Septiembre-2008

 

Compra-venta de imágenes

 

Es el juego preferido de los gobernantes: Crear imágenes maravillosas de sus países y de su gestión y ‘venderlas’ al mundo a través de los medios de comunicación. Una imagen puede tapar miles de violaciones e injusticias.

O gobiernos que crean imágenes malvadas de otros países para desacreditarlos y beneficiarse mejorando la propia imagen. El monopolio de los medios facilita este tipo de estratagemas.

¿En qué porcentaje son reales las imágenes sobre América Latina depositadas en las cabezas de la ciudadanía europea? ¿Hasta qué puntos son verdaderas o falsas? Según analistas lugareños, la correspondencia con la realidad es mínima.

 

ONU

El subsecretario para Asuntos Humanitarios de la ONU, John Holmes, acaba de hacer un llamado a la comunidad internacional para que aporte recursos y así poder destinar 107 millones de dólares a Haití y 3 millones más para Cuba, ambos países muy afectados por los huracanes Ike  y Gustav.

Enternecedor “llamado solidario” por parte de la ONU.

Pero la ONU no tiene fuerza, y lleva años desprestigiada por Estados Unidos y los otros cuatro miembros con derecho a veto en el Consejo de Seguridad.

La maravillosa imagen de Naciones Unidas, de Asamblea de todos los Pueblos del mundo para conseguir un mundo mejor, se ha convertido en una imagen de impotencia.

Precisamente el embajador cubano, Manuel Aguilera, recordaba en estos días que en 2001 la ONU emitió un Informe sobre la ‘necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba’, y que hasta 15 resoluciones de la Asamblea General de la ONU han exigido -por mayoría absoluta- el desbloqueo contra Cuba, que causa anualmente muchos más daños que los huracanes y es un verdadero acto de genocidio. El bloqueo permanece desde 1962.

 

EEUU - Latinoamérica

En Estados Unidos presume ante el mundo entero de la democracia ejercida en sus elecciones primarias, con sus candidatos debatiendo en público,…

Al igual que los narcotraficantes ocultan ingeniosamente la droga en miles de objetos nobles, también bajo la imagen sonora y pública de democracia pueden ocultarse las más perversas intenciones.

Sorprendentemente cada día se conocen nuevos métodos de intervención e injerencia norteamericanos para actuar, presionar o desestabilizar a los regímenes latinoamericanos: La presencia de la IV Flota, el movimiento internacional “Manos Blancas” (OTPOR) que utiliza a jóvenes universitarios par atentar contra gobiernos democráticos que no están alineados con los Estados Unidos (Venezuela, Ecuador, Bolivia,…), actuaciones conspiradoras de varios embajadores (en Bolivia, en Venezuela, en Centroamérica,…), intervenciones directas de instructores militares y mercenarios (Colombia), aparecen nuevas pruebas de la conspiración de la Casa Blanca contra Allende, la Embajada estadounidense en Argentina aparece implicada en el triple crimen vinculado al narcotráfico (Sebastián Forza y dos amigos), etc.

Eso sí, cuando el país en cuestión es EEUU se habla de “infundadas sospechas”, cuando se trata de otro tipo de países son “certezas indiscutibles” para los medios.

Bajo la imagen de ser los mayores luchadores contra la droga y sus traficantes, se ocultan actividades relacionadas con el narcotráfico por parte de la CIA y de otros sectores oficiales. Estados Unidos acostumbra a emitir listas de países que “no colaboran” en la lucha contra el narcotráfico.

Sin embargo, en septiembre 2007, un avión se estrelló en la ciudad mexicana de Mérida con cuatro toneladas de cocaína. Resulta que ese jet N987SA había sido utilizado por la CIA para trasportar prisioneros secuestrados.

 

Colombia

Mucha gente califica de bochornosa la utilización de Ingrid Betancur por parte del gobierno colombiano para lavar su imagen, por cierto muy en entredicho en los últimos meses por las múltiples acusaciones de su para-política (su relación con los narco-paramilitares, que mantiene encausados a decenas de congresistas del partido gubernamental).

La publicidad y los mutuos intereses internacionales también favorecen el lavado de imagen.

Toda la parafernalia de Sarkozy en torno a Ingrid Betancur, su visita al Papa, el Premio Príncipe de Asturias,… todo vale para limpiar una imagen, si sabe utilizarse.

Los colombianos Ana García y Javier Arjona se preguntaban acerca de la concesión del premio “Príncipe de Asturias”:

         Por qué a ella y no al profesor Moncayo, por ejemplo. Por qué a ella y no al profesor Moncayo, por ejemplo. Que ha recorrido caminos, carreteras, cancillerías, buscando la liberación de su hijo, prisionero de guerra en la montaña, pero también proponiendo medidas para conseguir la paz en Colombia.

         Por qué a Ingrid y no al abogado Camilo Umaña, por poner un ejemplo, cuyo padre Eduardo Umaña, de los más prestigiosos defensores de derechos humanos, fue asesinado hace 10 años, y el estado colombiano ha "inmunizado" y decretado Impunidad para este crimen.

         Por qué a la señora Betancur, y no a Iván Cepeda, por decir otro ejemplo, cuyo padre, el senador Cepeda, es uno de los cuatro mil asesinados de la Unión Patriótica, genocidio político reconocido.

         Por qué a ella y no a cualquier familia de los siete mil presos políticos que se pudren en las cárceles colombianas, muchos de ellos por ejercer su labor sindical, o agraria, o estudiantil, o simplemente por opinar sobre la injusticia del país. (Ya son 4.000 los sindicalistas asesinados, 125 en 2007, en este año 2008 ya van más de 40).

 

Brindis

Cuando la Justicia, por tarde que lo haga, es capaz de romper imágenes protegidas con impunidad, merece la pena un brindis.

A finales del pasado agosto, una sentencia histórica, ha condenado por delitos de lesa humanidad, cometidos durante la dictadura argentina, con cadena perpetua a dos ex-generales: Luciano Menéndez (de 81 años) y Antonio Bussi (de 82 años).

Las familias de 30.000 personas desaparecidas durante el último régimen militar, se unen al brindis.

 

www.miradasolidaria.com