Diciembre-2001

 

Te felicito América Latina,...con lágrimas en el corazón

 

 

Busco en lo más profundo de mi corazón fuerza para felicitarte, América latina.

Os debo mis felicitaciones, porque he vivido en vuestro seno y conozco vuestro espíritu de lucha, de sufrimiento, de afectividad, de ternura, de martirio, ...

Os felicito, aunque maldiga a los paramilitares que recientemente asesinaron al sindicalista colombiano Aury Sará Marrugo y su escolta Enrique Arellano, y a otros 147 dirigentes sindicales asesinados durante este año 2.001. Nuestra condolencia para su esposa e hijas, familiares y amigos, a quienes en el fondo les envidiamos por haber convivido al lado de semejantes personas. Lo mismo cabe decir de los asesinatos de centenares de estudiantes y profesores de Bogotá, Barranquilla y Cesar, líderes comunitarios y habitantes de barrios populares, o defensores de los Derechos Humanos masacrados o desaparecidos.

Os felicito pueblo argentino, aunque maldiga a tantos gobiernos corruptos, derrochadores, aliados con el Imperialismo y sus multinacionales, que os fueron sumiendo cada vez más en la miseria y utilizando vuestro nombre en vano.

Os felicito, aunque maldiga a los sicarios y paramilitares que recientemente masacraron a más de 20 campesinos bolivianos, que como otros muchísimos campesinos latinoamericanos sólo pretendían sobrevivir ellos y sus familias.

Os felicito, aunque como reconocen las Naciones Unidas y el Defensor del Pueblo, “en la mayoría de las 174 cárceles de Colombia se violan flagrantemente los derechos constitucionales y humanos, lo que las convierten en infiernos”: heces en alimentos; detenciones de 36 horas que pasan de 12 meses; 115 personas hacinadas en una habitación; presos viviendo a la intemperie o en casas de cartón en los patios, o en los túneles de los desagües por no tener dinero,...

Os felicito, aunque Chile, por poner un ejemplo, con gravísimos problemas sociales, tenga el gasto militar más alto de la región y el más bajo para las necesidades de salud.

Os felicito, aunque Estados Unidos esté preparando una estrategia antiterrorista para el Hemisferio Occidental enfocada principalmente a Colombia, para encarar la violencia indiscriminada en el continente americano, pensada también para el resto de los países de la región andina. Para ello creará un "Comando para las Américas" que se encargaría de la seguridad continental. Según Taylor, "los horribles atentados nos recordaron que nuestro país y el Hemisferio ya no son seguros frente al terrorismo internacional. Y aunque estamos seguros de que estos ataques se originaron en Afganistán, con Osama Bin Laden y Al Qaeda, tenemos que admitir que las amenazas contra nuestros ciudadanos e intereses pueden venir desde cualquier frente".

Os felicito, aunque las masacres de campesinos colombianos por parte del ejército y paramilitares no cesan, como las recientes de 11 en Cocorná, de 4 en el municipio de San Carlos,...

Os felicito, aunque asistamos a una nueva ola de asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez. En seis años, 255 mujeres de 15 a 22 años han sido violadas, torturadas, asesinadas y abandonadas al borde del desierto en Ciudad Juárez, sobre la frontera mexicano- estadounidense. Se trata de una zona de plantas de montajes, 378 “MAQUILADORAS”, filiales de las empresas más poderosas del mundo (General Electric, Thomson, RCA, Dupont,...) que emplean a 250.000 obreras (solteras provenientes de las zonas más pobres de México, que cobran 10 dólares por día) y exportan cada año más de 60 mil millones de dólares. Sólo en este año hubo 4.540 quejas por violaciones, según la asociación Casa Amiga, pero ni un solo arresto.

Os felicito, aunque lamentemos que nuestra especie humana no haya aprendido aún, a través de los siglos, a «sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquier ser humano en cualquier parte del mundo». En España, al igual que en otras partes, creen que en Colombia andan mal las cosas sólo cuando secuestran como ahora a dos españoles. Desconocen, y mucho menos sienten, que sólo en Octubre de 2001 fueron asesinados: Octavio Sarmiento (exparlamentario), Jairo A.Fajardo (secretario del PCC), Elías Marín (Alcalde de Cartagena de Chairá) y cuatro acompañantes,  Camilo Zuluaga (Dirigente de la Juventud Comunista en Tolima), Jesús Arias (militante) y Marcos Martínez (dirigente), Julian Rodríguez (militante comunista de Barrancabermeja), Nelson Tovar (Secretario de Agricultura en Tolima), varios dirigentes sindicales, 200 campesinos... Y todo esto en un solo mes.

Os felicito, aunque maldiga a los países y organismos que os asfixian con la Deuda Externa. América Latina pasó de 588 mil millones de dólares en 1994 a 813 mil millones en 1999, es decir, que se incrementó en 38%, llegando a representar el 42% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región. La deuda no disminuyó a pesar de haber transferido desde el año 80 al 90 una cantidad de 238 mil millones de dólares a sus acreedores, sobre todo a EE.UU.

Os felicito, Latinoamérica, por tantas veces como habéis sido SIGNO DE ESPERANZA para el resto del Planeta.

¡FELIZ NAVIDAD, PUEBLOS DE AMÉRICA LATINA!

d.t.

 

 

 

 

 

 

 

 

"No pedimos al pueblo que tenga sueños, sino que sencillamente despierte", se puede leer en el límite de Santiago Centro con el barrio Brasil, por el paseo Huérfanos. Y un poco más allá: "¿Cómo se mantiene el sistema? Es simple: Todos lo sostenemos". Incluso los irónicos tienen un espacio: "La libertad termina cuando se acaba la cerveza".

Lagos, el pueblo tiene hambre".

 

El vacío en la cabeza y el vacío en el estómago se anulan mutuamente y dejan en su lugar una gigantesca nada que ni siquiera tiene nombre

Con el hambre es distinto. No existe retórica que la disminuya. En Chile, el hambre no equivale a no comer nada, sino a una sensación constante, indiscutible, que se intenta aliviar alimentándose poco o mal, un día sí, otro no, y de esa manera sumar semanas a la angustia de esperar algo que ni siquiera la imaginación puede anticipar. El hambre implica una lucidez extrema y tortuosa, una soledad en medio de la multitud que profundiza aquel silencio oculto detrás del bullicio: No hay respuestas.