Mayo-2008

 

ESTO ES UN CACHONDEO

 

Dice el ministro español de justicia que la Constitución señala perfectamente las competencias y que el cumplimiento de la Constitución y de las leyes es el ABC del Estado de Derecho.

            Cuando cumple sus cuatro años, un gobierno no puede decir que sigue por las buenas, cesa obligatoriamente porque así está fijado por la Constitución. Cuando pasan cuatro años de legislatura, las Cortes deben renovarse y celebrarse elecciones, porque así lo ordena la Constitución.

            ¿Y por qué continúa el órgano de gobierno de la justicia, el Consejo General del Poder Judicial, si hace año y medio que venció su mandato según la Constitución? ¿Por qué la Constitución está sometida en este caso a la voluntad y peleas de los dos grandes partidos políticos?

Esto es un cachondeo.

 

¿Racista yo? El racismo es cosa del pasado, hombre.

            Fíjate, en los próximos meses la Comunidad de Madrid va a repartir por los centros deportivos, los colegios y los comercios más de dos millones de chicles, blancos y negros, como icono de la lucha contra el racismo. La campaña se completa con cuñas de radio, anuncios en prensa, televisión e Internet, en los que participan 18 deportistas de élite. Su lema: “Di no al racismo en todas las lenguas”.

            Ahí lo tienes, un chicle contra el racismo. Incluso hay gente que hace propuestas más contagiosas y sabrosas para la próxima campaña: “Déjate besar por los inmigrantes hasta que te saquen los colores” “Di no al racismo con la lengua”…

            Así que dices que ya no hay racismo… ¿Y tú has leído todo lo que se está diciendo de las leyes contra los inmigrantes en Italia, en Francia, en España, en la Unión Europea, en Estados Unidos,…? ¿Y qué te parece…?

        El cartel aparecía colgado en la puerta de una tienda de informática de la localidad mallorquina de Alcudia. Con los colores de la bandera de Rumanía de fondo, el letrero decía: “Se prohíbe la entrada sin previo aviso a perros y rumanos, de lo contrario saldrán hechando ostias”. Tal cual, falta de ortografía incluida.

¿Sabes qué te digo…? Que esto es un cachondeo.

 

Anda que no dieron la vara en el Consejo de Europa con el tema de los vuelos secretos de la CIA (transportando prisioneros “sospechosos” a Guantánamo y a cárceles secretas), al barruntar que sobrevolaron territorio europeo y que utilizaron ilegalmente aeropuertos europeos. Los ministros de cada país, entre ellos el español, se deshacían afirmando una y mil veces que eso no era posible, que no había noticias, y que, además, eso es inadmisible porque es una flagrante violación de los derechos humanos.

            Vueltas y más vueltas, mentidos y desmentidos. Al final fueron aceptando uno a uno que se habían utilizado varios aeropuertos europeos.

            España procedió a endurecer su Acuerdo bilateral, obligando a Estados Unidos a informar al gobierno de España de todas sus actividades militares y de inteligencia en territorio español. Ahora se confirma que, pocos meses después de tal acuerdo, han seguido habiendo vuelos ilegales que usaron aeropuertos españoles. Por ejemplo, dos vuelos en la Base española de Rota el 22 de junio y el 30 de septiembre de 2007 que partieron para Guantánamo.

Total, que esto es un cachondeo.

 

Hacienda somos todos. La de veces que lo repiten. Pero quien más, quien menos anda con la mosca detrás de la oreja. Cuando alguna vez pillan a un capitoste sacando millones a escondidas a bancos extranjeros para librarse del fisco, hay gente que se mosquea. ¿Recuerdan al presidente de la compañía postal alemana Deutsche Post que ya había escondido 4 millones de euros en Liechtenstein?

            Y ya me dirán si no es para mosquearse cuando el propio Ministerio de Hacienda dice que nueve de cada diez fortunas españolas evaden impuestos. O sea que el 86% de las fortunas españolas con patrimonios superiores a 10 millones de euros no cumplen con su obligación de declarar Impuesto de Patrimonio. Y, para colmo, nos dicen que la economía sumergida o dinero negro mueve el 23% de todo el producto interior bruto. Más de una cuarta parte de toda la riqueza nacional es fraude.

¿Aparte de los obreros, aquí paga alguien a Hacienda…?

Lo dicho, esto es un cachondeo.

 

Monseñor Rouco, presidente de la Conferencia Episcopal Española está preocupado por la ola de laicismo que nos invade. Tranquilo, monseñor. ¿Usted no ha ido al Rocío? Esas miles y miles de personas, caminando días enteros por medio del parque nacional de Doñana, con los pies enterrados en la arena soportando el polvo del camino, la solanera o la lluvia,… Y todo por ver a la Blanca Paloma. ¿Usted cree, monseñor, que eso es laicismo?

¡Tanta devoción, tanto entusiasmo, tanta fe en su Virgen del Rocío! No vea, la de gente llorando cuando ven a la Blanca Paloma…¡Y esa salve rociera que les enloquece!...Hasta gente famosa ve usted por allí con las lágrimas en los ojos…

            Mire, monseñor, no sabemos si esa fe moverá montañas, pero pone en patillas todo el parque de Doñana; y fiesta y vino corre más que en las bodas de Caná; y sacrificios ni le cuento…Según  informa SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza  de la Guardia Civil), solamente en este año han muerto 23 caballos en el camino por agotamiento, inanición o maltrato. Son muchos más los que mueren después en sus cuadras. ¿Explicaciones…? ya sabe, caballos mal preparados, montados horas y horas, atados al sol, apaleados,… “Se mueren porque el jinete que va arriba es más burro que el de abajo”.

¿Todo eso es fe, monseñor? Pues hay mucha gente que dice que eso es un cachondeo.

 

Apenas son algunos ejemplos. No se trata de jugar a ser moscas cojoneras¡Es que son tantas las mentiras y los cuentos que nos sirven en bandeja…!

        La publicidad vende tanto como engaña. La crema dental ayuda a la higiene pero no salva los dientes, ni los de los ricos podridos por las golosinas, ni los de los pobres que el hambre descalcifica. Los aparatos de gimnasia pueden ayudar a la salud, pero no vuelven en “modelos” los cuerpos, ni los de los ricos  hinchados por la obesidad que produce su comida basura, ni los de los pobres que la miseria deforma. Ni la colonia provoca desmayos amorosos, ni las cremas te hacen más joven, ni los coches aumentan tu espíritu juvenil…

            El periódico Público del 15 de abril informaba de una encuesta en Estados Unidos: El 37% de los encuestados “consideraban las escenas de sexo más ofensivas que ver imágenes en las que una persona le corta la cabeza a otra (26%)”.  ¿Qué concepto de ética habrá por allá?

         Dejémoslo. Pero ya saben que el que calla otorga. Si no protestas te cuentan como partidario, el gobierno te cuenta entre sus adeptos demócratas, la iglesia te cuenta entre sus millones de católicos (no importa que ya no sepas ni santiguarte), la televisión te incluye en su audiencia,… 

Hablando en serio, muy en serio, de veras esto es un cachondeo.

 

            Apostillando:  Señores del mundo,

                        ¿no creen que las personas merecemos más respeto?