Abril-2005

 

Y PENSAR QUE NOSOTROS...TAMBIÉN FUIMOS NIÑOS

 

* En estos días están circulando correos urgentes pidiendo firmas de denuncia, que organiza una ONG protectora de niños. El motivo es el abuso y muerte de niñas en Sudáfrica, debido al mito existente de que practicando el sexo con una virgen puede curarse el SIDA.

Cuanto más joven es la virgen más efectivo se supone es el remedio. Esto ha provocado una epidemia de violaciones protagonizadas por varones infectados. Recientemente se habla de un caso en Ciudad de Cabo: una bebé de 9 meses violada por 6 individuos. La situación del abuso de menores está en estos momentos alcanzando cotas catastróficas.

 

* Informe OMS (4/2005): Cada día mueren de parto 1.370 mujeres en el mundo, 3.300.000 bebés nacen muertos y cuatro millones pierden la vida antes de cumplir el mes. En total, cerca de 11 millones de pequeños no llegan a cumplir 5 años y 500.000 madres mueren cada año por causas prevenibles.

El Informe de la Organización Mundial de la Salud se publicó con motivo del Día Mundial de la Salud. Cuando habla de las causas, no hay novedades. Son las mismas causas de año pasado, de hace 10 años, de hace 50 años,..: no cuentan con mínimos medios sanitarios para el parto, ni con personal sanitario, ni con medios para acercarse hasta un hospital, ni hospitales,...

Y la misma frase de hace años volvemos a escucharla en boca del director regional de la OMS: "Esto es absolutamente inaceptable y gravemente trágico porque tenemos el conocimiento y la tecnología para prevenir la gran mayoría de esas muertes" (Samlee P.)

 

* Con motivo del Día Mundial del Agua (3/2005), Unicef declaró que más de 4.000 niños mueren cada día en el mundo por falta de agua y que 400 millones de menores carecen incluso del mínimo que necesitan para vivir.

Manos Unidas  alertó de que, si sigue esta tendencia, a mediados de siglo más de 7.000 millones de personas podrían sufrir escasez de agua en 60 países y será, probablemente, uno de los principales focos de conflicto en el mundo.

En África subsahariana el 43% de los niños bebe agua no potable.

Actualmente, 1.100 millones de personas en el mundo utilizan agua de fuentes insalubres y más de 2.400 millones carecen de sistemas de limpieza y alcantarillado.

 

* Informe de UNICEF (3/2005): Aumenta la pobreza infantil en los países ricos. Desde comienzos de 1990, la proporción de niños y niñas que viven en la pobreza ha aumentado en 17 de los 24 países miembros de la OCDEE. Las tasas más bajas de pobreza infantil están en Finlandia y Dinamarca (menos del 3%) y las más altas en Estados Unidos y México (20%).

¿Causas? las tendencias sociales, las condiciones del mercado laboral, las políticas del gobierno....Cuestión  de gasto social.

 

* Según Informe del Fondo para la Defensa de la Niñez, cada tres horas muere un niño por herida de bala en Estados Unidos.  En 2002 murieron así 2.867 niños.

Entre jóvenes y pre-adolescentes, entre 10 y 19 años, las armas de fuego son la segunda causa de muerte, sólo superada por accidentes de autos.

El fenómeno no tiene distingo de razas. Nacionalmente 1.639 niños eran blancos y 1.112 negros.

De 1990 al 2002 murieron de esta manera 10.000 niños latinos y jóvenes.

 

* Según UNICEF, la mitad de los pequeños del planeta, o sea mil millones de niñas y niños, padecen privaciones extremas a causa de tres males principales: la pobreza, las guerras y el sida. Cabe recordar que nueve de cada diez niños que nacen hoy en el mundo lo hacen en países pobres. Y mientras nos disponemos a mimar con exceso a nuestros escasos pequeños, a empacharlos con dulces y a asfixiarlos con regalos caros, los demás menores padecen -según Carol Bellamy, la directora general de la Unicef- de siete privaciones básicas: alojamiento, acceso a servicios higiénicos, agua potable, información, cuidado médico, escuela y alimentación.

Unos 700 millones de niños conocen por lo menos dos de estas siete privaciones. Uno de cada seis tiene hambre. Uno de cada siete no ha conocido el mínimo cuidado médico. Uno de cada cinco no bebe agua potable. Además, hay unos 180 millones que trabajan como adultos en las peores condiciones. Centenares de miles han sido alistados a la fuerza en los numerosos conflictos del planeta, viéndose obligados a hacer uso de las armas y a cometer crímenes de sangre. Las niñas, en estos conflictos, son a menudo objeto de violaciones, lo cual, además, extiende la propagación del sida. Esta enfermedad es responsable de unos 15 millones de huérfanos en el mundo, el 80% de ellos en África subsahariana. Los niños son también las víctimas principales de las guerras; representan el 45% de los 3,6 millones de personas muertas en todos los conflictos durante los años 1990.

 

* La explotación sexual de menores dentro y fuera de la actividad turística es una práctica aneja. Alrededor de un millón de menores son comercializados en todo el mundo por unos cuantos dólares, los países pobres se han convertido en proveedores y los desarrollados en consumidores.

Se calcula que cada año 250 mil turistas acuden al sudeste asiático exclusivamente a sostener relaciones sexuales con menores, y que cerca de 300 mil españoles viajan a Latinoamérica con el mismo fin.

Según la presidenta de la fundación Infantia, Rosa Martha Brown, "Se trata de gente que al salir de su país se transforma, se escuda en el anonimato, la falta de leyes o la facilidad que hay en países subdesarrollados para violarlas y salir impunes. Por si fuera poc, los abusadores se justifican al argumentar que pagan el servicio y que eso en países tan pobres debe ser de gran ayuda para los menores, cuando en la realidad las personas de menos de 18 años siempre son víctimas, estén conscientes o no de que tienen relaciones sexuales”.

En Dominicana, Costa Rica, Indonesia, Laos, los menores son ofertados. Con precios que determina la calidad de la mercancía. De 10 a 60 dólares. Una bicoca para los opulentos.

 

* El más horrendo crimen de la humanidad: 250 millones de menores en todo el orbe viven esclavizados, como resultado de la pobreza, de las políticas del comercio mundial, de los conflictos armados, de la negligencia de los gobiernos, de la disolución familiar...

Las minas y canteras de África, Asia y Latinoamérica sepultan a miles de criaturas que dejan allí sus vidas por el calor, la humedad y los derrumbes. Solamente en Asia está el 60% de los niños esclavos del planeta, que por ejemplo en Pakistán paan horas y días tejiendo alfombras en posturas que les dejan enanos, deformados y con problemas respiratorios por inhalación de polvo de fibra y algodón.

Niños picapedreros de Bangladeh, en fábricas de vidrio con temperaturas de 50 grados e intensos ruidos; las tres mil familias que viven en los basureros de Manila, compitiendo por encontrar lo mejor entre los desechos; los 450.000 menores obligados a empuñar armas en las guerras.

El fenómeno es antiquísimo. Con la revolución industrial en la Inglaterra del siglo XVIII, los dueños de las fábricas de algodón recogían niños desde cinco años en los orfanatos o se los compraban a gente pobre.

 

* Casi el único país que se opuso, en la ONU, a una resolución condenatoria de la ejecución de menores, fue Estados Unidos. El País que se llama a sí mismo: vígíade los derechos humanos.

En 1998 fue ejecutado Joseph Canon, esquizofrénico, que delinquió con 17 años. Otro ejecutado, Sean Sellers, cometió un crimen con 16 años.

En 1976 se restableció la pena de muerte. Más de 900 personas han sido ejecutadas. Más de un tercio sin garantías mínimas.

Ningún país ha sido más demandado en La Haya que Estados Unidos, por violar derechos humanos.

 

* China: 60 millones de niñas podrían morir la próxima década, según datos proporcionados por la ONU, si no se erradica la tradicional preferencia por los varones. Los abortos, infanticidios, la prostitución y el tráfico de seres humanos, son algunas prácticas habituales.

De acuerdo con las estimaciones del gobierno, en China hay 115 varones por cada 100 mujeres, y en algunas zonas llega a 122 varones por cada 100 mujeres. En el resto del mundo las cifras son al contrario.

Parejas que abandonan a las niñas recién nacidas o evitan registrarlas, cosa que impide su asistencia a la escuela y conduce a una vida muy difícil, a la explotación laboral y a la prostitución.

Se está ocasionando un trastorno social: cada vez más hombres acuden a traficantes e mujeres para encontrar esposa.


¡SE ACABÓ! No seguiremos con más datos, tan enormemente dolorosos para cualquier ser con unos mínimos sentimientos. Sobran los razonamientos, todos hemos sido niños y muchos tenemos hijos e hijas menores.

Aquí entre nosotros: este es el mundo al que llamamos DESARROLLADO, MODERNO, CULTO, AVANZADO,... encima de brutos, cínicos.

 

d.t.