Noviembre-2006

 

 

Nuevo Libro de Frei Betto: “La mosca azul”

 

Dice cosas como estas:

“La persona revestida de poder…debería prestar atención a lo que de ella dicen sus subalternos. Vox populi. Pero no es lo que acontece en general. Prestamos más atención al juicio de los pares y superiores, en búsqueda de reconocimiento de quien tiene poder de ampliar nuestro poder”…“Déle a la persona una tajada de poder y sabrá, de hecho, quien es ella. El poder, al contrario de lo que se dice, no cambia a las personas. Hace que se revelen…El poder sube a la cabeza cuando ya estaba destilado, en reposo, en el corazón…”

“Mi esperanza…tiene raíces éticas: más que cualquier corrupción, me avergüenza, como ser humano, la miseria colectiva. Todos tienen derecho a una vida digna. La desigualdad social me repugna. Es una ofensa a la condición humana. Rechazo aceptar que ‘siempre fue así y no cambiará’…Nadie escoge la pobreza. Ella proviene de las estructuras injustas. Eso es lo que es necesario cambiar. Mi angustia es ver a los niños con barrigas hinchadas por parásitos sin derecho a una infancia feliz; las niñas condenadas a una prostitución precoz; la madre que ve al hijo dejar la escuela para ingresar en el narcotráfico; el padre desempleado que no puede alimentar la familia….”

Realidad versus utopía. Y a ella apuesta Betto nombrándola ‘esperanza’. “La esperanza es un pájaro en vuelo permanente. Sigue adelante y encima de nuestros ojos, fluctúa sobre el cielo azul, no se le opone ninguna barrera. Es así todo aquello que se nutre de esperanza: el amor, la educación de un hijo, el sueño de un mundo mejor…La esperanza es como un ave fénix. Siempre renace de las cenizas…”

Para Betto los VALORES no se masacran en la cotidianeidad política. Los ideales son sujetos de construcción y no objetivos logrados. Y el compromiso humano no sirve de pretexto a las responsabilidades políticas… Y aparece entonces la ternura profunda del actor-responsable. Y su conclusión es tajante: “el alivio (por haber dejado el gobierno federal en diciembre del 2004) no me exime de la responsabilidad histórica que me vincula al Gobierno del PT”.