Octubre-2006

 

Latinoamérica, caja de resonancia

 

Quizás sea el mayor servicio que Latinoamérica está ofreciendo a la Humanidad: su capacidad de ser caja de resonancia de los problemas del mundo. Tal vez sus sufrimientos son similares a los del continente africano o asiático, quizás la sangre derramada alcance niveles parecidos, pero la inversión de lucha no parece la misma…

Latinoamérica tiene una fuerza especial para lanzar su Grito de los Excluidos y hacerse oír y zarandear las conciencias más allá de los mares. Latinoamérica se está convirtiendo en experta para descubrir a los lobos y quitarles sus disfraces de ovejas. Allá se selló la famosa “DEMOCRADURA”.

La honra de un pueblo no está en presumir de imagen, ni en someterse al poder establecido, sino en su capacidad de denuncia, de lucha para exigir su voz y sus derechos.

Pongamos un ejemplo práctico, aunque el fenómeno esté generalizado en Latinoamérica.

 

Colombia:

Los gobernantes hacen gala de ser República Democrática y buscan continuamente reconocimiento internacional. El presidente Uribe presume de haber sido elegido por una “abrumadora mayoría”.  El gobierno suele presentarse en el exterior como víctima de los narcotraficantes y de la guerrilla (que ahora se llaman terroristas) solicitando ayuda y dinero para combatirlos…

Pero las denuncias no dicen lo mismo: ¿Qué “mayoría abrumadora” si de los 44 millones de colombianos apenas fueron 12 o 13 millones a votar, y de ésos el 60 le votó a él y a la coalición que le respaldó). La injusticia es tan enorme como la impunidad, la desigualdad es escandalosa, la violencia es aterradora… Ni “república” ni “democrática”, Colombia es una verdadera “democradura”. 

Decenas de años de explotación, de opresión,…más de cuatro décadas en guerra…

Los escándalos llueven cada día… ylLas denuncias siguen “dele que dele”...

* Descubren lazos entre paramilitares y otros tres senadores. Poco antes fueron cuatro diputados  y un concejal, los casos presentados por la Fiscalía ante el Tribunal Supremo..

¿Quién sigue hablando de democracia y juego limpio en Colombia?

* Piedad Córdoba, ex víctima de un secuestro paramilitar y actualmente senadora, decía: “Estamos viendo una presencia paramilitar más fuerte en el Congreso. Se estima que el 35% del Congreso es elegido por los paramilitares. No se sabe si es el 35% o el 70%. El problema es que en el Congreso hay una actitud paramilitar que sobrepasa cualquier cosa”.

* Otro senador colombiano, Gustavo Petro, denunciaba la ejecución de al menos 100 personas en los últimos años por parte de los miembros del Ejército, con el objetivo de ser presentadas ante la prensa como guerrilleros muertos en combate.

* El sacerdote jesuita colombiano, Javier Giraldo, que dirigió el CINEP y fue Secretario Ejecutivo de Justicia y Paz, afirmó: "Hemos entregado pruebas a la fiscalía colombiana de más de 500 crímenes y no ha habido ningún intento de esclarecimiento, es un sistema corrupto".

* El congresista Petro esbozó una historia que condujo a la crisis actual: “En Colombia la maquinaria de la muerte tiene raíces históricas…Durante los años treinta y cuarenta líderes campesinos fueron asesinados por terratenientes. Las elecciones de 1970 fueron robadas. Miles de colombianos fueron asesinados durante los años sesenta, setenta y ochenta…

Tenemos esta maquinaria de muerte sobre nosotros –el policía, el soldado, los terratenientes ignorantes, los asesinos de los vecindarios-. Pero no es solamente el hombre que asusta, el psicópata. Esta maquinaria se reproduce desde los niveles más altos del poder en Colombia. La maquinaria de la muerte está en el poder haciendo las leyes de hoy. Las muertes son dirigidas por esos en el poder, planeada por esos en el poder…

Denunciemos la impunidad. La impunidad es un trabajo sistemático para dividir y ocultar el proceso social y político de la izquierda. Para fragmentar la verdad. Estará escondida y perdida hasta que ya no haya culpables. Pero esta maquinaria se caerá como una casa de naipes. Es una especie de tigre de papel. No es tan poderosa como ella se cree”. Pero las máquinas están equipadas de motores, y el botón de contacto para Colombia se encuentra en Estados Unidos.

 

Hay un sector colombiano que, cada vez que aparecen denuncias, se siente muy ofendido, ponen mala cara y dicen que eso es desprestigiar al propio país. ¿Cómo entenderá ese sector lo que significa democracia y soberanía del pueblo? ¿Qué concepto tendrán de los derechos humanos y ciudadanos?.

Pero las denuncias y los escándalos no cesan.

* El guión de las drogas: de acuerdo a los guionistas oficiales, el sistema judicial estadounidense se opone a los actores corruptos de otros países, que están tratando de llenar las calles de Estados Unidos con drogas ilícitas. Los narcotraficantes, policías corruptos y políticos ladrones en la guerra contra las drogas están siempre ahí, en América Latina, y en cualquier parte, y los agentes de la ley estaodunidenses son siempre los chicos buenos que combaten estas fuerzas del mal. Pero ¿qué pasa cuando aparece evidencia que cambia el guión de tono? ¿Qué pasa si se prueba de que es el sistema judicial estadounidense el corrupto?  Un documento de Thomas M. Kent lo confirma. Este abogado del Departamento de Justicia afirma que agentes federales de la Oficina para el Control de Drogas (Drug Enforcement Administration, DEA) con sede en Bogotá, Colombia, son actores corruptos en la guerra contra las drogas. Otras fuentes lo confirmaron a Narco News. Hablamos de unas de las más serias acusaciones jamás lanzadas contra funcionarios antinarcóticos estadounidenses: Agentes de la DEA en el frente de la guerra contra las drogas en Colombia están en las nóminas de los traficantes de drogas, son cómplices en los asesinatos de informantes que sabían demasiado y, más asombroso aún, directamente involucrados en ayudar a los famosos escuadrones de la muerte paramilitares de Colombia a lavar su dinero.

* Ataques contra periodistas y candidatos electorales:  Amnistía Internacional lo denunció, cuestionando así la celebración de elecciones libres. Entre 1998 y 2005 ya habían perdido la vida 31 periodistas. En 2005 al menos 25 sufrieron amenazas y cinco de ellos se vieron obligados a abandonar sus hogares.

Por otra parte, según la Federación Nacional de Concejos (FENACON) de Colombia, en 2005 fueron asesinados 25 concejales, 18 en 2004, 75 en 2003 y 76 en 2002; en la actualidad, hay más de 200 concejales amenazados.

"La impunidad está en el mismo núcleo del conflicto colombiano. Saber que los autores de violaciones de los derechos humanos eludirán la justicia disuade a las víctimas de denunciar. Como consecuencia, los periodistas temen informar, los candidatos temen hacer campaña y los funcionarios electos temen gobernar", afirma AI.

* El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos:

Los analistas subrayan tres consecuencias negativas: incrementará la pobreza; la economía del país se desnacionaliza, la producción agropecuaria se debilita y genera más desempleo y sólo se beneficiarán la industria, el comercio y el sector financiero ya dependiente del gran capital estadounidense; se agravará la explotación en el trabajo, merced a la contrarreforma laboral impulsada por Uribe y FMI.

Se privatiza la empresa ECOPETROL pasando a manos de inversionistas de EEUU. Los pleitos se zanjarán en tribunales privados y extranjeros.

¿Cuáles son las ventajas del TLC para Colombia?

La Resolución 189 de 1994 prohibía la importación de residuos tóxicos y peligrosos a Colombia. La ministra de Ambiente acaba de derogarla, porque según el artículo 2.8 del TLC no puede prohibirse la importación de cualquier mercancía de la otra Parte.

* Indígenas: La manera de obligar a los indígenas a huir de sus tierras y expropiárselas es amenazándoles y matándoles. Indígenas colombianos del Chocó afirman que las víctimas de su comunidad fueron tiroteadas por el ejército y no por la guerrilla como afirmaron los medios y los militares.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha lanzado una grave advertencia sobre el peligro no sólo de desplazamiento, sino hasta de “extinción” al que se enfrentan algunos grupos indígenas de Colombia debido a la violencia armada de la que son víctimas. Síntoma de la situación alarmante descrita por la agencia humanitaria de la ONU es la huida de 1.700 indígenas de la etnia wonaan de sus territorios tradicionales, tras el asesinato de dos de sus líderes la semana pasada.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció: En varias ocasiones el Estado colombiano ha sido objeto de sanciones y llamadas de atención como responsable de actos de barbarie y vulneración de los derechos de los Pueblos Indígenas, sin que hasta el momento haya erradicado las prácticas conducentes al exterminio y discriminación de los pueblos indígenas… Infortunadamente en nuestro país los reclamos y asuntos de los pueblos indígenas, tanto sociales como institucionales, se resuelven con asesinatos, ejecuciones sumarias extrajudiciales, operativos militares brutales, torturas, desapariciones, amenazas, confinamiento, fumigaciones aéreas y bombardeos, detenciones arbitrarias, incertidumbre alimentaria, invasión de sus territorios, desplazamientos forzosos, proscripción de sus organizaciones y la persecución y asesinato de sus autoridades y dirigentes, reclutamiento forzoso de sus jóvenes para la guerra, y legislando desde el establecimiento en contra de sus derechos culturales, colectivos, económicos y humanos. Sin excepción, ningún pueblo indígena de Colombia, está libre de amenazas y riesgos o posee garantías para darle continuidad a su existencia y realizar sus proyectos propios de vida con autonomía y seguridad.

Estaba prevista, a finales de septiembre, visita de una Misión Internacional de Verificación con el objetivo de constatar la situación de violaciones de derechos humanos y el derecho internacional humanitario de los pueblos indígenas. El Gobierno colombiano quiere impedir autoridad a dicha Comisión para expresarse dentro del país.

 

Las denuncias llegan hasta los Organismos Internacionales para que emitan Condenas:

* El Tribunal Permanente de los Pueblos declara culpables al estado colombiano y a las transnacionales por violentar los derechos humanos y beneficiarse de crímenes de lesa humanidad. Se menciona a Coca Cola, Nestlé y Chiquita Brands Banadex.

Hace muchos años que se viene repitiendo la historia de los saqueos, la corrupción, los atentados a la vida, la impunidad y la imposición de reformas laborales en detrimento del derecho al trabajo y al nivel de vida de los trabajadores.

El robo de todos nuestros recursos, la destrucción del medio ambiente y la biodiversidad, la privatización generalizada de todo servicio de carácter público y los altos niveles de indigencia, pobreza y hambre, han venido agudizando las violaciones de los derechos humanos en Colombia.

* La Corte Interamericana de Derechos Humanos condena al Estado colombiano por la muerte de 19 campesinos, en el departamento de Antioquia, a manos de paramilitares. El Estado colombiano fue condenado a indemnizar a las familias de las víctimas por una cantidad de 1.5 millones de dólares y ayudarles a la reconstrucción de las viviendas. En 2004 ya había sido condenado por este mismo Tribunal a indemnizar por 6.5 millones de dólares por otras masacres similares.

* Amnistía Internacional acusa al gobierno de Uribe por dar “luz verde” a los ataques contra los defensores de derechos humanos. La Unión Europea estima que más de 300 trabajadores por los derechos humanos y activistas sindicales fueron muertos en Colombia en los últimos cuatro años.

* Según un estudio de la organización social Redepaz: Un total de 17.000 personas murieron en el año 2005 en Colombia víctimas de armas de fuego, y solo el 18 % fue producto del conflicto armado. 'La cifra actual es igualmente escandalosa, porque seguimos siendo uno de los países con mayores niveles de violencia en el mundo', indicó el dirigente de Redepaz.

 

Denuncias de todos los colores y desde diversos frentes, con un denominador común, la condena de la impunidad reinante en Colombia:

* La población colombiana vive una dramática situación humanitaria marcada por la violencia política, el desplazamiento forzado y masivo, la implicación de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas del Orden Público en crímenes, la paramilitarización del país y un estado de impunidad amparado por las más altas instituciones políticas y jurídicas.

El gobierno hace caso omiso de las recomendaciones de la ONU y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, hace oídos sordos a los reclamos de la Defensoría del Pueblo de Colombia y las ONGs defensoras de derechos humanos para que proteja a las comunidades víctimas de Crímenes de Lesa Humanidad y las Destrucciones Ambientales y Territoriales.

Con el lema norteamericano de “todo vale contra el terrorismo”, se están asesinando líderes, periodistas, sindicalistas, opositores políticos,…Todo el mundo es sospechoso. Y la fuerza pública está autorizada para atropellar los derechos con la excusa de luchar contra el terrorismo.

* El Plan Colombia II: Colombia ha pasado a ser el principal gendarme de la estrategia estadounidense para América del Sur. Colombia es el tercer receptor de ayuda militar estadounidense a nivel mundial, después de Israel y Egipto. El Plan Colombia supuso el envío de 7.000 millones de dólares por parte de Estados Unidos.

Las Fuerzas Especiales de EEUU están instaladas en el departamento de Arauca, en la frontera con el estado de Apure (Venezuela). El número de asesores norteamericanos es de 800, además de los contratistas privados.

¿Qué misión u objetivos tienen esos militares?: Por una parte, proteger la zona petrolera (Colombia es el tercer gran exportador de petróleo y el principal receptor es Estados Unidos) y propiciar la explotación de la Amazonía.

Por otra parte, de ninguna manera pretenden erradicar la droga como dicen, porque EEUU no combate el consumo de sus “32 millones de adictos” y mucho menos combate la distribución manejada en el 85% por la mafia estadounidense.

Bajo la excusa de la droga, lo que realmente se pretende es eliminar a los guerrilleros (que se les llamó narcoguerrilla y, actualmente, simplemente terroristas) y a los luchadores sociales.

Con el primer Plan ya consiguieron “andinizar” la guerra implicando a Ecuador. Se consiguió también intensificar la participación directa de EEUU en la guerra. Ahora se pretende organizar una plataforma de agresión contra Venezuela.

 

He aquí toda una colección de denuncias, que de ninguna manera deshonran a un pueblo, sino, antes al contrario, manifiestan el coraje y la valentía de toda una población luchando, durante décadas, por defender sus derechos. Les está costando mucha sangre, pero ahí siguen…

Una buena respuesta para quienes preguntan ¿Por qué América Latina es distinta…?

 

d.t.