001

Operación de exterminio de profesores y estudiantes universitarios

 

Diferentes organizaciones populares y de derechos humanos de la ciudad capital del departamento del Atlántico, denunciaron ante la comunidad nacional e internacional, la grave ola de violaciones a los derechos humanos que se viene presentando en la región en los últimos meses y que se ha agravado alrededor de un grave conflicto laboral y académico que se vive en la Universidad del Atlántico.

A la denuncia acompañan una lista con decenas de nombres y apellidos de estudiantes y profesores amenazados, secuestrados y asesinados desde Julio del año pasado.

 

 

Ecuador: 7 de abril del 2001

EE.UU comienza los trabajos para convertir la base de Manta en el centro logístico del Plan Colombia

 

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos cerrará el aeropuerto local en pocos días por trabajos de renovación de $65.3 millones, añadiendo así nuevos elementos al amargo debate acerca del papel de Ecuador en el combate regional en el Plan Colombia.

Oficialmente, el gobierno dice que la pista no es más que una "estación de servicio" para varios aviones espías de los que usa el Pentágono para monitorear vuelos clandestinos con drogas en los Andes, pero muchos aquí lo ven como una amenaza para la soberanía nacional que puede arrastrar a Ecuador aún más allá de la guerra anti-droga de la región.

"La base representa una provocación y nos involucra en un problema que no es nuestro" dice el Vicepresidente Antonio Posso, segundo cargo más importante en el Congreso, cuyo partido izquierdista Pachakutik llevó a los tribunales la operación Manta.