Junio-2002

Triste, preocupado o indignado…?

 

Pues con claridad no puedo decirles cómo se encuentra este mochuelo.

Miro a mi alrededor, siento al mundo, me preocupa tanto sufrimiento injusto, me entristece tanto sentimiento de impotencia,  me indigna tanto abuso autoritario,...

 

TANTAS MENTIRAS: El llamado Sistema neoliberal está imponiendo un relato falso de la realidad, según el cual la destrucción ecológica es sinónimo de progreso, y que el enriquecimiento desmesurado de unos pocos y de las grandes  corporaciones económicas va a desembocar en el bienestar de las mayorías…MENTIRA! ¿Verdad que sí es mentira?.

 

CUÁNTOS MECANISMOS DE ENGAÑO: Mientras en el mundo actualmente se destinan un promedio de 180 dólares anuales por persona para educación…el gasto anual por persona para publicidad oscila en los 156 dólares… y cada vez sube más el gasto de publicidad y baja el de educación pública…

 

QUÉ CANTIDAD DE CONTRADICIONES: Los Ministerios de Guerra se llaman Ministerios de Defensa; los países llamados más libres son los que tienen mayor cantidad de presos en el mundo; las cárceles están llenas de drogadictos y vacías de banqueros lavadores de narcodólares; los gobernantes que hablan de paz son los que venden las armas de todas las guerras; las empresas y gobernantes que más nos hablan del futuro del mundo son los que más están contaminando y poniendo en peligro el futuro del mundo; las fronteras que están de par en par para las mercancías y capitales permanecen cerradas para las personas necesitadas; las resoluciones de la ONU que se imponen a unos países bajo amenaza de guerra, son rechazadas por Israel con la licencia de Estados Unidos; el pueblo colombiano, sus campesinos, sus grupos guerrilleros, reprimidos desde hace tantos años, es presionado para elegir como presidente al Sr. Uribe, unos de los fundadores de los paramilitares;…

 

CUÁNTA  CONFUSIÓN: La Iglesia que habla de participación, de servicio, de colaboración, sigue manteniendo y paseando (debido a no sé qué oscuros intereses) a un enfermo y exhausto Papa “al frente” de la Institución (un portavoz que ni puede hablar, ni caminar), sigue aprovechando para excluir a colectivos (como los homosexuales), o para que “sus talentos sean productivos” invierten en negocios de Bolsa o incluso de dinero negro (por tales motivos, la Iglesia española acaba de perder 2,5 millones de euros); los sindicatos en España se permiten convocar a una Huelga general a la voz de un slogan pero sin explicar los motivos, al tiempo que el Gobierno les contesta de inmediato con un par de Decretos leyes, cada cual nos vende su moto por la marca, pero ninguno nos explica el manual de funcionamiento, y los ciudadanos, como espectadores de tenis, simplemente giramos la cabeza de un lado para otro, o para ninguno;…

 

Para qué seguir… Pueden entender por qué el título del presente comentario.

Pero conste que nada hablamos de desesperanza, ¿oyeron?. Sigo pensando como la antropóloga Margaret Mead: “Nunca duden de que un pequeño grupo de ciudadanos juiciosos, comprometidos, puedan cambiar el mundo. Por cierto, es lo único que alguna vez lo haya logrado”.  Y eso a pesar de los pesares. Decía Chopenhauer: “Toda verdad pasa por tres etapas: Primero, es ridiculizada. Segundo, enfrenta una violenta oposición. Tercero, es aceptada como evidente”.

 

Apostillando: ¡Qué carajo! Para quienes creen en la vida,

el cabreo o la indignación ética es humana, digna, positiva

y, además, es fuente de compromisos.