Abril-2005

 

PREGUNTAS SOBRE LATINOAMERICA

 

Para la buena salud de nuestras mentes y de nuestros corazones, siempre es bueno cuestionar cualquier noticia que nos llegue a nuestras manos u oídos. Las apariencias...ya se sabe. Veamos algún ejemplo.

 

* ¿En quién se piensa cuando nos hablan de los dueños del narcotráfico en Colombia?

Supongamos que usted ya ha contestado... Permita que añadamos algunos datos.

El periódico colombiano El Tiempo reconocía, a finales de marzo/2005, que fueron requisados 16 kilos de cocaína (por valor de medio millón de dólares) a unos soldados norteamericanos que llegaban a Texas, procedentes de Colombia en un avión militar. Pertenecían al cuerpo de instructores que entrenan al ejército colombiano para combatir la guerrilla y el narcotráfico.

En 1999, la esposa del coronel James Hiett, miembro de la embajada de Estados Unidos en Bogotá, fue acusada de enviar droga por valija diplomática con conocimiento de su marido.

Mercenarios de DynCorp (empresa de mercenarios contratada por EEUU para misiones del Plan Colombia) fueron descubiertos con varios kilos de coca en pleno aeropuerto de Bogotá.

El colaborador de la agencia ANNCOL, Allende la Paz, dice que: "están implicados también jueces y magistrados que "dictaban –y dictan- sentencias" acordes con la cantidad de dólares que ingresan en sus bolsillos. Políticos que eran –y son- financiados y elegidos por los capos narcos. Instituciones financieras que lavaban y lavan- los dineros del negocio narco”.

Hay Informes del Pentágono y libros publicados (como “Biografía No Autorizada de Álvaro Uribe Vélez” de J. Contreras y Fernando Garavito) que explican cómo  recientes presidentes de Colombia, han pertenecido a algún cártel o han sido respaldados económicamente por los “narcos”: Julio César Turbay Ayala (1978-1982), Ernesto Samper Pizarro (1994-1998) y el actual Álvaro Uribe Vélez, miembro del Cartel de Medellín.

En enero/2005, toda la prensa publicó la amenaza del Cártel de Cali, cuyos principales jefes son los hermanos Orejuela, de entregar a Estados Unidos la lista de personalidades que sirvieron a este Cártel durante 20 años, en la que figuran 64 políticos, abogados, jueces, magistrados, periodistas y ex-militares. Entre ellos, tres altos cargos del actual Gobierno.

Y mientras esto sucede en altos cargos colombianos y norteamericanos (como comenta P. Serrano en su artículo), se siguen fumigando cosechas de campesinos y secuestrando a líderes populares en nombre de la lucha contra el narcotráfico.

A propósito, qué contestó usted cuando leyó el enunciado de la pregunta.

 

* ¿Qué tipo de país imagina cuando escucha hablar de Cuba y de Fidel Castro?

Es verdad que, por muy grande que nos quieran pintar al monstruo, Cuba es poco mayor que la Comunidad de Castilla-León. O sea, una insignificancia al lado del enorme Imperio Norteamericano.

La prensa repite cada día que Estados Unidos prepara una resolución de condena  contra de Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Curiosamente Estados Unidos tiene impuesto un embargo económico y comercial contra Cuba desde hace más de 40 años. ¿El embargo será un “derecho humano”?

Estados Unidos no cesa de echarles en cara los encarcelamientos de anticastristas en Cuba, convirtiéndolos en mártires periodistas por expresar sus opiniones.

De nada sirve que Cuba explique que no son periodistas, sino mensajeros norteamericanos y que sus delitos nada tienen que ver con la libertad de expresión.

Cuba, por su parte, acusa a Estados Unidos de su vinculación y complicidad con el terrorismo contra la isla, ese que dice Bush combatir en todo el mundo. Naturalmente que Estados Unidos niega esa vinculación con los terroristas.

¿Conseguirá EEUU una resolución de condena contra Cuba?

Por otra parte, acaba de saltar el bombazo: Acaba de entrar ilegalmente en terreno americano el anticastrista Luis Posada Carriles y está solicitando asilo político. Se trata de un reconocido terrorista: responsable de explosionar un avión de Cubana de Aviación provocando la muerte de 73 civiles; tiene numerosas órdenes de captura en diversos países latinoamericanos; se escapó de la cárcel de Venezuela condenado a 25 años por la explosión del avión; se refugió en Centroamérica donde traficó con armas y trabajó para la contra nicaragüense; en noviembre de 1994 introdujo armamento en la IV Cumbre Latinoamericana en Cartagena para atentar contra el presidente cubano sin lograrlo; bajo sus órdenes, en 1977 hubo una serie de atentados con bomba en la Habana, falleciendo un ciudadano italiano; en agosto de 1998 en República Dominicana intentó atentar contra Fidel Castro con motivo de la Cumbre de Cariforum; reconoció todos estos atentados en medios públicos estadounidenses; en noviembre del 2000 fue detenido y encarcelado en Panamá, cuando preparaba otro atentado contra el presidente cubano durante la Cumbre Iberoamericana y tras cuatro años de cárcel fue milagrosamente indultado;...

ESTE PERSONAJE, prófugo de la justicia, convicto y confeso de múltiples atentados terroristas contra civiles de varios países, que afirma haber entrado ilegalmente en Estados Unidos, se permite convocar a través de su abogado una rueda de prensa  para pedir y conseguir asilo político en Estados Unidos, como ya lo obtuvieron anteriormente otros colaboradores suyos no menos peligrosos.

Habrá que preguntar a Estados Unidos y a la Unión Europea, que apoyan la resolución contra Cuba, si su lucha contra el terrorismo y a favor de los derechos humanos es para todos los casos o sólo para quien señale el dedo de Bush.

 

* ¿Usted considera democrático asesinar a un presidente elegido por su pueblo?

¿Ha escuchado rumores de Venezuela y de su presidente Hugo Chávez?

Estados Unidos, en la voz del subsecretario Roger Noriega, manifiesta “que es causa de preocupación de nuestros socios en las Américas y también para la gente venezolana” la adquisición por el gobierno de Venezuela de 100 mil fusiles y 40 helicópteros a Rusia. Las acusaciones norteamericanas contra Hugo Chávez no cesan.

Pero no han dicho que Washington se niega a venderles los repuestos para los cazas de combate F-16 que les compró Venezuela.

El 15 de agosto de 2004, Hugo Chávez fue elegido democráticamente por la ciudadanía. Pero su voluntad de controlar a las empresas norteamericanas que explotan el petróleo venezolano, le está creando enemigos a cada momento.

Se sabe de entrenamiento de paramilitares, en Florida, para asesinar a Chávez. Ya lo intentaron en mayo pasado otro grupo de paramilitares colombianos ligados a la CIA. El ex-presidente Carlos Andrés Pérez confesó en el periódico El Nacional de Caracas: “estoy trabajando para sacar a Chávez del poder. La violencia nos permitirá sacarlo. Chávez debe morir como un perro”. Otro opositor, Orlando Urdaneta, dijo en el canal 22 de Miami (25.10.2004): “la única salida para Venezuela es que hay que eliminar a Chávez: una persona con un fusil y mira telescópica, y ya está”.

¿Y estos, que amenazan así, son los demócratas y los defensores de la democracia?

 

Siempre que salgan noticias de Latinoamérica y, sobre todo, si provienen de labios de alguna autoridad norteamericana, no sólo es conveniente y necesario, sino imprescindible cuestionar inmediatamente la noticia e indagar por los medios que se pueda. 

 

d.t.