Febrero-2007

 

NO A LA GUERRA PERPETUA

 

Es inadmisible  que se quiera imponer una cultura de guerra, de miedo, de muerte. Es inaceptable volver a la ley de la selva, a la ley del más fuerte.

La guerra universal contra el terror, que desencadenó Bush tras los atentados de septiembre de 2001, y que él se empeña en mantener activa como elemento esencial de su política doméstica e internacional, es una guerra realmente perversa: carece de fin racional. No tiene objetivo definido, sólo el de acabar con todo tipo de terrorismos sobre la faz de la Tierra, menos con el suyo propio.

El terrorismo es, por su propia naturaleza, multiforme y perpetuo mientras existan las causas que lo alimentan.

Bush considera que EEUU está en estado de guerra desde septiembre de 2001. Sobre este hecho se ha ido desarrollando el proceso degradador de las libertades públicas estadounidenses. El presidente ha ido acumulando poder, argumentando que su condición de Comandante en Jefe de los ejércitos le autorizaba a hacerlo; prescindió de los Convenios de Ginebra cuando le pareció oportuno en atención a las necesidades bélicas (lo que produjo Guantánamo, Abú Ghraib, los vuelos de la CIA y el desprestigio moral de EEUU) y emprendió esta guerra sin fin que hoy está en pleno desarrollo.

La guerra del bien contra el mal, llevada al terreno militar, no tiene fin, tal como la plantea Bush. Sin acuerdos de ningún tipo la paz es imposible. Mañana el peligro vendrá de Irán, o de Corea del Norte; más tarde, quizá de China. Parece como si se tratara de tener enemigos siempre a mano que permitan polarizar las mentes, ahogar todo espíritu crítico y sacrificar las libertades personales y los derechos humanos. (1)

 

Es inadmisible que el resto de países y continentes secunden esa espiral de violencia. Es preciso cortar cualquier artimaña, más o menos secreta, de adhesión a la política belicista norteamericana.

El 14 de febrero la Eurocámara condenaba los vuelos secretos de la CIA y la dejadez de gobiernos europeos ante abusos tan graves. Gobiernos europeos (Alemania, Rumanía, Polonia, España,…) han hecho la vista gorda y mirado para otro lado, mientras se estaban utilizando sus aeropuertos para traficar ilegalmente con secuestrados (“presuntos terroristas”) que transportaban en aviones norteamericanos. Abusos que se han mantenido durante cinco años. Han sido 1245 vuelos de la CIA en aeropuertos europeos. Y todo fueron negativas y desmentidos por parte de dichos gobiernos y de las autoridades europeas. Los tribunales de cada país deberían ahora intervenir contra estas actividades violadoras de los derechos humanos.

No puede valer todo. El ministro español Moratinos se quedó sin saliva de tanto repetir que en España no se realizaron vuelos de la CIA. Incluso lo dijo en el Parlamento español. Ahora resulta que no sólo fueron aeropuertos, sino también las bases de Rota, Morón y Torrejón las que utilizó la CIA para sus vuelos hacia Guantánamo. Esto está prohibido explícitamente por las leyes. Pero España nunca inspeccionó los aviones ni controló la lista de pasajeros ni preguntó qué llevaban a bordo. ¿A qué jugamos?. Todavía el ministro de Defensa español, José Antonio Alonso, insiste en que el Gobierno no tuvo ninguna “evidencia” de que se estuviera produciendo alguna “ilegalidad” en territorio español respecto a los vuelos de la CIA. ¿Qué es eso de la “evidencia”? ¿Y qué quiere decir con “ilegalidad”?.

En este mismo mes de febrero nos enteramos que fue una misión policial española, durante el gobierno de Aznar, a la prisión militar de Guantánamo para interrogar a detenidos. Interrogatorios realizados en una cárcel ilegal, sin las debidas garantías jurídicas (sin previa información de derechos, sin asistencia letrada y sin autorización judicial española).

 

Es inadmisible que las soluciones se pongan siempre en las guerras e invasiones. El diario británico The Guardian asegura que Estados Unidos ultima los planes para atacar a Irán. La acción militar estará lista para esta primavera. El ataque sería llevado por las fuerzas estadounidenses presentes en el Golfo Pérsico. Los blancos ya fueron seleccionados, y serán los complejos nucleares iraníes. Neoconservadores y el vicepresidente Richard Cheney exigen a Bush proceder militarmente contra Irán, mientras el Departamento de Estado y el Pentágono se oponen, al igual que legisladores demócratas y una mayoría de republicanos. Miembros del gobierno de Bush favorables al ataque militar aseguran que éste no tendrá fines defensivos o belicistas, sino que será sólo una medida de presión para obligar a Teherán a hacer concesiones diplomáticas sobre sus programas nucleares.

¡Tiene gracia!...para obligar a Teherán a utilizar la diplomacia, el método elegido es bombardearlos.

De momento Bush ha lanzado la acusación contra Irán de haber suministrado armas a los insurgentes iraquíes…¿Ya estamos otra vez con el cuento de las “armas de destrucción masiva”?.

Bush se irritaba la semana pasada en la Cámara de Representantes, cuando solicitaba el visto bueno para enviar otros 20.000 soldados a Irak. Según Bush tiene la obligación de defender a sus tropas. ¿Y por qué tiene que defenderlas allí en Irak, por qué continúa teniendo esas tropas en Irak…? Los políticos siempre manipulando las palabras para confundir a su ciudadanía…

Y al mismo tiempo más envío de tropas para Afganistán…venga, ¡más madera…!

 

Es inadmisible utilizar siempre la desestabilización y los conflictos armados para conseguir los intereses de los más poderosos.

En Israel hubo satisfacción oficial por la decisión del Cuarteto de mantener el boicot a Palestina. El llamado “Cuarteto de Madrid” (Estados Unidos, Unión Europea, ONU y Rusia), reunido en Washington, resolvió en estos días mantener el terrible boicot a Hamás, que está al frente del Gobierno palestino desde que fue elegido legítimamente en las urnas. Un bloqueo con gravísimos daños humanitarios. Occidente nunca aceptó que el pueblo palestino eligiera libremente a Hamás y se lo está haciendo pagar con sangre. ¡Gran respuesta democrática…!

El Cuarteto exige a Hamás que renuncie a la violencia, que reconozca a Israel y acepte los acuerdos suscritos en el pasado entre israelíes y palestinos (“Hoja de Ruta”), pero no dicen nada de que el gobierno israelí reconozca el derecho de los palestinos a tener su propio Estado, ni de la colonización incesante por parte de Israel de territorios ocupados en Palestina, ni del muro ilegal que Israel continúa construyendo.

Para acelerar las soluciones, después del gran ataque del 29 de enero en Gaza por parte de Israel, se ha utilizado otra arma más destructiva: alimentar la lucha interna entre palestinos, enfrentando a las fuerzas leales al responsable de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas (con su facción Fatah) y, por otra parte, a las fuerzas leales al gobierno de Hamás. Estados Unidos, a través de Israel, está surtiendo de armamento a la facción de Abbas para desestabilizar al legítimo gobierno palestino.

 

Es inadmisible que se provoquen guerras civiles en países ajenos y que se manipule la información para engañar a todo el mundo. Se hace en muchos países africanos y se está haciendo en Irak.

Es la nueva estrategia de Estados Unidos, enfrentar a las víctimas, provocar la violencia entre chiítas y sunnitas. Todos los atentados son atribuidos a unos o a otros, por esos medios de comunicación que ocultan la verdad, convirtiéndose en cómplices del genocidio perpetrado por Washington. ¿Son realmente los chiítas y sunnitas los responsables de las matanzas de cientos de personas, secuestradas, torturadas y arrojadas en calles y caminos de ese país?...

La complicidad inmoral de los medios con el genocidio iraquí, cuando las cifras de muertos ascienden a más de 700 mil es hoy por hoy también una afrenta para la humanidad.

¿Por qué permanecen las tropas invasoras? ¿Por qué ese interés en no abandonar el escenario, sin importar el precio humano que se pague? ¿Por qué no se habla de la estrategia de control de Medio Oriente y sus recursos que están en juego…?

Es indudablemente una burla cínica a los pueblos del mundo.

Entre cien y 200 personas mueren ahora por día desde que Bush lanzó su “nueva estrategia”. Bombas que explotan al paso de autobuses, en escuelas; atentados cerca de mercados y entonces comienza a estar claro por qué ejecutaron a Hussein y televisaron su muerte y las burlas -se supone de chiítas- todo esto destinado a una reacción de los sunnitas, para provocar enfrentamientos y justificar su presencia y las matanzas.

Nada se publica sobre la resistencia iraquí que advierte diariamente y en forma desesperada que ellos “no matan a su gente como hacen creer los asesinos” y denuncia con testimonios conmovedores el horror vivido por toda la sociedad de Irak en manos de los ejércitos de ocupación y los mercenarios. La resistencia iraquí advierte al mundo que sus acciones en defensa de su tierra y su derecho a la soberanía real están dirigidas contra el ocupante y sus cómplices. “Derribar helicópteros enemigos es un acto heroico y se festeja”, como sucedió en las últimas semanas. “Porque defender un país ocupado no es terrorismo. El terrorismo lo aplica el invasor y ocupante. No hay dos o tres verdades. Hay una sola” dice un comunicado de la resistencia.

¡Cuántas mentiras, respecto a sus argumentos ofensivos y sus objetivos reales, desde que, hace casi cuatro años, los ejércitos imperiales entraron en Irak!  ¿Cuatro años de muerte y muerte para “instalar la democracia”?. (2)


Pero la corrupción a nivel mundial es tal, que las leyes las hacen unos y las sufren otros. Injusticias que resultan evidentes, a lo sumo quedarán en simples denuncias. Los delitos o violaciones de derechos por parte de los gobernantes o autoridades quedan en meros “errores” y nadie asume responsabilidades. Esto se llama “impunidad”.

Un resquicio de libertad se siente, cuando nos enteramos que un grupo de abogados y otros expertos se presentan ante el fiscal federal alemán y le piden que abra una investigación criminal por crímenes de guerra contra Donald Rumsfeld, Alberto González y otras figuras claves del gobierno de Bush.

La acción contra Rumsfeld fue anunciada en la ciudad de Nueva York a finales de octubre en una conferencia denominada "¿Es la jurisdicción universal una herramienta efectiva?". La doctrina permite a los tribunales locales juzgar crímenes internacionales sin tener en cuenta donde se cometió el crimen, la nacionalidad del criminal o la nacionalidad de la víctima, y se aplica sólo para los delitos más atroces: genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, incluyendo la tortura. Una serie de países de todo el mundo han promulgado estatutos de jurisdicción universal, incluso los Estados Unidos la admiten para ciertos delitos terroristas y para la tortura.

Wolfgang Kaleck, uno de los abogados alemanes de derechos humanos que presentará el caso, dijo que a menudo le preguntan ¿realmente esperas que se arreste a Rumsfeld por crímenes de guerra?, su respuesta es que no lo espera inmediatamente. "Pero hacemos lo posible para que algún día sea arrestado" dice. Según Kaleck, el gobierno alemán recibe regularmente llamadas de visitantes potenciales de alto nivel preguntando, "¿Hay alguna queja sobre mi?"

Antoine Bernard, director ejecutivo de FIDH, dice que aunque han habido pocas condenas hasta ahora basadas en la jurisdicción universal, "ahora el miedo no esta sólo en el lado de las victimas sino también en el de los torturadores". (3)

Qué gusto poder decir: “Criminales de guerra, andad con cuidado”.

La guerra nunca fue una buena solución.

 

d.t.

______________

(1) A. Piris

(2) Stella Calloni

(3) Jeremy Brecher y Brendan Smith