Enero-2003

 

EL HOMBRE QUE NO SABIA DISTINGUIR ENTRE DICTADURAS Y DEMOCRACIAS

 

Este pobre hombre NO ENTENDÍA cantidad de hechos ocurridos en nuestro modernísimo mundo, le resultaba imposible distinguir entre cultura y salvajismo, entre sistemas democráticos y dictatoriales, no entendía a los políticos, ni las famosas Cumbres Internacionales, ni a las honorables Instituciones Mundiales… En verdad, entendía muy pocas cosas.

 

NO ENTENDÍA  que, en Argentina por ejemplo, con 40 millones de habitantes y una capacidad para alimentar a 300, se estén muriendo niños de hambre. ¿Cómo explicar una distribución tan desigual de los recursos y de la renta?.

 

NO ENTENDÍA que más de un millón de niños y niñas ingresen cada año en el comercio sexual en todo el mundo, según UNICEF. Que, por ejemplo, en los países de Ghana, Benin, Togo y Nigeria unas 35.000 niñas trabajan para sacerdotes tribales que las tratan como esclavas y las someten a la servidumbre sexual. Que las mafias que explotan sexualmente a los menores les suministran drogas para volverlos más dóciles y dependientes.

 

NO ENTENDÍA que 800 millones de personas sean víctimas del hambre en nuestros días, según la FAO.  Le parecía un “genocidio silencioso”. Según UNICEF, uno de cada dos niños afganos padecen hambre y el 25% de la población infantil afgana no llegará a la edad adolescente.

 

NO ENTENDÍA que 350 millones de niños-as, de entre 5 y 17 años, están sujetos a explotación laboral, según Unicef. Que 179 millones de esos niños/as se encuentren expuestos a las peores formas de trabajo infantil, que ponen en peligro su integridad física, mental o moral, según la OIT. ¿Qué nombre se puede dar al trabajo, sobre todo, de esos 9 millones de niños/as sometidos a la esclavitud, a la trata de niños, al reclutamiento forzoso, a la prostitución y la pornografía?. Sólo en Brasil, siete millones de niños/as están obligados a trabajar para subsistir.

 

NO ENTENDÍA que en México, por poner un ejemplo, la Policía Federal Preventiva hubiera detectado 2.100 páginas informáticas de pornografía infantil en tan sólo un año y descubriera una red internacional de tráfico de niños que en el año 2001 había trasladado más de 700 niños a Estados Unidos, obteniendo ganancias de hasta 5.000 dólares por cada uno.

 

NO ENTENDÍA que, habiendo los medios que hay, no se aplicaran más soluciones al estigma del SIDA. Según el Sr. De Mello de Naciones Unidas, 42 millones de mujeres, hombres, niños y niñas están afectados por el VIH y por el sida en todo el mundo, especialmente marginada económica y socialmente. Cada hora mueren 600 personas por sida, de ellas 60 son niños.

 

NO ENTENDÍA que cada minuto muera una mujer en el mundo por problemas de embarazo o de parto, según la ONU. ¿No resulta vergonzoso que el riesgo de muerte por embarazo o parto sea 600 veces mayor en los países empobrecidos (precisamente los más habitados) que en los desarrollados?

 

NO ENTENDÍA que en nuestro mundo estén sometidas a esclavitud 30 millones de personas, de las cuales el 20% son niños y el 50% mujeres, según CECRA. El Sr. Ferreira, coordinador de la Coalición, mencionó por ejemplo a los 250.000 inmigrantes  que trabajan en condiciones de esclavitud en España.

 

NO ENTENDÍA que, correr de los tiempos, se estén deteriorando las libertades tanto en países ricos como en pobres, según Amnistía Internacional: limitación de derechos a extranjeros en Estados Unidos, Gran Bretaña o China, medidas policiales en Colombia, violaciones en Chechenia, etc. etc.

 

NO ENTENDÍA que en nombre de la libertad se sigan aplicando penas de muerte. Según Amnistía Internacional, Estados Unidos -que alega ser la fuerza mundial más progresiva en materia de derechos humanos- ha ejecutado a más de 600 personas durante la última década. Entre ellas se cuentan a enfermos mentales, presos dudosos o sin asistencia letrada adecuada, menores de edad,

 

 

Este hombre dejó de hablar, se detuvo en su lista de confusiones…

Le dejamos allí, apenas susurrando, entre balbuceos, cosas poco inteligibles:

“no, no puede ser… son crímenes contra la humanidad…” 

 “cuanto mayor es la ‘libertad’ de los mercados, mayor es la esclavitud de los pueblos y la pobreza de las naciones” 

“cuanto mayor es la ‘libertad’ financiera, mayor es el provecho de ladrones y zánganos y menor el bienestar de los trabajadores”  

 “cuanto mayor es la ‘libertad’ del dinero, mayor es la humillación de los pobres y menor la probabilidad de ser respetados como personas”…

 

d.t.