Marzo-2003

 

(La Declaración del FSM 2003 hizo alusión manifestó una clara postura contra la guerra. Ofrecemos la primera parte de dicha Declaración)

 

De la Declaración Final del Foro Social Mundial 2003

El Foro Social Mundial se realizó en enero en Porto Alegre, Brasil, con la participación de más de 160 mil personas de todo el mundo. Hicieron un Manifiesto de referencia para el reforzamiento de las organizaciones sociales y que nos arma para movilizarnos contra la guerra. Así dice la primera parte:

Nos hemos reunido en Porto Alegre bajo la sombra de una crisis global. Las beligerantes intenciones del gobierno de los Estados Unidos en su determinación de lanzar una guerra contra Irak son una grave amenaza para todos nosotros y una dramática manifestación de los vínculos que existen entre militarismo y dominación económica.

Al mismo tiempo, la globalización neoliberal está en crisis: la amenaza de una recesión global es permanente; los escándalos de corrupción en las grandes compañías son noticia cotidiana y nos muestran la realidad del capitalismo. Las desigualdades sociales y económicas se acrecientan amenazando la estructura de nuestras sociedades, nuestras culturas, nuestros derechos y nuestras vidas.

La biodiversidad, el aire, el agua, los bosques, el suelo y el mar son usados como mercancías y están en venta. Todo esto amenaza nuestro futuro ¡Y en consecuencia nos oponemos!

POR NUESTRO FUTURO COMÚN

Somos los movimientos sociales que luchamos en el mundo entero contra la globalización neoliberal, la guerra, el racismo, las castas, la pobreza, el patriarcado y toda forma de discriminación y exclusión: económica, étnica, social, política, sexual o de género. Luchamos en todo el mundo por la justicia social, por los derechos ciudadanos, la democracia participativa, los derechos universales y el derecho de los pueblos a decidir sobre su propio futuro.

Somos partidarios de la paz, de la cooperación internacional y de una sociedad sustentable que responda a las demandas de los pueblos en los campos de sus necesidades alimentarias, de vivienda, salud, educación, información, agua, energía, transporte público y derechos humanos. Somos solidarios con la lucha de las mujeres contra la violencia social y patriarcal. Apoyamos la lucha de los campesinos, trabajadores, movimientos populares urbanos y de todos aquellos amenazados por la inminencia de la pérdida de sus casas, trabajo, tierra y derechos.

Somos millones los que hemos manifestado en las calles afirmando que otro mundo es posible. Nunca fue esto mas cierto ni más urgente.

¡NO A LA GUERRA!

Los movimientos sociales estamos contra la militarización, el crecimiento de las bases militares y la represión estatal que genera multitud de refugiados y criminaliza a los movimientos sociales y a los pobres.

Estamos contra la guerra en Irak, los ataques contra los pueblos palestino, chechenio y kurdo, las guerras en Afganistán, en Colombia, en África y la creciente amenaza de guerra en Corea. Nos oponemos a la agresión económica y política que sufre Venezuela y el bloqueo político y económico impuesto a Cuba por el gobierno estadounidense. Estamos en contra de todo tipo de acciones militares y económicas diseñadas para imponer el modelo neoliberal y socavar la soberanía y la paz de los pueblos del mundo.

La guerra se ha transformado en una parte estructural y permanente de la dominación global, la fuerza militar se usa para controlar pueblos y recursos estratégicos como el petróleo. El gobierno de los Estados Unidos y sus aliados están imponiendo la guerra como la forma cada vez más común de resolver conflictos. Asimismo, denunciamos el intento deliberado del imperialismo de acrecentar los conflictos religiosos, étnicos, raciales, tribales, aumentando las tensiones y los enfrentamientos en todo el mundo para favorecer sus egoístas intereses.

La opinión pública mundial se opone en su mayoría a la próxima guerra en Irak. Llamamos a todos los movimientos sociales y fuerzas progresistas a apoyar, participar y organizar protestas en todo el mundo contra esa guerra el próximo día 15 de febrero. Estas protestas están siendo planificadas y coordinadas por quienes se oponen a la guerra en 30 de las mayores ciudades del mundo.