(Julio/Agosto-2000)

 

Amnistía Internacional denuncia que España vendió armas

a Sierra Leona a pesar del embargo de la ONU

(Noticia aparecida en El Mundo 30.5.2000)

La organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI) ha revelado que España vendió armas ligeras y munición a Sierra Leona entre 1992 y 1999, por valor de 39 millones de pesetas y que, incluso ya en plena guerra y nuevamente a principios de 1999, Sierra Leona compró municiones a España por valor de ocho millones de pesetas.

También se exportaron, desde 1992, armas y municiones por valor de 31 millones a Burkina Faso, país al que la ONU ha acusado de facilitar material bélico al Frente Revolucionario Unido (FRU).

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso un embargo de venta de armas a Sierra Leona en 1997, que desde 1998 sólo se aplicaría a las fuerzas rebeldes, tal y como indica AI. La organización ha reclamado a España que mejor «promueva la protección de la población civil de Sierra Leona, ante la grave crisis de derechos humanos que vive el país».

Me dejó pensando esto que escuché en una tertulia: 

"¿De veras hay un negocio mejor que la venta de armas...?

Es el mercado más abierto. Sólo se necesita provocar una guerra de vez en cuando."

 

¿Y, a propósito,  para qué sirven y quién respeta esos "embargos impuestos" por la ONU...?