Noviembre-2001

El 19 de Octubre, fue asesinada en México, DIGNA OCHOA, la defensora de los derechos humanos, la abogada de los pobres,...

Innumerables organizaciones han manifestado su repulsa y denuncia ante el Gobierno mexicano y otros Organismos Internacionales.

Transcribimos el COMUNICADO DE PRENSA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL

 

México: Amnistía Internacional condena el asesinato de defensora de derechos humanos.

La Secretaria General de Amnistía Internacional, Irene Khan, deploró enérgicamente hoy el asesinato de la abogada y defensora de los derechos humanos,  Digna Ochoa y Placido.

 

Digna Ochoa fue acribillada a balazos el 19 de octubre en un despacho jurídico en el centro de la ciudad de México. Los asesinos dejaron un mensaje junto a su cuerpo, amenazando de muerte a otros defensores de derechos humanos del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh).

 

Este asesinato debería haber sido evitado, si las autoridades mexicanas hubieran cumplido con su responsabilidad de investigar las amenazas y los ataques sufridos por Digna Ochoa y miembros del Prodh durante el transcurso de varios años, y se hubieran asegurado de que los responsables comparecieran ante la justicia.

 

"El gobierno mexicano tiene la ineludible obligación de proteger el trabajo y la integridad de los defensores de los derechos humanos," añadió Irene Khan, instando a las autoridades a que lleven a cabo una investigación independiente y exhaustiva de acuerdo con leyes nacionales y sus obligaciones internacionales".

 

"La impunidad que han gozado hasta hoy los responsables de amenazas y hostigamiento contra defensores, es una factor clave en esta última tragedia" dijo Irene Khan. La incapacidad de las autoridades anteriores y actuales de llevar a cabo las investigaciones debidas y de procesar y castigar  a los responsables de estos ataques, amenazas y hostigamiento contra defensores, ha generado un clima en que los autores de estos crímenes se sienten seguros de que sus delitos quedarán impunes. Esta impunidad es una amenaza continua y permanente contra los defensores de derechos humanos en México.

 

Digna Ochoa trabajaba con el equipo jurídico del Prodh y otros abogados de derechos humanos. "No cabe duda de que su asesinato fue consecuencia de su labor en la defensa de derechos humanos. En particular en insistir que las autoridades esclarezcan serias violaciones a los derechos humanos en las cuales podrían estar implicadas agentes del estado, incluyendo autoridades que pertenecen al ejército o a la Procuraduría General de la República (PGR).

 

Digna Ochoa y otros defensores de derechos humanos, han sido víctimas de ataques y amenazas desde hace varios años. Casi ninguna de las investigaciones oficiales llevadas a cabo ha logrado identificar o procesar a los autores.

 

Mucho han hablado las nuevas autoridades mexicanas de la importancia de los derechos humanos. Este es el momento de convertir estas expresiones públicas en cambios reales para todos los que están trabajando en favor de los  derechos humanos en México. Ese es el desafío fundamental, como primer paso para asegurar la justicia y el fin de la impunidad. La Procuraduría tiene que garantizar una investigación expedita, imparcial y profunda.

 

Antecedentes

En 1995 Digna Ochoa empezó a recibir amenazas de muerte por su labor en favor de los derechos humanos. En 1999, junto con otros colegas del Prodh, sufrió una intensa campaña de hostigamiento. En octubre de 1999 desconocidos entraron a su casa, la ataron e interrogaron durante varias horas sobre el EPR y ERPI, y las supuestas relaciones de ella y otros miembros del Prodh con estos grupos insurgentes.

 

Equipo de Centroamérica y México, Amnistía Internacional, Secretariado Internacional

 

 

El trabajo profesional de Digna Ochoa, ejemplo de compromiso ético y social

Digna Ochoa tenía una fuerte vocación social y un sentido ético poco comunes entre abogados. Fue pionera al incluir la defensa jurídica de las víctimas como parte del trabajo de las ONG. Su carácter firme y su convicción de poner el derecho al servicio de la gente la llevaron a involucrarse en los casos de violaciones a derechos humanos más relevantes en la última década. Esto la enfrentó a sectores que se sabían impunes

En su actividad como abogada, Digna enfrentó siempre ese mundo que alimenta la injusticia: gobernantes autoritarios, agentes del Ministerio Público corruptos, jueces enriquecidos inexplicablemente, policías prepotentes, empresarios voraces, abogados ricos y una larga lista que incluye a militares involucrados en delitos que nunca son juzgados, luchadores sociales presos, activistas amenazados, guerrilleros y sobre todo grandes sectores desamparados para quienes la justicia es patrimonio sólo de quienes tienen dinero o la protección del poder.

 Algunos casos en los que Digna Ochoa intervino para defender víctimas de violaciones a derechos humanos o de los que hizo un seguimiento jurídico

Año

Caso

 Implicados

1991

Anaversa. Contaminación  química en Córdoba, Veracruz. Miles de afectados 

Anaversa, Autoridades estatales y federales

1993

Detención del general José Francisco Gallardo

Ejército Mexicano

1994

Ejecuciones extrajudiciales

Ejército Mexicano

 

Ejido Morelia, Chiapas Violaciones a tres indígenas

Ejército Mexicano

1995

Detenciones de presuntos zapatistas

Ejército Mexicano
Policía Judicial Federal

 

Matanza de Aguas Blancas Guerrero

Policía estatal
Ejército Mexicano
Gobierno estatal

1997

Matanza de 45 indígenas Acteal, Chiapas

Paramilitares

1998

Ofensiva a municipios autónomos zapatistas Detenciones ilegales
Ejecuciones extrajudiciales (El Bosque Chiapas)

Ejército Mexicano
Policía estatal
Policía judicial Federal

 

Matanza en El Charco, Guerrero

Ejército Mexicano

1999

Detención ilegal, tortura de Teodoro Cabrera  y Rodolfo  Montiel, campesinos ecologístas de Guerrero

Ejército Mexicano

 

Violación de dos indígenas Barrio Nuevo San José, Guerrero

Ejército Mexicano

2000

Detención de mil estudiantes de la UNAM

Policía Federal Preventiva

2001

Detención de presuntos militantes de las FARP

Ejército Mexicano
Policía Federal Preventiva

 

Defensa de Jacobo Silva presunto comandante del ERPI

Ejército Mexicano

Jesús Ramírez Cuevas