Mayo-2007

 

Entre luces y sombras, ahí vamos

 

Así se mueve la vida en todas partes y para todo el mundo, entre luces y sombras. Lo importante siempre es caminar.

El pueblo latinoamericano celebra especialmente los gozos y aguanta pacientemente los sufrimientos. De unos y otros ha sabido aprender y por ello sigue caminando, siempre hay motivo para caminar…Es un pueblo que ama la vida.

 

Hay problemas que el pueblo convierte en retos.

¿Recuerdan la campaña de FRONTEX (Agencia Europea para la Protección de las Fronteras? La operación, bautizada Amazon II,  duró 17 días, del 20 de febrero al 9 de marzo, y tenía por objetivo detectar el flujo de inmigrantes irregulares  latinoamericanos a Europa. Rechazaron a 2.161 sudamericanos. Europa lo convirtió en un problema, los latinoamericanos en un reto. No pasa nada, si es necesario volverán a intentarlo. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha pronosticado que para 2010 las remesas de los migrantes latinoamericanos superarán los 100 mil millones de dólares.

El SIDA se ha convertido en un problema serio de salud. Cada vez existen más mujeres con sida en América Latina y el Caribe, dijo en abril la directora del Fondo de Población de Naciones Unidas, Marcela del Mar Suazo. El aumento ha sido de un 10% entre 2003 y 2006. Otro problema que en Latinoamérica comenzó a tratarse como un reto. A pesar de lo sospechosas que puedan ser las medidas oficiales, lo cierto y verdad es que el gobierno brasileño acaba de tomar una decisión sin precedentes: Ha suspendido la patente de un medicamento contra el SIDA (Efavirenz), producido por el laboratorio Merck. Esto significa que dicho medicamento podrá producirse en el país o importarse en forma de genérico muchísimo más barato. "Estamos dando un paso importante y la decisión vale para este remedio y para cualquier otro cuando sea necesario. Hoy fue este y mañana será otro. Si no conseguimos los precios justos, tomaremos esa decisión", aseguró el jefe de Estado en la ceremonia.

 

Porque hay grupos de personas que no cesan en sus denuncias, porque hay mujeres –no sólo las madres de la plaza de Mayo- que incansablemente reclaman justicia, porque hay personas que no se achantan por la muerte injusta de sus amigos o conocidos…es que las GRANDES CAUSAS no se entierran, ni las grandes injusticias quedan impunes.

Con enorme gozo se recibió la noticia, el pasado mes de abril, de que la Cámara Federal argentina declaró inconstitucional el perdón a ex miembros de las juntas. Se anulan los indultos de Menem a los dictadores. Jorge Videla tendrá que cumplir la pena de reclusión perpetua. Massera no la cumplirá por haber sido declarado “incapaz” o insano. El resto tampoco lo cumplirán porque murieron, pero al menos quedarán condenados para siempre en la memoria del pueblo.

En estos días hemos sabido que se ha disparado el interés mundial por la reserva petrolera ecuatoriana, concretamente por la explotación del campo petrolífero Ishpingo-Tiputini-Tambococha (ITT) situado en la Amazonía ecuatoriana. Conocemos del peligro que supone tener petróleo en un país. ¿Acaso han olvidado el conflicto que se produjo en 2005 en Ecuador por este mismo tema?. La población se echó a la calle protestando contra la expoliación de los recursos naturales del país por parte de compañías multinacionales (OXY, Repsol-YPF, AGIP y Encana) en detrimento de la riqueza nacional y de los intereses de la estatal PetroEcuador.

Las principales economías mundiales conocen perfectamente que el petróleo es un bien escaso, clave en la evolución de las mismas en la primera mitad del siglo XXI. Por lo tanto, los gobiernos de esos países y sus grandes compañías petroleras no están dispuestas a soltar de sus manos ni un solo pozo petrolífero, y mucho menos para que pase a ser gestionado por empresas públicas de países en desarrollo. En estos casos suele actuar de mediador y agente de presión el Banco Mundial (BM).

Pues en estos días saltó otra agradable noticia: El gobierno ecuatoriano declaró persona “non grata” al representante del Banco Mundial (BM) Eduardo Somensatto y le concedió 72 horas de plazo para abandonar el país. El BM estaba negando un préstamo a Ecuador por las reformas que el presidente Rafael Correa estaba llevando a cabo.

 

Porque hay personas y colectivos que ponen la dignidad por encima del miedo,  que se empeñan en que las víctimas no queden envueltas en el olvido o en la mentira, es por lo que continúan haciendo frente al oscurantismo e impunidad de los gobernantes.

         Hace un año que se inició la búsqueda de fosas comunes clandestinas en Colombia. Apenas van descubiertos 700 cadáveres, difíciles de identificar, porque los paramilitares suelen descuartizarlos, por un pragmatismo macabro: “ante la necesidad de correr menos riesgos con jueces de aquí y del mundo por crímenes de lesa humanidad, los tenían que enterrar. Y para no tener que cavar fosas muy profundas -para ahorrar esfuerzo- lo mejor era partirlos en pedazos”. Según testimonios de los propios paramilitares, llegaron al extremo de dictar cursos de descuartizamiento utilizando a personas vivas que eran llevadas hasta sus campos de entrenamiento.

Eduardo Pizarro, presidente de la Comisión Nacional de Reparación, reconoce: "Ellos (los paramilitares) buscan borrar la memoria. (...) Hay que desenterrarlos (...porque) lo más importante para la víctima es recuperar el cuerpo de su hijo".

Las denuncias se multiplican y se refuerzan con las evidencias: Numerosos senadores y diputados, y hasta el mismo presidente Uribe, han tenido lazos con los paramilitares. Y no digamos los militares, que han ejercido de instructores, que muchos de ellos jubilados han engrosado en sus filas, y que siempre estuvieron interesados en la existencia de dichos cuerpos “paramilitares” para así lavar su propia cara hacia el exterior.

Pero también  hay otro elemento implicado y que han costeado con millones de dólares a los grupos paramilitares: han sido las empresas multinacionales. Ellas se han servido del paramilitarismo para defender sus intereses, para despoblar zonas petrolíferas, para limpiar de obstáculos y actuar con seguridad en amplias áreas de explotación de recursos. Se ha denunciado a Coca Cola (asesinatos de varios sindicalistas), a Drummond (mayor explotador del carbón en Colombia), a la bananera Chiquita Brands (que el propio gobierno de Estados Unidos le ha puesto una multa de 25 millones de dólares por haber financiado a paramilitares colombianos), a Nestlé,…

 

Entre luces y sombras, pero lo importante siempre es caminar…

 

d.t.