mensajeros9  (Abril-2000)

EL SER HUMANO ES LO QUE IMPORTA

Lo escribió León Felipe: "El Hombre, el hombre es lo que importa...Ni el proletario, ni el diplomático, ni el industrial, ni el arzobispo, ni el comerciante, ni el soldado, ni el artista, ni el poeta...Nuestro oficio no es nuestro Destino. No hay otro oficio ni empleo que aquel que enseña al hombre a ser hombre..."

Así lo entendió Jesús de Nazaret: El hombre y la mujer son el centro de todo. Ni el sábado, ni el culto, ni las tradiciones, ni la ley divina y humana tienen otro sentido que la dignificación de la persona, de toda la persona y de todas las personas.

Nuestra realidad social disiente: La ley del mercado está por encima del hambre de millones de seres humanos. Las condiciones de trabajo están por encima de los miles de accidentes laborales mortales (1.115 en España durante 1999). La ley de Extranjería lleva al fondo del mar o, en el mejor de los casos, a los suburbios a miles de trabajadores emigrados. La defensa de la competitividad condena a millones de trabajadores al paro, a la inseguridad laboral y a los bajos salarios. La seguridad ciudadana se quiere garantizar llevando a la cárcel a miles de pobres,...

¡AY, MUNDO, MUNDO!...Mientras se firman solemnes declaraciones humanitarias, se están financiando guerras, se propician enfrentamientos étnicos y culturales, se aplican leyes restrictivas del derecho al trabajo y del derecho a disfrutar de los bienes sociales, o se mantiene un mercado expoliador de los países del Tercer Mundo.

(José García)