Diciembre-2008

 

¿Seres RACIONALES?

 

Los medios de comunicación hacen recuento. El mundo padece 39 enfrentamientos bélicos por disputas económicas, étnicas y religiosas. Occidente se libra, pero arma (¿y dirige?) a los contendientes. Cada vez más guerras en países más empobrecidos.

El informe del Instituto Heidelberg afirma que hubo más guerras y enfrentamientos que en 2007 (345 conflictos, 9 guerras y 30 crisis severas) y que se han concentrado en 22 países.

Rusia invadió a Georgia, que previamente lanzó una ofensiva contra las repúblicas separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.

En África Subsahariana, padecieron los enfrentamientos más graves Chad, Somalia y Sudán. Las personas refugiadas o desplazadas suman más de 5 millones.

En América, están a la cabeza los conflictos de México y Colombia. Las personas desplazadas superan los 3 millones.

En Asia Central y Oceanía, aparecen Pakistán y Sri Lanka como los países más afectados. En Sri Lanka aumentaron en 250.000 las personas desplazadas durante este año.

Cuatro escenarios sobresalen en Oriente Próximo: Afganistán, Irak, Palestina y Turquía. Las personas civiles muertas se cuentan por millares.

En el mundo ya existen entre 20 y 25 millones de personas desplazadas… RAZONABLEMENTE.

 

Para el Premio Nobel de la Paz estuvo nominado Georges W. Bush, el mismísimo a quien gran parte de la ciudadanía quiere juzgar por crímenes contra la humanidad.

Alfred Nobel, el padre del premio, inventó la dinamita y otros explosivos  que sirvieron a fines militares, e hizo una fortuna colosal poblando la humanidad de municiones. «Ahí anda el artesano del desprecio, implorando el amor del despreciado» (Pablo Neruda).

El Premio Nobel de la Paz 2008 ha recaído en Martti Ahtisaari, fue presidente de Finlandia y comisionado de la ONU supervisando varios acuerdos de paz. También apoyó la invasión a Irak.

En el pasado, entre otros, recibieron el Premio Nobel de la Paz Theodore Roosevelt, Henry Kissinger, Shimon Peres y Menachem Begin. Según Gabriel García Márquez, Begin debería haber merecido el «Premio Nobel de la Muerte».

En fin, unos premios, según dicen, muy RAZONABLES.

 

Se esperaba para diciembre una esperada noticia: el fin de las bombas de racimo. Llegaron a definirlo como “el principal tratado humanitario de la última década”. El acuerdo, que fue firmado en Oslo por 120 países, prohíbe la fabricación, desarrollo, compra y almacenamiento de este tipo de munición y una ayuda para desmantelar los restos de estas bombas en todo el mundo.

Pero hubo un grupito de países que no firmó, precisamente sus principales fabricantes y  usuarios: Estados Unidos, Rusia, China, India, Pakistán e Israel.

Estados Unidos dispone de un arsenal estimado entre 700 y 800 millones de bombas de racimo. Sólo tres países asiáticos -Laos, Vietnam y Camboya- tienen 383 millones.

Curiosamente, el 98% de las víctimas de estas bombas son civiles y el 27% niños.

Todo resulta realmente RAZONABLE.

 

Se está preparando una MARCHA MUNDIAL POR LA PAZ Y LA NO-VIOLENCIA.

La Marcha Mundial comenzará en Nueva Zelanda el 2 de octubre de 2009, día aniversario del nacimiento de Gandhi y declarado por la Naciones Unidas día Internacional de la No-Violencia. Finalizará en la cordillera de Los Andes, en Punta de Vacas al pie del Monte Aconcagua el 2 de enero de 2010. Durante estos 90 días, pasará por más de 90 países y 100 ciudades, en los cinco continentes. Cubrirá una distancia de 160.000 km por tierra. Un equipo base permanente de cien personas de distintas nacionalidades hará el recorrido completo.

¿También esta Marcha es RAZONABLE? Al menos, sus organizadores ven muchas razones para llevarla a cabo:

Porque el hambre en el mundo puede resolverse con el 10% de lo que se gasta en armamento. ¿Podemos imaginar cómo sería si se destinara el 30 o el 50% para mejorar la vida de la gente, en vez de aplicarlo en destrucción?

Porque eliminar las guerras y la violencia representa salir definitivamente de la prehistoria humana y dar un paso de gigante en el camino evolutivo de nuestra especie.

Porque en esta aspiración nos acompaña la fuerza de las voces de cientos de generaciones anteriores, que sufrieron las consecuencias de las guerras, y cuyo eco sigue escuchándose hoy en todos los lugares donde siguen dejando su siniestra estela de muertos, desaparecidos, inválidos, refugiados y desplazados.

Porque un "mundo sin guerras" es una propuesta que abre el futuro y aspira a concretarse en cada rincón del planeta en el que el diálogo vaya sustituyendo a la violencia.

 Millones de seres humanos piden por necesidad que se acaben las guerras y la violencia. Podemos conseguirlo uniendo todas las fuerzas del pacifismo y de la no-violencia activa del mundo.

 

Para adherirse y tener mayor información sobre la Marcha Mundial puede hacerse por internet.

Sobre los niveles de racionalidad que existen en nuestro planeta, cada cual puede juzgar.

Última hora: El día 27 de diciembre, en torno a las 10 de la mañana, el prepotente ejército israelí celebraba su peculiar Navidad, en el escenario de la primera Navidad de la historia, con un bombardeo masivo sobre Gaza (Palestina). Se habla al menos de 50 víctimas. Mientras tanto, la Comunidad Internacional entona villancicos al niño de Belén.

 

www.miradasolidaria.com