alatina9 (Abril-2000)

LA LIBERTAD QUE NIEGA LA JUSTICIA Y LA SOLIDARIDAD, NO ES LIBERTAD.

Por ejemplo, la LIBERTAD de mercado.

El 1 de enero de 1994 entró en vigor el Tratado de LIBRE Comercio (TLC) entre México, Estados Unidos y Canadá.

Sus efectos se han traducido en crecimiento económico, pero no en calidad de vida de los trabajadores mejicanos: en sus salarios, en su empleo y en sus derechos laborales no ha tenido efectos positivos esa libertad de mercado. Pero sí se ha producido un más fácil aprovechamiento por las empresas estadounidenses de la mano de obra mejicana.

Tras 6 años de TLC se ha multiplicado la instalación de MAQUILAS (plantas de empresas extranjeras que se instalan para aprovechar intensivamente la mano de obra local) en la parte mejicana de la frontera. Actualmente existen allí más de 3000 maquilas. En ellas se fabrica de casi todo, y después se vende fundamentalmente en el mercado estadounidense (la mayoría de las maquilas son de empresas estadounidenses), pero también en otros mercados (hay también maquilas de empresas europeas, japonesas,...).

Las empresas se instalan allí porque las condiciones laborales les resultan extremadamente favorables: una población muy pobre, que percibe salarios muy bajos, bien controlada por un poder represivo, incluso sindicatos corruptos a sueldo del poder político y de las empresas, una débil legislación laboral que tampoco se cumple. Muchas de esas maquilas provocan graves problemas medioambientales y para la salud de los trabajadores.

Algunas zonas se han convertido en focos de atracción de campesinos muy pobres. El trabajo es muy duro, pero para ellos es una oportunidad de sobrevivir. Así se han creado ciudades monstruosas: Ciudad Juárez (con más de 400 maquilas, convertida en centro de tráfico de drogas, de inmigrantes y de violencia (en los dos últimos años más de 100 trabajadoras de maquila fueron asesinadas tras ser violadas y torturadas). La ciudad Matamoros, con gravísimos problemas de salud en las fábricas, grandes barrios de chabolas para la gente que llega del campo, y donde la maquila sólo contrata a jóvenes entre 18 y 25 años, mientras los adultos son empujados a la economía sumergida o a la emigración a Estados Unidos.

Fenómenos de este tipo se producen en otras muchas partes del mundo: Centroamérica, Asia,....

En el primer semestre de 1999 la importación de calzado en España aumentó un 40%. La mitad de esas importaciones correspondió a calzado deportivo fabricado por empresas y marcas españolas en sus centros de producción de China y Vietnam. Igual ocurre con el sector textil...

Así, con toda LIBERTAD, algunas empresas "crean empleo" (como les gusta decir), o lo destruyen, según su conveniencia (habría que decir). Mientras los trabajadores, que son los que dan valor a las cosas con su trabajo, son tratados como si ellos fueran cosas.

(Tomado de un artículo de F.Porcar) (NO.n 1258)