Febrero-2007

 

Continuas reuniones y alarmas de científicos

 

Claro que, el personal vivimos tan ricamente y somos tan listos, que nos pasamos las alarmas por ahí mismo…

Pues, avisos…ya llevamos unos pocos.

Se trata de un asunto que, poco a poco y día a día, nos va haciendo meditar a más personas…

 

El gobierno británico ha publicado recientemente un estudio muy completo,  dirigido por Sir Nicholas Stern de la London School of Economics, economista jefe del Banco Mundial: explica con claridad que ya no se trata de si podemos permitirnos el lujo de hacer algo contra el calentamiento del planeta, sino de si podemos permitirnos el de no hacer nada.

Y comenta Joseph Stiglitz, premio Nobel de economía, que “el calentamiento del planeta es uno de esos casos poco comunes en que la comunidad científica siente más miedo de lo que puede estar ocurriendo que la población en general. Los científicos han vislumbrado lo que el futuro puede reservarnos. Como señala el informe Stern, los pobres son, como de costumbre, los más vulnerables. Una tercera parte de Bangladesh quedará sumergida al final de este siglo…

Las Maldivas y un gran número de Estados insulares del Pacífico desaparecerán: nuestra Atlántida del siglo XXI. Para un economista, el problema resulta evidente: los contaminadores no están pagando el costo completo del daño que causan…

Se ha dicho que Exxon ha estado financiando supuestos grupos de expertos para socavar la confianza en los datos científicos sobre el calentamiento del planeta, del mismo modo que la industria tabaquera financió "investigaciones" para poner en entredicho la validez de las conclusiones estadísticas que mostraban la vinculación entre el tabaco y el cáncer. Algunas compañías parecen celebrar incluso la fusión del casquete de hielo polar, porque reducirá el costo de la extracción del petróleo que yace bajo el océano Ártico.

Pequeños cambios en los usos, al reproducirlos centenares de millones de personas, pueden entrañar una diferencia enorme. Por ejemplo, el simple cambio del color de los tejados en los climas cálidos para que reflejen la luz del sol o la plantación de árboles en torno a las casas puede propiciar importantes ahorros de la energía usada para el aire acondicionado. Sólo tenemos un planeta y debemos conservarlo como un tesoro. El calentamiento del planeta es un riesgo que, sencillamente, no podemos permitirnos el lujo de seguir desconociendo”. (1)

 

Pareciera que vamos para atrás. Para sorpresa de la mayoría de los canadienses y de la comunidad internacional, Canadá reniega de sus compromisos internacionales bajo el Protocolo de Kyoto (1997), lo que podría debilitar un acuerdo para el control del cambio climático posterior a 2012.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, y su ministra de Ambiente, Rona Ambrose, desestimaron los compromisos del país de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero por considerarlos imposibles de lograr. También cancelaron un compromiso de cinco millones de dólares para ayudar a los países menos desarrollados a adaptarse a los impactos del cambio climático y retiraron la participación y el financiamiento de Canadá del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) establecido por el Protocolo.

"Eso es totalmente irresponsable. Es una bofetada en el rostro de los habitantes de pequeños estados insulares y del pueblo inuit, del norte", opinó Enele Sopoaga, delegado permanente de Tuvalu ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Su país padece inundaciones debido al aumento del nivel del mar. “Estoy muy frustrado por los dobles discursos de las naciones industrializadas. Canadá critica a otros países por sus políticas de derechos humanos, pero juega con las vidas de los isleños y de los inuit", dijo Sopoaga. (2)

 

Las talas de bosques no cesan. En Tucumán la selva agoniza. En 2005, se aplicaron sanciones a productores tras detectarse un total de 118 talas de vegetación autóctona sin permiso alguno. La situación es tan grave que debió acudirse a una ley de emergencia para parar el ritmo desenfrenado de desmonte en la provincia. Según datos aportados por la comisión de Medio Ambiente de la Legislatura, ya desapareció el 60 por ciento de los bosques provinciales lo que representa la destrucción de 1,2 millones de hectáreas. Para tener en cuenta, la tercera parte del parque Sierra de San Javier ya está ocupada por el avance de la urbanización y los cultivos. (3)

 

En la Unión Europea, los gobiernos siguen pugnando por el “derecho” a contaminar. Alemania se considera uno de los grandes promotores de la lucha contra el cambio climático, mientras el comisario de Medioambiente de la UE, Stavros Dimas, ha calificado de inaceptable la propuesta germana de reducir sus emisiones de CO2 en sólo un 2% entre los años 2008 y 2012. Por otra parte, los empresarios germanos acusan a su gobierno de doblegarse y amenazan con invertir en otra parte.

Lo que está en juego es el 'Plan de Asignación Nacional', en que se reparten las cuotas de contaminación admitida. Este es parte del sistema que permitirá a las empresas negociar sus derechos de emisión, es decir, comprar certificados cuando contamine más allá de su límite, o venderlos si se mantuvo por debajo del máximo previsto. En cifras, el panorama es el siguiente: el gobierno alemán está dispuesto a reducir las emisiones anuales permitidas, de 482 a 465 millones de toneladas. Bruselas, por su parte, demanda una rebaja adicional a 453 millones de toneladas. (4)

 

Los Ecologistas en Acción denuncian que en España hay el triple de muertes por contaminación del aire que por tráfico. Según un informe presentado ayer por esta asociación ecologista sobre la calidad del aire en Madrid durante 2006, la contaminación atmosférica por partículas en suspensión "ha alcanzado los valores más altos de los últimos seis años…Un año más, la contaminación de la ciudad supera los valores límite establecidos por la legislación europea para partículas en suspensión y dióxido de nitrógeno, a causa del excesivo tráfico de automóviles, provocando un grave impacto sobre la salud pública". El pasado año fue para España el más caluroso desde que hay registros -aproximadamente hace 150 años- según el Instituto Nacional de Meteorología, con temperaturas 1,34 grados por encima de la media. Todo indica que este año puede batir récords históricos. (5)

 

Cambio climático: amenaza global. El pasado mes de Noviembre del 2006 tuvo lugar en Nairobi (Kenia) la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático. Dicha conferencia reunió durante 5 días a más de 10.000 personas provenientes de todos los puntos del planeta y en representación de diferentes Gobiernos nacionales, regionales, oficinas estatales del Clima, sindicatos, organizaciones ecologistas y movimiento asociativo en el sentido más amplio que la expresión permite. Objetivo:  analizar las consecuencias del cambio climático a lo largo y ancho del planeta, para analizar el grado de cumplimiento de acuerdos alcanzado anteriormente en cumbres anteriores (Kyoto, Nueva Delhi, etc.), y ver si atendiendo a la evolución del cambio climático, las medidas en marcha son suficientes para conseguir objetivos que permitan al menos, un control del calentamiento global que frene la devastación que dicho efecto causa sobre el planeta.

El resultado fue amargo: Los objetivos no se estaban cumpliendo, queda mucho por hacer y mucho que denunciar para que todos los países, especialmente los que mas contaminan asuman su responsabilidad en el calentamiento global, y aporten o contribuyan a paliar o reducir la gravedad de los efectos que dicho calentamiento provocan. (6)

 

Amazonia: alto a la devastación. Leonardo Boff reflexiona sobre el asunto: En la Amazonia se encuentran los mayores bosques húmedos, las mayores reservas de agua dulce y la más rica biodiversidad del planeta. El futuro ecológico de la Tierra depende en buena parte de cómo sea tratada la Amazonia, región decisiva para el equilibrio del sistema-vida.

         Es preciso esclarecer dos equívocos frecuentes. El primero es el de considerar a la selva amazónica como el pulmón del mundo. No es nada de eso. Más bien funciona como una esponja que absorbe el dióxido de carbono de la atmósfera y así disminuye el efecto invernadero. En el proceso de fotosíntesis, grandes cantidades de carbono -que es el principal factor del calentamiento- se transforman en biomasa. Si se deforestase por completo la Amazonia, lanzaría a la atmósfera unos 50.000 millones de toneladas de carbono por año, una cantidad que no pueden soportar los seres vivos y causaría una mortandad masiva. Por esto, la deuda de la humanidad hacia la selva amazónica brasileña por la absorción del carbono asciende, según la prestigiosa Fundación Getulio Vargas, a unos 35.000 millones de dólares.

El segundo equívoco es el de imaginar que la Amazonia pueda ser el granero del mundo. Es una creencia muy difundida pero es errónea. En realidad, la selva vive de sí misma y en gran parte para sí misma. Es exuberante pero su suelo es pobre de humus, de apenas 30-40 centímetros. El bosque crece, de hecho, sobre el suelo, no desde el suelo. El suelo es sólo el soporte de una intrincada trama de raíces que se entrelazan y se sostienen mutuamente desde la base. Por esta razón, cuando se derriba un árbol, arrastra varios consigo. Donde no hay árboles, las lluvias torrenciales se llevan el humus y aflora la arena. Por ello, se dice que la Amazonia puede ser transformada en una sabana o un desierto. Pero jamás podrá ser el granero del mundo.

Hasta 1968, la Amazonia estaba prácticamente intacta. Desde entonces, cuando comenzaron a introducirse los grandes proyectos de industrialización y de hidroelectricidad, los extensivos cultivos de soja y las grandes pasturas para el ganado y la colonización desorganizada, se inició la devastación de la selva. Hoy en día, han sido deforestados 800.000 kilómetros cuadrados, 16 por ciento de los 3,5 millones de kilómetros cuadrados del territorio amazónico brasileño. Lula intenta adoptar medidas para salvar este patrimonio de la Tierra para la humanidad. (7)

 

Nuestro amigo Rafa González envía esta sugerencia práctica sobre el ACEITE USADO: ¿Sabes dónde tirar el aceite de las frituras hechas en casa? Tal vez lo tiramos en el fregadero de la cocina o en el retrete o en algún otro sumidero, ¿verdad?.

Ese es uno de los mayores errores que podemos cometer. Lo mejor que podemos hacer o recomendar es colocar el aceite usado en alguna de esas botellas de plástico de refresco, cerrarla y colocarla luego en la basura normal. O llevarlo a alguna ONG que lo recoja.

UN LITRO DE ACEITE CONTAMINA CERCA DE UN MILLÓN DE LITROS DE AGUA. Cantidad suficiente para el consumo de agua de una persona durante 14 años. Si tú eliges, reenviar esto a tus amigos, el medio ambiente quedará muy agradecido.

 

Los analistas se resisten a calificar simplemente de “naturales” muchos desastres y fenómenos atmosféricos. No son tan naturales los excesos de calor o de frío, las enormes sequías o feroces inundaciones, las tormentas y huracanes,…

La tormenta de primeros de Febrero  en Europa causó más de 50 muertos. Los vientos sobrepasaron los 160 kms/h en Reino Unido y los 150 en Holanda. (8)

Los desastres naturales se cobran más de 21.000 vidas en 2006.  Asia sigue siendo la región más afectada. Los datos apuntan a un aumento considerable de las inundaciones. Son datos del Centro para la Investigación de la Epidemiología de los Desastres Naturales de la Universidad de Lovaina. 226 inundaciones, terremotos, tifones, olas de calor, etc. Desde 1994 han resultado afectadas 2.000 millones de personas y se cuenta un millón de fallecidas. (9)

 

La ONU advierte de que las consecuencias del cambio climático perdurarán por más de mil años. La temperatura del planeta subirá entre 1,8 y 4 grados este siglo y habrá más sequías. Los expertos sobre el cambio climático se reunieron en París. El mar ascenderá unos 58 centímetros, aumentarán las olas de calor, se producirán lluvias más violentas que causarán inundaciones, ciclones y huracanes más violentos,… El calentamiento, afirman, se debe a la actividad humana, en especial por el uso masivo de energía basada en combustibles fósiles. Las consecuencias perdurarán más de mil años. Habrá riesgo de extinción pafra el 30% de las especies del planeta. (10)

 

El cinismo no se ha hecho esperar. Una fundación relacionada con Bush ofrece dinero para desacreditar el informe de la ONU sobre el cambio climático. Un reportaje del periódico británico The Guardian cuenta que se han ofrecido más de 10.000 dólares a científicos de todo el mundo. La oferta procede de un lobby estadounidense fundado por una de las mayores petroleras del mundo, Exxon-Mobil, relacionada con Bush. (11)

 

De todas maneras, hay cantidad de motivos para mosquearse. En enero salió otra noticia que decía: La Agencia Medioambiental de la ONU falsifica sus estudios sobre la contaminación radiactiva en el Líbano.  En varios boletines anteriores hemos ido informando de diversos hallazgos de radiactividad en cráteres de bombas israelíes y en los filtros de ambulancias libanesas (1,2,3). Ahora el informe de la Agencia Medioambiental de las Naciones Unidas UNEP sobre el Líbano dice que no han encontrado uranio. No hay que extrañarse, la UNEP posee una amplia experiencia en no encontrar lo que supuestamente busca. Lo mismo hizo en Yugoslavia. Una de sus estrategias es utilizar aparatos inadecuados. (12)

 

Por terminar con buen sabor de boca, reseñar el gesto del otro día, del apagón de cinco minutos. Tan sólo fue un pequeño gesto, un acto simbólico, una llamada para provocar la reflexión y atraer la atención sobre el cambio climático.

No era más, pero provocó también reacciones de enfado al ver que también algunas Administraciones públicas se sumaron a esta iniciativa que partió de la ONG francesa Alliance pour le Progrès, entendiéndose tal actitud como un lavado de imagen de esas Administraciones que en realidad no están poniendo los medios necesarios para atacar este problema.

Este tipo de gestos se van haciendo frecuentes y cada vez hay más gente que los secunda, con lo que aumenta su fuerza simbólica:  No son solamente los mil megawatios que se ahorraron en España durante los cinco minutos de apagón, según los datos de Red Eléctrica, lo que supone una caída de cerca del 2,5 por ciento del consumo. Es que, además, es una manera pacífica de provocar reflexiones sobre temas importantes. Y es, además, un ejercicio de la ciudadanía de su fuerza real como consumidores. Lo que parece muy positivo.

 

d.t.

 

 

______________________________________________________

(1) Project Syndicate,  07-12-2006

(2) Tierramérica, 8-12-2006

(3) Primera Fuente, 8-12-2006

(4) ERS Deutsche Welle, 18-12-2006)

(5) EFE, 5-1-2007

(6) Rebelión, 9-1-2007

(7) IPS, 14-1-2007

(8) EFE, 5-2-2007

(9) El Pais, 1-2-2007

(10) Agencias, 2-2-2007

(11) El País.com , 2-2-2007

(12) LLRC-Green audit., 28-1-2007