(Julio/Agosto-2000)

 

 

Unicef denuncia que más del 20% de las mujeres del mundo sufre maltrato

La organización critica los escasos avances frente a esta lacra social

(Reseña de María Iríbar)

La violencia doméstica contra las mujeres no tiene barreras de edad, desarrollo económico, clase social, cultura o etnia. Es una de las conclusiones del informe La violencia doméstica contra las mujeres y niñas de Unicef y presentado en Madrid, Ginebra y Nueva York, que estima que el porcentaje de mujeres que ha sufrido algún tipo de maltrato familiar oscila entre el 20% y el 50% según los países. Los Estados ricos no se libran: en Suiza es el 20%, en EE UU el 28% y en Japón hasta el 59%.


Gráfico: El maltrato
doméstico de la mujer

El informe, elaborado por el Instituto Innocenti que Unicef tiene en Florencia (Italia) y evaluado por 20 expertos de todo el mundo, no pretende ser exhaustivo. Pero los datos que recoge sobre 23 países son reveladores. El lugar dónde más mujeres responden "sí" a la pregunta de si han sido maltratadas de forma física por su pareja actual o alguna anterior no es precisamente un Estado subdesarrollado. Se trata de Japón, donde el porcentaje alcanza el 59%, si bien le sigue Kenya (58%). Incluso en lugares donde la mujer no vive en segundo plano, como Canadá (29%), EE UU (28%) o el Reino Unido (25%) el número de víctimas es muy alto.

Los autores del estudio hablan de "tortura" cuando se refieren a este tipo de violencia, en la que incluyen no sólo las palizas y asesinatos infligidos por familiares, casi siempre la pareja, sino también prácticas tradicionales, como la ablación de clítoris o los abortos selectivos por razón de sexo; el maltrato psicológico; los abusos sexuales, etc. La autora del informe, Sushma Kapoor, subrayó en Ginebra que entre un 10% y un 15% de las mujeres han sufrido violaciones en el matrimonio, una situación que no es considerada delito en muchos países, informa Efe.

Pocos progresos

Unicef lamenta que la preocupación mostrada por la opinión pública ante este tipo de violencia no se haya traducido en resultados. Cinco años después de la Conferencia de la ONU sobre la Mujer en Pekín, la organización denuncia que apenas "se han logrado progresos" en su erradicación. Unicef propone tres vías de actuación para luchar contra la violencia doméstica: el apoyo a las víctimas, la aprobación de leyes que las protejan y la educación. La organización subraya que este tipo de violencia no sólo es un problema de derechos humanos, sino que tiene consecuencias económicas, sociales y culturales.

El informe destaca que sólo 44 países -12 en América Latina- han aprobado leyes específicas sobre violencia doméstica. España no figura entre ellos, pese a las peticiones del PSOE, IU y las asociaciones de mujeres. Y no lo estará en el futuro inmediato, según la secretaria general de Asuntos Sociales, Concepción Dancausa, quien recordó que el Código Penal fue reformado en este sentido el año pasado y "no se puede cambiar cada cinco días". Por otra parte, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, anunció ayer que el Gobierno prepara el II Plan de Acción contra la violencia doméstica.

Nada menos que 60 millones de mujeres, 60 millones, mueren cada año a lo largo y ancho del mundo

 a causa de la violencia doméstica, según datos de un informe de UNICEF