Noviembre-2002

 

Latinoamérica se abriendo paso en nuestro mundo.

Es mucho lo que allí se está moviendo: protestas contra el ALCA,

resultados inesperados en las elecciones (Brasil, Ecuador,…),

revueltas y contrarrevueltas (Venezuela, Colombia, Bolivia,…).

Y no olvidemos que Latinoamérica siempre ha sido históricamente

punta de lanza en movilización y cambio sociales.

 

América Latina: La cosa está que arde

ALCA:
Ministros de Comercio y Exteriores de 34 estados americanos han participado en la VII reunión negociadora para la creación del Area de Libre Comercio de las Américas, ALCA, un organismo que en Latinoamérica es visto con desconfianza, incluso con abierto rechazo, por quienes temen que se convierta en un instrumento de colonización en manos de los Estados Unidos de América. Las críticas alcanzan al fondo y a la forma. Los documentos a debate son secretos y no se han establecido fórmulas de ratificación popular de los acuerdos finales para la integración de los estados en el ALCA, lo que resta legitimidad democrática a este proceso. (1)

Pero en los contenidos se encuentra el auténtico caballo de batalla de este debate. En América Latina se encuentran el 23% de los bosques y el 50% de las especies animales y vegetales del planeta, y una de las principales fuentes de petróleo de que se nutre la industria de EEUU. Esa rica biodiversidad es la que pretenden controlar la Administración estadounidense y las grandes empresas farmacéuticas y de biotecnología. Y es ahí donde el ALCA representa el mayor riesgo para los países latinoamericanos, que con su pertenencia a este organismo ven peligrar su soberanía alimentaria: «se trata de un mecanismo para asegurar a las grandes transnacionales con sede en EEUU el acceso a los recursos estratégicos del sur del continente en términos de biodiversidad, agua, minerales y combustibles fósiles». (2)

ALCA, deuda externa y militarización son tres "ejes estratégicos complementarios de un solo proyecto de expansión y de consolidación del imperio norteamericano" (Declaración de Jubileo-Sur Américas). Esto porque, en primer lugar, el ALCA intenta "crear un bloque regional dominado por Estados Unidos, capaz de enfrentar la competencia de la Unión Europea y del bloque asiático en la disputa por la hegemonía económica, geopolítica y cultural del mundo". Además, porque la deuda externa cumple también un papel de "apropiación de los excedentes de los países latinoamericanos por la vía financiera". Y porque la militarización es, a su vez, una "garantía armada de la hegemonía hemisférica y global de Estados Unidos".

OTRAS NOTICIAS DE A.L.

BRASIL: La victoria del líder brasileño Luis Ignacio Lula Da Silva, ex obrero metalúrgico y líder histórico del Partido de los Trabajadores (PT),  en las elecciones presidenciales de Brasil ha tenido mucho eco en todo el mundo. “Los brasileños nos han dado un ejemplo de coraje y de sentido común. Votaron contra el miedo y votaron por el cambio”, dijo Galeano en una entrevista de prensa, aludiendo a la inestabilidad preelectoral de los mercados, que llevaron la moneda a su mínimo histórico. “Los dueños del poder universal, los que tienen la sartén por el mango, se llaman a sí mismos 'el mercado' y 'comunidad internacional'. Son sus nombres artísticos. Los brasileños no se asustaron con las amenazas y las extorsiones del mercado. La gente votó sin pedir permiso”, declaró.

Para el escritor, la llegada de Lula al gobierno de la primera economía latinoamericana se entiende por el avance de movimientos sociales como el de los 'Sin Tierra' brasileño, y por otras experiencias similares que se están desarrollando en América Latina. 'En muchos lugares, la gente se está escapando de las tribunas y está invadiendo la cancha. En una democracia, cuando es verdadera, la gente no asiste al partido. Lo juega', dijo. Pero a pesar del poderío de Brasil, para cambiar ese país al que Galeano califica como 'el más injusto del mundo', Lula necesita de una unidad latinoamericana que debe dejar el terreno de los discursos políticos para volverse una realidad, indicó. 'El gobierno de Lula va a depender mucho de que la unidad latinoamericana deje de ser un proyecto nebuloso y una fuente de discursos bobos. Ojalá el ejemplo brasileño actúe de catalizador de esa unidad necesaria. Porque también el Brasil la necesita', señaló. 'Brasil es un país enorme, importante, la décima economía del mundo y etcétera, etcétera, pero en estos últimos años ha vendido mucha soberanía a precio de banana, y ahora está tan sometido a la esclavitud por deudas como los países chicos que ni figuran en las estadísticas', agregó.

URUGUAY: El pueblo latinoamericano abre una nueva etapa en su lucha histórica contra el imperialismo y el sistema capitalista. Las expresiones de resistencia al hambre y la entrega de los gobernantes se multiplican y la crisis financiera acelera el final de un modelo.                                                                                          Uruguay como el resto de países latinoamericanos se encuentran en peores condiciones que años atrás. Su deuda externa ha crecido, y aunque se halla vendido todo el continente al mejor postor, nada queda de ese dinero (el endeudamiento de la región hasta el 31 de diciembre era de 725.671 millones de dólares y la tabla de posiciones: 1° Brasil: $ 226.036, 2° $ México: 144.534, 3°$ Argentina: 139.783). La voracidad neoliberal con las transnacionales a la cabeza han arrasado. La población pobre ha visto crecer su miseria. La marginación crece en todo el Continente.                                                                                   La política del gobierno uruguayo se inscribió de lleno en la orientación del modelo neoliberal. Por más de dos décadas fue avanzando en un mismo sentido: seguir las indicaciones provenientes de los organismos internacionales como el FMI, Banco Mundial, OMC, BID. Se privatizaron varias empresas, y se privilegió el ALCA, al sector financiero y las políticas de las empresas transnacionales. La escasa productividad con la fuerte dependencia de capitales extranjeros dio como resultado una política de hambre para el pueblo y concentración económica mayor para los dueños del país. Hoy Uruguay se encuentra en bancarrota.                               Y ha explotado la “burbuja” financiera y los países se han vaciado de divisas. Se devaluaron las monedas locales, las inversiones son menos rentables, la producción baja, la desocupación aumenta, como aumenta el hambre (la mitad de los uruguayos desempleados o con problemas de trabajo, cerca de un tercio de la población sin acceso a una canasta básica…), pero también la resistencia (huelga estudiantil que involucra a 66 mil estudiantes) (3).

GUATEMALA: La decisión tomada por una corte de apelación de Guatemala de anular todas las condenas en el caso del asesinato del obispo Juan José Gerardi  representa un grave retroceso para la justicia en el país, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

«La indignación que sienten las organizaciones de derechos humanos de Guatemala es una respuesta justificada ante una decisión que muestra total desdén por los años de lucha para obtener justicia en el país», ha dicho Amnistía Internacional. Por lo menos nueve testigos relacionados con el caso fueron asesinados y varios profesionales del derecho se vieron forzados a huir del país. Monseñor Juan José Gerardi encabezó la investigación sobre los abusos que se cometieron durante los años del conflicto. Monseñor Gerardi fue asesinado a golpes en abril de1998, dos días después de presentar las conclusiones del proyecto de investigación.

Durante La reciente visita de la Representante de Naciones Unidas en materia de derechos humanos, Hina Jilani, ha conocido de los 155 hechos que amenazan la vida e integridad física de los activistas de derechos humanos y de la impunidad que favorece a los corruptos militares y funcionarios del Gobierno, así como del incumplimiento de los acuerdos de paz. Los represores de ayer son los gobernantes de ahora.

HONDURAS: La reciente ola de preocupación internacional sobre los asesinatos de más de 1.400 niños y jóvenes de la calle en Honduras desde 1998 ha producido la primera acción concreta con el arresto de un policía acusado de uno de los asesinatos. Diversos colectivos están exigiendo sentencias  condenatorias.

BOLIVIA: De una y mil formas, poderosas empresas transnacionales (Bechtel Corporation, Allied Délas, Enron, Shell,…) están saqueando Bolivia. Unas, sin el menor rubor o decoro, recurren al fraude y al dolo, se hacen de contratos onerosos y cogen millones en un abrir y cerrar de ojos. Otras, más cautelosas y avezadas, fabrican ventajosos contratos con el Estado, juegan con la contabilidad y los números, y toman las riquezas naturales del país a cambio de migajas. Mientras tanto, Bolivia se empobrece y ve esfumarse sus riquezas naturales no renovables sin mayor beneficio para su población, considerada como la más pobre y postergada de Sudamérica.

En todos los casos, según la información disponible y conocida públicamente, las transnacionales (que operan bajo la venia del Banco Mundial y del FMI) han obrado de mala fe, han intentado esquilmar al endeble Estado boliviano, aprovechándose de sus debilidades y de la extendida corrupción entre las autoridades. Actualmente controlan los hidrocarburos, las telecomunicaciones, ferrocarriles, el transporte aéreo y la generación y distribución de electricidad. Las reservas gasíferas en manos de las transnacionales tienen un valor aproximado de 80 mil millones de dólares, que equivale al doble del capital que tiene Bolivia y a 10 veces del valor de la producción de bienes y servicios generados anualmente en el país. A las multinacionales se le rebajaron los impuestos de 50 al 18%.

Los expertos aseguran que "estas amplias ventajas no tienen como contrapartida beneficios para el país, pues no se ha promovido la innovación ni transferencia tecnológica, la reinversión de utilidades ha estado ausente, la generación de empleo ha sido mínima y una mayor recaudación tributaria continúa siendo la eterna promesa". (4)

COSTA RICA: La administración Bush no descansa en sus planes de militarización de América latina. El pasado 6 de junio los gobiernos de Costa Rica y de los Estados Unidos firmaron un convenio con el propósito de establecer una Escuela Internacional de Policía en el país centroamericano. Esta escuela estará dirigida por estadounidenses y tendrá el objetivo de adiestrar a las fuerzas de seguridad de la región, en el marco de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Dicho en buen romance, una nueva versión --a nivel policial-- de la tristemente célebre Escuela de las Américas, que adiestró a los militares latinoamericanos que practicaron el genocidio durante décadas bajo la doctrina de la Seguridad Nacional.

"Costa Rica está, de este modo, ante un enorme desafío --manifestó José Merino del Rio, coordinador del Foro de Acción Política «Otra Costa Rica es posible, otro mundo es posible»--. Conservar su tradición de país civilista, sin ejército y amante de la paz, o dejarse empujar y adoptar el camino de la locura represiva y belicosa de los ultras que están hoy en la Casa Blanca". El presidente del Partido Vanguardia Popular, por su parte, también señaló que "es una acción contra Colombia". Esta acción contradice la Carta Política de Costa Rica --la Constitución Nacional-- que establece la supresión de las fuerzas armadas. Distintas organizaciones políticas, sindicales y estudiantiles han denunciado estas maniobras de la Armada de los Estados Unidos y han invitado a "los demócratas y defensores de la libertad" a que se pronuncien frente a las embajadas costarricenses de todo el mundo, rechazando esta intervención militar estadounidense.

COLOMBIA: No puede faltar un mínimo parte sobre el país colombiano. La compañía petrolera Harken Energy se ha beneficiado con la guerra y el terror en Colombia. En esta compañía, instalada en el Valle Magdalena,  ha trabajado George W. Bush, por tanto debe conocer el hecho de que  oficiales militares, traficantes de drogas y rancheros ganaderos se juntaron para formar grupos paramilitares derechistas que combatían a las guerrillas, asesinaban dirigentes sindicales y activistas de los derechos humanos, y aterrorizaban a los campesinos para obligarlos a abandonar esas tierras codiciadas. La mayor parte de las compañías petroleras que operaban en la región aceptaban tácitamente o buscaban activamente la protección de esos escuadrones de la muerte. Un informe de 1996 de Human Rights Watch documenta el hecho de que los militares colombianos armaban y apoyaban a estos grupos y que, bajo la orientación de la CIA, los integraban en sus redes de inteligencia. La estrecha cooperación entre los militares y los paramilitares continúa en la actualidad – y tiende a ser más desenfrenada en las áreas donde hay mucha producción de petróleo. El Departamento de Estado colocó a los paramilitares en la lista de organizaciones terroristas, pero miró a otro lado cuando el ejército colombiano "financiado por EE.UU." ha continuado apoyándose en ellos para que hagan su trabajo sucio en su guerra contra los disidentes. Harken aún sigue activa en el Valle Magdalena, gracias en parte al financiamiento de la Corporación de Finanzas Internacionales del Banco Mundial, y los paramilitares continúan aterrorizando a todo el que amenace los intereses corporativos en la región.

La piedra angular del nuevo paquete de ayuda militar de Bush es un subsidio de 98 millones de dólares para ayudar al gobierno colombiano a que establezca un nuevo batallón de la Brigada 18 de su ejército para proteger un oleoducto contra ataques de las guerrillas. Irónicamente, el primer beneficiario de este programa será la Occidental Petroleum, la compañía que ayudó a que la familia Gore hiciera su fortuna. Pero la embajadora de EE.UU., Anne Patterson, ha dicho que a largo plazo el Pentágono está considerando programas similares para otros activos económicos cruciales en Colombia. Estos probablemente incluirían a oleoductos mantenidos por la subsidiaria de Harken, Global Energy Development, un gasoducto operado por Enron, y proyectos que involucran a la antigua compañía de Dick Cheney, Haliburton, así como activos de propiedad o utilizados por Texaco, Exxon-Mobil, y BP. (5)

* Según el Banco Mundial, en este país hay 27 millones de colombianos pobres.  De ellos, nueve (9) millones sobreviven en la pobreza absoluta. 18 millones colombianos tienen dos dólares por día para sobrevivir. Por otra parte, en 2001, el 10% de la gente más rica del país ganaba 60 veces más que el 10% de los más pobres.

(1)   Gara

(2)   Cumbre de Quito

(3)   AUCA

(4)   Econoticiasbolivia

(5)   Sean Donahue, co-director de New Hampshire Peace Action