Abril-2001

 

¡QUE SE MUERAN!

 

No sé, ni quiero saberlo, cómo haya terminado el juicio del Alto Tribunal de Pretoria, ni qué salidas o acuerdos se hayan producido más o menos clandestinamente.

39 multinacionales (compañías farmacéuticas) en juicio contra el Gobierno de Sudáfrica. Esa era la noticia el 18 de abril de 2001.

Por parte del Gobierno sudafricano se quiere cortar o mitigar la masacre que está produciendo el SIDA  en aquella población, para eso necesitan los fármacos básicos anti-sida, no tienen medios para comprar los fármacos que les impone la ley del mercado y pretenden conseguir (como han hecho otros países ) productos genéricos que resultan hasta un 20% más baratos que los del mercado.

Pero los grandes laboratorios farmacéuticos, multinacionales que dominan el comercio, se oponen, porque esa medida perjudica su negocio, "viola la ley de patentes", de "sus" patentes.

Esta es la LEY DEL MERCADO, la ley de la OMC: "Es muchísimo más grave perjudicar las patentes industriales de 39 multinacionales, que la pérdida de millones de vidas humanas".

 

¿Cómo que es una amenaza para sus intereses, según los laboratorios farmacéuticos? "África, con sólo un 1% del mercado de las farmacéuticas, no amenaza sus esfuerzos inversores".

Pero, además, todo esto ocurre en un país donde más de 4,5 millones de personas están infectadas por el virus del VIH/sida. Se dan 1.700 nuevos casos cada día, de los cuáles 200 son niños recién nacidos. Pese a ello, prácticamente todos los anti-retrovirales utilizados para detener el virus del sida están protegidos por patentes y se venden a precios hasta doce veces superiores a los de sus equivalentes genéricos, disponibles en el mercado internacional. Esto lo saben países como Brasil, que ha reducido a la mitad la mortalidad por SIDA gracias a la utilización de genéricos.

Además, la Constitución surafricana establece que 'todos los ciudadanos tienen derecho a acceder a servicios básicos de salud', por lo que, atendiendo a este artículo, la aprobación de la ley surafricana que permite fabricar e importar genéricos anti-sida está en perfecta consonancia con la Constitución.

Pues nada, ningún argumento es válido para las Multinacionales, ellas entienden de beneficios, pero sólo de los propios. No pueden entender que el alto precio de los medicamentos esenciales es una barrera insalvable, que los hace inasequibles para el sistema de salud pública y la mayor parte de compradores individuales.

Habrá que seguir preguntando ¿A quién sirve el Mercado, con quién negocia el Mercado, a quién beneficia el Mercado? Y podemos cambiar la palabra "Mercado" por “Multinacionales”, o por “Desarrollo”, o por “OMC” (Organización Mundial del Comercio),...y repetir los mismos interrogantes.

 

Esta es la breve historia de una ley, la ley surafricana de 1997 -que no ha podido entrar en vigor por la demanda de las empresas- y que permitiría a ese país fabricar e importar genéricos contra el SIDA, una pandemia que causa 250.000 muertos al año en Sudáfrica y que infecta al 12% de la población.

'El Gobierno tiene perfecto derecho a recurrir a los genéricos y es un grave error de las compañías llevarle a los tribunales', ha dicho el ex presidente sudafricano Nelson Mandela.

Es igual, "Las leyes asesinas del mercado son las que mandan", "quienes controlan el comercio mundial  tendrían que decirlo claramente, sin ambages, sin juegos de palabras, como verdaderamente lo piensan y lo sienten: ¡que se mueran los pobres!".

Sí señor, en nuestro mundo actual, con el formalismo verbal, con los buenos modales, se pueden disfrazar los más grandes robos y los más graves asesinatos.

Por nuestra parte, cuando está en juego la vida de millones de seres indefensos, no nos importa dirigirnos a ese puñado de asesinos, de multinacionales, de poderosos,... y decirles a la cara ¡QUE SE MUERAN USTEDES!

 

d.t.