Noviembre-2001

 

Hay momentos en la Historia que los acontecimientos se pisan unos a otros,

que los sentimientos se entrecruzan, que las ideas parecen fatigarse

y sólo queda lugar para hacer interrogantes y más interrogantes.

¡¡ Pero qué está pasando ¡! Es preciso estar alerta.

Intentemos asomarnos a la realidad latinoamericana

a través de alguno de sus países.

 

América Latina preocupa

COLOMBIA: Algunos detalles que nos ayudan a conocer la situación

En el año 2000 hubo 548 masacres, 800 desaparecidos, 318.000 desplazados y 2.700 casos de secuestro.

De las 30.000 muertes violentas en el año pasado, 3.600 tienen relación con la violencia política.

El aumento de las masacres y del desplazamiento forzado de personas por razones del conflicto, así como el incremento de acciones armadas contra la población civil son, entre otros, los aspectos más preocupantes que han sucedido durante tres años de la administración del presidente Andrés Pastrana en materia de derechos

Asesinan a Fiscales.

Después de la masacre perpetrada en el corregimiento de Chengue, en la que el pasado 17 de enero fueron asesinadas 27 personas en estado de indefensión por 80 paramilitares, le correspondió dirigir las diligencias a la fiscal especializada de Sincelejo, Yolanda Paternina Negrete. Comenzaron el registro de fincas y la fiscal ordenó el ingreso en la finca donde se encontraban los 80 paramilitares o miembros de las llamadas “autodefensas”. El capitán Martínez, encargado de la seguridad, se negó a ayudar, por lo que se interrumpió la diligencia y la captura de los asesinos.

Gracias a la investigación de la fiscal Paternina actualmente hay cinco personas vinculadas al proceso penal, y siete miembros de las Fuerzas Armadas investigados disciplinariamente. La fiscal empezó a recibir amenazas de muerte. El 19 de septiembre, en momentos en que se disponía a subirse a un vehículo, dos sicarios interceptaron a la fiscal Paternina, la llamaron por su nombre y la asesinaron.

El día 11 de julio de 2001 fue asesinado MIGUEL IGNACIO LORA MENDEZ, hecho cometido por paramilitares en la Ciudad de Montería, Departamento de Córdoba. El compañero estaba en compañía de su esposa CLEMENCIA DEL CARMEN BURGOS, quien resulto gravemente herida. Los dos eran Fiscales que investigaban las redes locales de financiación de las AUC y estaban afiliados a la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial.

El día 28 de julio de 2001 fue asesinada la Fiscal especializada María Helena Ortiz, de 6 tiros en la cabeza, en momentos en que salía de una clínica de la ciudad de Cúcuta, Departamento de Santander. También investigaba a las paramilitares AUC de Norte de Santander y estaba afiliada a la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial

EE. UU. contrata a mercenarios y paramilitares

La empresa Dyncorp, por ejemplo, trata de evitar la legislación USA y los controles parlamentarios, legalizando sus actividades en Colombia como empresa de origen británico.  

El piloto Carlos Weiss recibió con alguna sorpresa la llamada a su teléfono privado en Lima: era procedente de Miami. ¿Todavía le interesa participar en las operaciones militares en Colombia? Era la llamada que esperaba desde hacía varios días.

En las últimas semanas había circulado el rumor entre pilotos retirados de los ejércitos de Perú, Argentina y tres países centroamericanos de que una empresa formada también por militares retirados de los Estados Unidos, Dyncorp, contrataría mercenarios para entrenar las tropas colombianas.

Desde hace siete años el Departamento de Estado de los Estados Unidos inició un programa de contratación de empresas privadas de entrenamiento militar para operar en Colombia. Dyncorp administra al menos dos programas en Colombia, Colar (Colombian Army) y Helas (Helicopter Assimilation-UH-IN). En su labor ha contratado casi un centenar de pilotos.

Desde la aprobación del Plan Colombia, el Congreso de los Estados Unidos limitó la presencia de militares de ese país en Colombia a 500 y un máximo de 300 contratistas privados. La práctica de subcontratar la guerra en Colombia se ha replicado, y ya empresas nacionales de helicópteros vinculan pilotos comerciales para operar en las zonas de conflicto.

Pastrana declara guerra total contra ELN

Un paso mas hacia la guerra. Así califica una gran parte de la sociedad colombiana la decisión del presidente Pastrana de romper las conversaciones de paz con el grupo guerrillero del Ejercito de Liberación Nacional, ELN y declarar guerra total contra este grupo insurgente. El día anterior, Piliph Chicola, secretario de Estado norteamericano para asuntos andinos, había cuestionado el proceso de paz con ELN y FARC.

El vicepresidente y ministro de defensa, Gustavo Bell, anunció en el día del reservista, junto con la cúpula militar y un representante de EE.UU. que el país se esta preparando para una guerra total. Fernando Tapia, jefe de las FF.MM. dijo en su charla que el próximo paso puede ser la movilización de 400.000 reservistas, convirtiendo el país a un campo de batalla.

Los cinco candidatos presidenciales, incluyendo Luis Eduardo Garzon, ex-presidente de la CUT (central obrera), exigen mano dura contra ELN, segundo grupo guerrillero en Colombia.

"En los últimos tres años se han incorporado a las filas del ejército más de 30.000 nuevos soldados profesionales, un incremento equivalente al 150 por ciento", afirmó el ministro de Defensa Gustavo Bell Lemus. "Adicionalmente, señaló, en los próximos cuatro años se busca incorporar anualmente 10.000 nuevos soldados regulares, lo que significa que el número de estos soldados pasará de 57.000 a 103.000, incremento equivalente al 81 por ciento”. En total habrá el año 2004 1700.000 hombres en sus filas. Esta es la mejor inversión para el país, hizo entender el ministro que también avisó nuevas compras de helicópteros para las FF.MM.

Al mismo tiempo se avisa que en once departamentos se cortará la luz porque las autoridades en una tercera parte del país no han pagado las cuentas a las empresas electrificadotas, ya en manos privadas. También las autoridades del sector de salud hablan de un cierre inminente de miles de clínicas y hospitales, tanto públicos como privados.