Noviembre-2000

 

Dice un refrán español que "en todos sitios cuecen habas".

Hay asuntos como la discriminación a la mujer que efectivamente están universalizados.

El día 7 de Septiembre de 2000, se inició en Toledo un encuentro entre juristas

para debatir  la violencia contra las mujeres, que comenzó con estas cifras:

 

El Instituto de la Mujer reconoce 600.000 malos tratos al año en España

En España "hay aproximadamente una mujer muerta cada semana a manos de su pareja, y los últimos datos indican que 600.000 españolas han sufrido malos tratos en un año", según Pilar Dávila, directora general del Instituto de la Mujer. Dávila anunció que se está empezando a trabajar en un nuevo plan de acción contra esa lacra.

Es el primer congreso mundial de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas (FIFCJ) que se celebra en España, y su punto de reflexión son las barreras que encuentran las mujeres en un mundo trufado de conflictos armados y donde la globalización económica margina a la mayoría de ellas.

La directora general del Instituto de la Mujer, Pilar Dávila, planteó el tema crucial de la violencia doméstica en España, y afirmó que se está "empezando a trabajar" en un nuevo plan de acción contra esa lacra. "Hemos visto que es un problema que nos afecta a todos, y que hace falta un cambio de actitud. Pero, mientras, tenemos que lograr que ningún agresor quede impune y que las mujeres tengan centros donde refugiarse", añadió.

La violencia contra la mujer se extiende planetariamente. "Hay una ideología avasalladora en el mundo de hoy", dijo María Lourdes Pintassilgo, quien fue mandataria de Portugal y pronunció ayer la lección de apertura. "La paridad de las mujeres con los hombres puede y debe ser un instrumento para lograr nuevas reglas del juego", afirmó.