Octubre-2005

 

Se suman records de horror en Irak y no pasa nada

 

Continúan los records. “La guerra de Irak es el esfuerzo militar más caro de los últimos 60 años...el coste mensual de las guerras de Irak y Afganistán rivaliza con el coste medio mensual de la guerra de Vietnam. Se estima que en Irak, durante el presente año, los costes operativos son de 5.600 millones de dólares al mes, mientras que el coste medio de las operaciones estadounidenses en Vietnam fue de 5.100 millones al mes”. (Publicación del Instituto de Estudios Políticos, análisis de Eric Leaver).

 

Cruz Roja anuncia que cientos de civiles han sido asesinados por los norteamericanos en Tall `Afar. La destrucción y desolación causada por los yanquis en la ciudad de Tall ‘Afar ha llegado a niveles sin precedentes. Un portavoz de la Cruz Roja le informó a Mafkarat al-Islam que hasta ahora 211 civiles iraquíes fueron asesinados por los invasores en su ofensiva criminal contra el pueblo de Irak. 9 mezquitas, 5 escuelas, y las estaciones de agua y electricidad fueron destruidas por tropas estadounidenses. 140 hogares han sido totalmente destruidos por los bombardeos de los estadounidenses...El número de muertos entre los civiles iraquíes continúa elevándose ya que los yanquis bombardean sin parar vecindarios residenciales para obligar a que la Resistencia se rinda.

(Sucesos 11-12 septiembre 2005. Traducido por Muhammad Abu Nasr y Zack. La Voz Libre de Arabia )

 

Miles de personas, hasta 100.000 según los organizadores, se han manifestado hoy (24.9.2005) en Washington para pedir la retirada de las tropas estadounidenses de Irak. Los manifestantes se han congregado en los alrededores de la Casa Blanca horas antes del inicio de la marcha que se ha convertido en el acto de protesta más multitudinario en Washington desde que comenzó la guerra en marzo de 2003. (Agencias, Washington)

 

La lista de records crece continuamente, pero no pasa NADA.

Se mata con el mayor descaro y se ocultan los muertos. Las imágenes desmoralizan al pueblo y dañan la imagen de los gobernantes. En Irak se impuso la censura al comenzar la invasión: nada de fotografías de ataúdes cubiertos con banderas estadounidenses, nada de imágenes de muertos o heridos. Una manera de convertir la guerra en un conflicto unilateral: sólo mueren iraquíes. Los soldados del imperio son inmunes a las balas y al miedo.

Hay que impedir que la violencia y el dolor penetren en los hogares: la ciudadanía no debe percibir el horror de la guerra. Guerras sin testigos. La censura sirve también para garantizar  la impunidad de los crímenes. La gente obligada a dar por ciertos los partes militares.

 

“Asesinar en Irak, en Guantánamo, en Afganistán, no es crimen. Es legal, no provoca horror, se tapa con eufemismos que avergüenzan la libertad y la democracia. El derecho de matar goza de la protección cómplice de nuestra omisión, esa extraña ceguera que nos impide abominar también del terrorismo de estado”. (Frei Betto)

 

d.t.