Mayo-2001

 

Transcribimos simplemente una noticia aparecida en la prensa.

Es una de esas noticias todavía publicable por su espectacularidad:

trata de esclavos, en nuestros tiempos modernos, y, además, de niños.

La noticia encierra morbo para la prensa, pero una enorme vergüenza

para cualquiera que se considere persona humana.

 

Interceptan en Benin un camión con al menos 23 niños esclavos

El Mundo, 10 de mayo del 2001

El escándalo en torno al tráfico ilegal de menores y su utilización como esclavos de facto en las plantaciones de Costa de Marfil se reavivó ayer tras la detención el martes en Benin de una decena de pasadores que llevaban al menos a 23 niños en un camión que viajaba hacia territorio marfileño.

El vehículo fue interceptado en un control policial en la carretera de Comé, 65 kilómetros al noroeste de Cotonú. En el interior, los agentes descubrieron a 17 niños y seis niñas, que admitieron que se dirigían a «trabajar en los campos de Costa de Marfil», según declaró un pequeño a la emisora RFI. «Fue mi padre quien me recomendó ir con este señor [el pasador], pero yo no le conocía de nada», afirmó.

El hallazgo del camión negrero se produce al mismo tiempo que la prensa de Benin informa sobre el desmantelamiento de una red de comercio ilegal de infantes en la norteña localidad de Parakou. Según los medios, la policía detuvo allí a los intermediarios que habían acordado vender a cuatro niños de entre ocho y 12 años a un «cliente nigeriano» que les pagaría «un dólar» por cada uno.

El alboroto se amplifica en tanto que el pasado día 30 de abril otro grupo de intermediarios fue interceptado con otros 11 niños de Benin en territorio de la vecina Togo, justo cuando se disponían a internarse ya en Costa de Marfil. Los 11 menores fueron entregados a la ONG Tierra de Hombres de Cotonú, la misma que se hizo cargo de la treintena de pequeñines ilegales que viajaban en el buque Etireno, cuya odisea destapó esta problemática que afecta a todo África Occidental.

Pese a la nueva algarabía, el ministro de Agricultura marfileño, Alphonse Dounty, intentó restar importancia a este comercio ilegal y dijo el martes en Londres que su país está «indignado» por la «campaña denigrante» que han abanderado supuestamente ciertos medios internacionales «al calificar a Costa de Marfil como país esclavista».

Dounty dijo que el recurso a niños esclavos es «marginal» y acusó a una minoría de agricultores «de Burkina Faso y Mali» de ser los únicos que se prestan a ello frente a la «mayoría que cultiva el cacao de manera honesta». Pese a las cifras de UNICEF, que estima que en los campos marfileños hay 15.000 menores esclavizados, Dounty dijo que ello sólo afecta al 10% de las explotaciones agrícolas.

Añadimos por nuestra cuenta: ¿En cuántos países del mundo estarán sucediendo casos similares?

Se estima que, tan sólo en África Occidental, 200.000 menores son condenados a la esclavitud.

"Dormíamos en un garaje. A mí me marcaron con un cuchillo candente" (niña esclava beninesa)

En 1997, las autoridades de Benin descubrieron un navío, el Croisiére Atlantique, con 400 niños indocumentados a bordo que iban a ser enviados hacia varias naciones vecinas.

Se están vendiendo niños/as incluso por 3.000 pesetas por parte de los padres, aunque los traficantes llegan a cobrar hasta 83.000 en el caso de menores enviados a los campos de cultivo de Costa de Marfil y 41.000 pesetas para las empleadas del hogar de Gabón.

Una explicación que ofrecen los propios traficantes: "que los niños son más obedientes y sumisos que los adultos. Aquí en Benin la mayoría de los casos de esclavitud se dan entre niñas de nueve y 13 años. Los chicos trabajan como ayudantes de carpinteros, chatarreros, o algo parecido. Ahora estamos comenzando a detectar menores que son enviadas a Europa como prostitutas. A veces se las llevan con los ojos vendados en camiones para que no puedan recordar el camino de vuelta y no se escapen".

Unicef cifre en 250 millones el número de niños (de entre 5 y 14 años) explotados en el mundo mediante salarios infrahumanos, en la prostitución infantil o como soldados en muy diversas guerras. "Se estima que en los últimos 30 años tan sólo el tráfico de mujeres y niñas en Asia para explotación sexual ha condenado a la esclavitud a más de 30 millones de personas".