(Julio/Agosto-2000)

 

El Banco Mundial y su política energética: lo que no quieren que se sepa

Tomado de un Extracto del informe publicado por SEEN (Sustainable Energy and Economy Network) e ITTIS International Trade Information Service).

¡Qué jodía costumbre de nuestro tiempo (?) la de vociferar y prometer unas cosas

y hacer otras muy distintas o las contrarias, aunque esté en juego el futuro de la humanidad!

 

1.- Desde la Cumbre de Río de 1992 el Banco Mundial ha comprometido 25 veces más fondos a programas involucrados con los combustibles fósiles que deterioran el clima, que a las energías renovables. Estos programas financiados por el Banco Mundial, añadirán durante los próximos 20 o 25 años, más anhídrido carbónico a la atmósfera terrestre, un equivalente a 1,3 veces mas que la cantidad emitida por todos los países del mundo en 1995. Las emisiones totales de gas carbónico procedente de los combustibles fósiles, del conjunto mundial de países fue estimada en 28 mil millones en 1995.

2.-La promesa efectuada por el presidente del Banco Mundial James Wolfensohn en 1997, con ocasión de la segunda Cumbre de la Tierra, de proceder a un cálculo de las emisiones que provocan el efecto invernadero, vinculadas a los programas apoyados por el BM, ha sido vacua. Ni siquiera el 10% de todos los programas del Banco fueron incluidos en los cálculos en función de sus impactos en el clima.

Además, pese a las directivas expresas, una encuesta interna ha descubierto que el BM solo considera en sus cálculos de cambios climáticos un 46% del tiempo. Por consiguiente admite responsabilidades "solamente" sobre 5,1 mil de millones de gas carbónico en los programas que van desde 1992 hasta 1997, y no sobre los 35 mil millones que muestra el estudio del SEEN de 1997.

3.- China quema actualmente más carbón que todos los demás países del mundo, y de la variedad más contaminante, la más concentrada de los combustibles fósiles. Gracias al Banco Mundial la mayor parte de la energía china futura procederá del carbón, violando muchas veces sus propias directivas ambientales. El año pasado se gastaron en China, en las centrales de Touketuo, Waigaoqao, Hunan y Yancheng, más de 1,3 mil millones de U$S para la producción de energía basada en el carbón. Estas cuatro centrales emitirán más de 2 mil millones de toneladas de gas carbónico en la atmósfera terrestre.

4.- El Banco Mundial está en tren de ser peligrosamente involucrado en una conflictiva red de intereses económicos y políticos cuyas consecuencias influirán nocivamente en la estabilidad del clima terrestre.  A pesar de su papel de promotor del desarrollo sustentable y de reducción de la pobreza, nueve de cada diez programas destinados a los combustibles fósiles favorecen a las multinacionales, componentes del G7, y muchos de cuyos miembros lo son además de un grupo lobista instalado en los EEUU, la "Coalición del Clima Mundial" que se opone activamente a toda iniciativa contra el deterioro climático.

En octubre de 1977, en un discurso pronunciado en oportunidad del 15º Congreso Mundial del Petróleo en Beijing, el presidente de EXXON, Lee Raymond incitó a China a consumir más, no menos, combustibles fósiles, afirmando que es la misma naturaleza la única responsable del calentamiento climático. El Sr Raymond es también el máximo responsable del Instituto Americano del Petróleo, quién con otros lobistas procedentes de industrias que dependen de los combustibles fósiles se han reunido bajo el mentiroso nombre de "Coalición del Clima Mundial" (The Global Climat Coalition). Su objetivo es lograr que los EEUU no emprendan ninguna acción relacionada con el cambio climático. Esta tentativa les garantizará que los negocios continuarán como siempre en las industrias del petróleo, del gas y del carbón, mientras que el clima de la tierra sigue calentándose y desequilibrándose peligrosamente.

5.- El Banco Mundial financia la apertura de algunos de las más ricas reservas de petróleo y de gas en regiones que están manejadas por dictadores, cerrando los ojos ante las propuestas de explotación de energías renovables, requeridas por otros. Desde Birmania, un gasoducto construido bajo regímenes de esclavitud alimenta programas sostenidos por el BM del otro lado de la frontera, en Tailandia. En Nigeria, donde nueve militantes Ogoni fueron ajusticiados en 1995 por oponerse a las perforaciones petroleras en sus tierras, el BM se encuentra involucrado en controvertidos programas energéticos - en nombre del desarrollo sustentable y la disminución de la pobreza.

Mientras tanto en los países en que se invierte en la búsqueda de energías renovables, el BM sigue invirtiendo en el oro negro. Por ejemplo en el Oeste de Africa, el BM es el promotor de un gasoducto que va desde el yacimiento de la Chevron en Nigeria hasta una nueva central de CMS Energy en Ghana, mientras que la comunidad económica de las naciones del Oeste africano están tratando de estudiar las posibilidades de la energía eólica y solar en los 16 países de la región.

En Marruecos una instalación eólica de 50 MW intenta desarrollarse independientemente de una central de carbón de 696 MW financiada por el BM