Septiembre-2002

 

Como siempre, es difícil seleccionar noticias y acontecimientos

en América Latina, porque hay para dar y vender.

Desde nuestra perspectiva hay unas líneas generales, concatenadas entre sí y

todas ellas diseñadas por los poderosos del Norte, (suena mejor Imperialismo)

que nos aportan pistas para entender aquella situación: Plan Colombia, ALCA,

fenómenos económico-social de Argentina y Brasil,

medidas de control de los gobiernos del Sur, red de instalaciones militares estratégicas de EEUU y hechos puntuales para atraer la atención.

También están las luchas del pueblo y, sobre todo, las masacres del pueblo.

 

 

Me cuentan…que es verdad

Ø       Me cuentan que es verdad que en Campo Grande (Brasil), un grupo de 300 indios de la nación guaraní-caiovás están dispuestos a realizar un suicidio colectivo, si son desalojados por la fuerza policial de la Fazenda Fronteira, situada en el municipio de Antônio João, frontera con el Paraguay, en el extremo sur de Mato Grosso do Sul. Desde hace tres años ocupan ese lugar porque aseguran que las tierras pertenecían a sus antepasados y no pueden ser propiedad de los hacendados. Durante el tiempo de ocupación, los indios fueron amenazados de desalojo varias veces y la Justicia Federal resolvió dar un plazo definitivo de desalojo.

Ø       Me cuentan que es verdad que en Argentina, los aborígenes mapuches están pidiendo una investigación sobre las causas de las malformaciones de fetos humanos y en las crías de animales que se están produciendo en su zona durante los últimos años. Sospechan de la contaminación petrolera, de los residuos de la actividad petrolera, que lleva a cabo en esa zona de Loma de la Lata la petrolera Repsol-YPF. La citada empresa, con el lenguaje común de todas las multinacionales, afirmó “lamenta la situación… y que no existe de momento ninguna comprobación científica que permita relacionar tales hechos con la actividad desarrollada por la empresa en el yacimiento de Loma de la Lata”.

Ø       Me cuentan que es verdad que, según informe de Amnistía Internacional, en  comisarías de (Belo Horizonte) Brasil descubrió condiciones extremas de miseria y hacinamiento, falta de atención médica e indicios de corrupción entre los guardias penitenciarios, que extraen con extorsión dinero de los detenidos, desesperados por obtener artículos de primera necesidad -como alimentos y medicinas- y por que los trasladen a otro lugar: 34 detenidos apretujados en calabozos construidos para cuatro personas, celdas sin ventanas de las que sólo les permiten salir una hora cada 15 días, un hacinamiento del 1000%, presuntos torturadores que llevan más de 30 años operando con impunidad... «Pese a las reiteradas denuncias que han hecho las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos y el relator especial de las Naciones Unidas sobre la cuestión de la tortura, las personas recluidas en estas comisarías de policía continúan soportando condiciones infrahumanas -que bien podrían describirse como de muerte en vida- que los despojan de la humanidad más elemental», dice Amnistía Internacional.

Ø       Me cuentan que es verdad que Indígenas bolivianos han puesto en jaque al gobierno.  En estos días llegarán a La Paz 7 columnas con 8.000 indígenas provenientes de diversas regiones del país, después de una marcha que dura ya un mes. En defensa de sus derechos, las organizaciones campesinas exigen que el congreso apruebe la introducción de una Asamblea Nacional Constituyente en el texto de la Constitución Política del país. Simultáneamente, se inició una huelga de hambre en La Paz. En definitiva, quieren participar en la Reforma Constitucional que proyectan los partidos políticos y el gobierno e incluir las sugerencias y demandas de las organizaciones que representan genuinamente a los campesinos e indígenas del país, es decir, a las mayorías nacionales. Se oponen a las previstas reformas agrarias que ellos consideran lesivas y que sólo favorecen a los grandes propietarios de tierras.

Ø       Me cuentan que también es verdad que en Naciones Unidas poderosos gobiernos y corporaciones transnacionales están pugnando precisamente por la desaparición del llamado Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas, debido a que este Grupo  se ha convertido en el principal foro internacional de denuncia de las violaciones de los derechos humanos de los pueblos indígenas. La supresión del Grupo es deseo de numerosos gobiernos occidentales, con Estados Unidos, Canadá y Australia a la cabeza, seguidos por gran parte de naciones europeas  y secundados por otros como  China y la India. Estos gobiernos argumentan que aumenta el gasto y hay duplicidad con el FPPI (Foro Permanente de los Pueblos Indígenas. ¿Acaso le han asignado al FPPI ni un solo dólar de presupuesto para funcionar? ¿Con qué lógica, entonces, estableció ese Foro la ONU?

Ø       Me cuentan que es verdad que en Colombia están ocurriendo cosas muy graves y diciendo mentiras muy gordas. El nuevo presidente Álvaro Uribe, que ganó con el 53% de los votos, en realidad no representa ni siquiera a una cuarta parte de la población (hubo un abstención superior al 52%), pero supo explotar el hartazgo de los colombianos ante la violencia y el miedo de las clases medias a las guerrillas: Se presentó como el candidato de la guerra, que recuperaría la autoridad del Estado, que desalojaría a los guerrilleros, que incrementaría el ciento por ciento los efectivos militares y que crearía una red de soplones pagados para auxiliar al Ejército y la policía. Todo esto sin contar con los cientos de asesores estadounidenses y el equipamiento con tecnología militar de punta que ha recibido. Y para que se acaben las dudas sobre el Plan Colombia, por fin los EEUU, a través de un documento del Departamento de Estado, explicitaron los objetivos: "Para ayudar a Colombia a ganarles la guerra a las guerrillas, Estados Unidos debe proveerles a los colombianos la ayuda necesaria". Quieren la guerra total, el dominio total, y para ello EEUU está presionando al resto de gobiernos vecinos para intervenir: El Ejército de Chile estudia una operación militar para intervenir en Colombia, al igual que el Ejército de Brasil y de Perú. Según el Director del Red Táctica, José Miguel Pizarro, “se espera que Argentina participe reforzando con batallón y Uruguay con otro batallón de infantería”. Ecuador también tendría unidades de infantes de marina en la frontera con Colombia. La guerra se ha encarnizado: LOS BOMBARDEOS SE SUCEDEN. Hay nuevos proyectos de Normas que revitalizarán a los paramilitares (famosas “Convivir”) y retoman el conocido decreto 356/1994 de su fundación. No son guerrilleros las únicas víctimas, sino muchos civiles, defensores de derechos humanos (como OSWAL MORENO IBAGUE asesinado el pasado 3 de septiembre), dirigentes sindicales (como JESUS MUNERA LOPEZ asesinado el pasado 31 de agosto),… La prueba de buen proceder la hemos conocido a finales de agosto: Estados Unidos ha pedido a Colombia inmunidad para sus soldados. ¿Acaso se podrá negar el Sr. Uribe, cuando su país depende en gran medida de la ayuda estadounidense para la guerra?. EEUU quiere la inmunidad de sus soldados frente a la reciente Corte Penal Internacional, es decir, que “se autorice que cualquier persona de ciudadanía estadounidense realice actos de genocidio o cometa impunemente en Colombia crímenes de guerra o de lesa humanidad”(1).

d.t.

(1) Comisión Colombiana de Juristas.