inhumanidad6  (Enero/2000)

 

UNICEF: Informe sobre el estado mundial de la infancia

Unicef, diciembre de 1999

A pesar de los grandes progresos alcanzados en favor de los niños durante el siglo XX, el mundo atravesará el umbral de un nuevo milenio sin haber cumplido todas las promesas realizadas a los más jóvenes de sus ciudadanos, por parte de los Gobiernos del mundo a comienzos del decenio de 1990, afirmó hoy el UNICEF.

"Los descubrimientos científicos y tecnológicos nos han ayudado erradicar casi totalmente la poliomielitis y a reducir de manera espectacular los fallecimientos debidos a la rubéola. Al mismo tiempo, por falta de voluntad política, las mujeres y los niños se han transformado en el blanco de unos conflictos armados implacables, y el SIDA se ha convertido en la enfermedad más mortífera de Africa", recordó la Sra. Bellamy, Directora General. "Si no aprovechamos el comienzo de nuevo milenio para mejorar la suerte trágica de los niños, seremos culpables de haber contribuido a su sufrimiento y a la conculcación de sus derechos. Somos nosotros quienes tenemos que decidir".

El crecimiento económico global ha aumentado la diferencia entre ricos y pobres.

LOS DATOS

POBREZA:

1.200 millones de personas viven en la miseria en todo el mundo, de los cuales la mitad son niños. En Nueva York, conocida como la capital financiera del mundo, el porcentaje de niños nacidos en la pobreza entre los años 1990 y 1996 aumentó del 20 por ciento hasta el 52, y el de menores sin hogar se incrementó en un 21 por ciento.

Los ingresos por habitante, ajustados para tener en cuenta la inflación, son hoy en día inferiores al nivel que tenían hace diez años en 80 países. Por el contrario, en los países ricos, los ingresos son 74 veces mayores que en los países menos favorecidos. Presionados por la pobreza, unos 250 millones de niños con edades entre los 5 y los 14 años trabajan actualmente en el mundo en desarrollo.

Aunque la tasa de mortalidad de menores de cinco años sigue descendiendo en el conjunto de los países en desarrollo, sobre la salud de los niños de Africa subsahariana pesan aún graves amenazas. Unos 4,1 millones de niños menores de cinco años murieron el año pasado en esta región, frente a los 3,3 millones de 1980.

En 25 países, todos ellos en Africa excepto uno, un niño nacido hoy no llegará a cumplir 50 años, mientras que un recién nacido que vea la luz en los países ricos tiene un promedio de esperanza de vida de 78 años. Y 130 millones de niños, de los cuales un 60% son niñas, carecen de acceso al enseñanza primaria en los países en desarrollo. En 30 países, la mitad de la población de más de 15 años no sabe ni leer ni escribir. En 29 países, menos de un 15% de las niñas acuden a la escuela secundaria.

BALANCE SANITARIO:

El avance de la medicina ha facilitado la práctica erradicación de la poliomielitis, en otros tiempos una epidemia mundial, y la drástica reducción de la normalidad infantil por causas como el sarampión y el tétanos neonatal.

Sin embargo, al mismo tiempo, nuevas amenazas han aparecido, como la irresistible expansión del sida, y, de acuerdo con la UNICEF, se requiere un compromiso más fuerte y decidido de líderes, organizaciones y grupos civiles para combatirlas

Cada día, 8.500 niños se contagian con el virus del sida y 2.500 mujeres pierden la vida a causa de esa enfermedad, que sólo en 1998 causó la muerte de 900.000 mujeres, el triple del número de víctimas de la guerra de Bosnia, y se cobró la vida de 510.000 menores de 15 años. En África, la destrucción social y económica causada en el último decenio por el sida es mayor que la destrucción combinada de las guerras que asolaron el continente. Desde ahora hasta el fin del año 2000, 13 millones de niños habrán perdido a su madre o a sus dos progenitores a causa de la pandemia del SIDA. Solamente en 1998, unos 200.000 africanos, en su mayoría mujeres y niños, murieron en conflictos, mientras que dos millones de personas fallecieron de sida.

CONFLICTOS Y VIOLENCIA:

Desde la firma de la Convención de los Derechos del Niño, hace diez años, de acuerdo con estadísticas internacionales, más de dos millones de niños han sido asesinados, seis millones han sufrido lesiones graves o han quedado incapacitados, y muchos millones más han sufrido daños psíquicos.

En este sentido, el informe hace especial énfasis en la situación en Colombia, donde más de 2.000 menores de 15 años han sido reclutados por grupos paramilitares y guerrilleros, además de ser, al mismo tiempo, víctimas de la violencia generalizada.

Frente a estos datos sombríos, la UNICEF recuerda que los adolescentes colombianos mostraron su deseo de paz a través de un esfuerzo común llamado 'Mandato de los Niños por la Paz' que dejó claro a las partes en pugna el deseo de la población más joven.

"El mundo tiene los recursos y la experiencia que le permiten saber exactamente qué debemos hacer en favor de los niños. Ha llegado el momento de cumplir nuestras promesas. Si tenemos éxito podremos lograr cambios significativos en favor de los niños en una sola generación", declaró la Sra. Bellamy.

"Para que se respeten verdaderamente los derechos de todos", añadió, "desde ahora hasta la próxima generación es preciso que la prosperidad no se limite a los ricos de hoy en día, que el VIH/SIDA se bata en retirada en todos los frentes y la cruel violencia que persiste en los conflictos armados desaparezca progresivamente del escenario político mundial. De este modo, unos niños que sin estos cambios se encontrarían en peligro, podrán ser libres de desarrollarse, de jugar y de aprender, en un entorno de seguridad y de buena salud. ¿Por qué? Porque finalmente la comunidad internacional habrá cumplido con sus obligaciones para con los niños y habrá afirmado en una voz alta y firme que solamente un mundo justo y equitativo es digno de toda la humanidad".