Noviembre-2007

Y por USA… ¿qué?

 

Es increíble el puzzle de cosas fantasiosas, extravagantes, peligrosas, disparatadas, asombrosas, escandalosas,…que ocurren en Estados Unidos.

Eso sí, enormes disparates te los venden como simples anécdotas.

“Bueno, casi mejor ni comentar, para que los americanistas no nos tilden de antiamericanos”, nos dijo con su poquito de sorna.

La gente se pregunta qué pasa por allí…Parece que crecen los signos de debilitamiento.

 

Estados Unidos, con su presupuesto de guerra de medio millón de millones de dólares, acapara el 40% del total de los gastos militares del planeta. Pero allí hay 50 millones de ciudadanos desprotegidos por carecer de seguro médico.

¡Curioso sentido de la seguridad!

Hay gente, como Daniella Levino de la Coalición de Servicios Humanos, que habla refiriéndose a los desprotegidos: 'Se está llegando a un punto en que estos números no pueden seguir ignorados por las autoridades'.

Pero el gobierno considera los gastos militares como el sostén de la doctrina imperial, en su afán de mantener la hegemonía mundial.

El Congreso aprobó recién una ley para extender la cobertura médica a 10 millones de niños de familias pobres. La ley no ha tenido efecto porque EL GOBIERNO LA HA VETADO.

 

Modificaron el color de la pala, pero el método es el de siempre. Con una paletada de dólares puedes enterrar cualquier soborno.

Estados Unidos venden al mundo millones de películas de jueces duros y escrupulosos…Son películas.

La petrolera estadounidense Chevron ha acordado pagar 30 millones de dólares por su implicación en sobornos ilegales ofrecidos a Irak con el fin de adquirir crudo aprovechando el programa humanitario de la ONU 'Petróleo por Alimentos'.

Le han aplicado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

El programa de la ONU “Petróleo por Alimentos” tenía por objetivo proporcionar asistencia humanitaria al pueblo iraquí, por encontrarse el país castigado con un embargo comercial internacional, a cambio de cierta cantidad de petróleo.

La petrolera usó sus artimañas para conseguir bajo cuerda 78 millones de barriles de petróleo iraquí.

No le importa pagar la insignificante multa…Los dirigentes de la Chevron aparecerán ahora en televisión orgullosos por haber cumplido las exigencias de las leyes norteamericanas.

 

Ojo con el papelón del Congreso en un país tan super-democrático. El secretario  de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, acaba de anunciar que, si el Congreso no aprueba el proyecto de ley para financiar las guerras de Irak y Afganistán, ordenará al Ejército y la Marina que desarrollen planes de recorte de hasta 200.000 puestos de trabajo. O hay más dinero para guerra, o aumentaremos las filas de desempleados.

El caso es que el 14 de Noviembre, la Cámara de Representantes norteamericana aprobó la asignación de otros 50.000 millones de dólares para la guerra en Irak, pero le añadieron una “coletilla”: el proyecto incluía el comienzo de la retirada militar de ese país…

Se espera que esa “coletilla” no sea aprobada por el Senado, porque, si eso llega a ocurrir, el presidente BUSH YA HA PROMETIDO VETARLA.

 

En contra de lo que creen o dicen probos periodistas occidentales, a muchos norteamericanos no les molesta el calificativo de “imperialistas”.

Y, por supuesto, el mundo de las armas les resulta familiar. Entre risas respondió al entrevistador: “Claro que sí, las guerras son necesarias”.

Y, lógicamente deducen, todo Imperio que se honre ha de tener más fuerza que nadie.

         “El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, respaldó la decisión del Congreso de destinar fondos para crear un nuevo sistema de armamento espacial capaz de lanzar misiles contra cualquier punto de la Tierra en apenas dos horas”. (BBC).

Es casi de película: Este programa “Falcon” (Halcón) incluye un vehículo bombardero ultra veloz recuperable que será puesto en órbita propulsado por un cohete. Una vez en el espacio, podrá lanzar misiles guiados de alta precisión contra sus objetivos, para luego retornar a la Tierra.

El Congreso estadounidense también aprobó el financiamiento de sistemas de defensa para sus satélites y de ataque contra los del enemigo.

Esto es la leche, muchachos….¡Estamos ante la Globalización del Ataque”.  El especialista en temas de defensa de la BBC, Rob Watson, indicó que la característica principal del proyecto permite "atacar globalmente con agilidad…El vehículo lanzamisiles viajará a velocidades hipersónicas, más rápido que los aparatos supersónicos”.

 

La cosa tiene guasa, como dicen por Cádiz… ¡y mucha comedura de coco!. Las guerras en Irak y Afganistán ya han costado a Estados Unidos cerca de 1,6 billones de dólares, según un Informe del Comité Económico del Congreso de Estados Unidos.

Eso significa, que, entre 2002 y 2008, a cada familia norteamericana se le ha cargado un costo de 20.900 dólares (casi tres millones de las antiguas pesetas por familia para la guerra).

¡Vaya suerte la de aquellas familias, que encima tienen que ofrecer a sus hijos para morir en unos frentes que ni conocen, ni les han interesado en toda su jodía vida…!.

En el Imperio crecen las armas y se empequeñecen las almas.

 

“De verdad, nos decía, que es un país con todos los adelantos. En Estados Unidos hay de todo y ves de todo…Lo que pasa es que hay gente que no le va muy bien…Hay colectivos que las pasan putas…”

Por ejemplo, los homosexuales. En 31 de 52 estados de EE UU es legal despedir a alguien por su preferencia sexual. Y, aunque este 7 de noviembre ha sido aprobada en el Congreso una ley contra esa discriminación, no se incluye a los transexuales, tal y como sucede ahora en 39 estados, en los cuales estos transexuales pueden ser despedidos por el mero hecho de serlo.

A los inmigrantes tampoco les va muy bien. Hay treinta mil personas encarceladas sin haber cometido ningún delito, sólo por ser inmigrantes. Ya en diciembre del año pasado, la organización Texanos Unidos por la Familia (Texans United for Family) denunció que entre ellos se encontraban 300 menores, algunos de tan solo tres años. Además se trata de un jugoso negocio para las empresas privadas de prisiones.

 

“Cuando llevas unos años por allí, ves y conoces a mucha gente zumbada”, nos dice. Insistió en que no quería ofrecer una idea demasiado macabra o negativa de Estados Unidos. Admitió que efectivamente es una potencia mundial y ellos así lo sienten… Pero una potencia con muchas debilidades. Siempre se dijo que es el país más rico del mundo, pero cuenta con millones de ciudadanos en la miseria…Luego no es el país más rico, sino el país que tiene algunos ciudadanos enormemente ricos.

¡Hay tanta gente tocada de la cabeza…”. Nos preguntó si conocíamos la entrevista que hicieron a Jimmy Massey, un sargento ex-marine de Irak que presenta su libro Cowboys del Infierno en la Feria del Libro de Caracas. Es duro…

         “Tengo 32 años y soy un asesino psicópata entrenado. Las únicas cosas que sé hacer es venderle a los jóvenes la idea de enrolarse en los marines y matar. Soy incapaz de conservar un trabajo. Para mí los civiles son despreciables, retrasados mentales, unos débiles, una manada de ovejas. Yo soy su perro pastor. Soy un depredador. En el Ejército me llamaban ‘Jimmy el Tiburón’.”  Esto dice en su libro, este personaje, tatuado por todas partes, que dirigió a 45 hombres que no dudaron en matar a civiles inocentes iraquíes.   

         Le decía al entrevistador: “El reclutador trata de ganar gente con incentivos económicos. Durante tres años recluté a 74 personas, que nunca me dijeron que querían entrar en el Ejército para defender al país ni argumentaron ninguna razón patriótica. Querían recibir dinero para ir a una universidad u obtener un seguro de salud. Y yo les describía primero todas esas ventajas y solo al final les hablaba de que iban a servir a la patria. Jamás recluté al hijo de un rico. Para mantener el trabajo, los reclutadores no podíamos tener escrúpulos.”

         Y añadía: “Los estándares para el reclutamiento han descendido enormemente, porque casi nadie quiere enrolarse. Ya no es un impedimento tener problemas mentales ni antecedentes criminales. Pueden ingresar personas que han cometido felonías, es decir que han sido sentenciadas a más de un año de cárcel, lo que se considera un delito serio. Pueden ingresar muchachos que no han terminado los estudios preuniversitarios. Si pasan la prueba mental, ingresan.” 

         “He sido un asesino psicópata porque me entrenaron para matar... Yo era un psicópata porque nos ensañaron a disparar primero y a preguntar después, como lo haría un enfermo y no un soldado profesional que solo debe enfrentar a otro soldado. Si había que matar a mujeres y a niños, lo hacíamos. Por tanto, no éramos soldados, sino mercenarios.”  

Las salvajadas que cuenta son demasiado fuertes…Volvió a Estados Unidos enfermo por el uranio empobrecido…cuando llegó lo trataron de loco, cobarde, traidor.

 

En fin, todas estas cosas había una vez…mientras soñábamos un mundo al revés…

 

d.t.