Enero-2003

 

“¿Quién quiere dirigir el mundo?”

Con semejante título he leído un comentario de Ian Furney hablando de que existe un grupo de personas en Estados Unidos cuya confesada ambición está dedicada a unas pocas propuestas fundamentales: que el liderazgo americano en el mundo es bueno para Estados Unidos y para el resto del mundo; que tal liderazgo requiere fuerza militar, energía diplomática y compromiso con ciertos principios morales.

Este grupo de personas están utilizando publicaciones, documentos de investigación, periodismo de apoyo, conferencias y seminarios, para explicar lo que supone el liderazgo mundial americano. Digamos que están vendiendo la idea y promocionándola fuertemente. Su objetivo es elaborar los argumentos y reunir apoyo para el liderazgo americano.

Creen que Estados Unidos se encuentra ahora como el poder preeminente del mundo. Ya lideró a occidente hacia la victoria en la guerra fría, ahora tienen la oportunidad de darle forma a un nuevo siglo favorable a los principios e intereses americanos.

Y para hacer esto, EE.UU. debe tener unas fuerzas armadas poderosas y preparadas para enfrentar los retos presentes y futuros, una política exterior que audaz y resueltamente promueva los principios americanos en el exterior y un liderazgo nacional que acepte las responsabilidades globales de Estados Unidos. Finalmente, defienden cuatro objetivos necesarios para satisfacer su visión de un mundo controlado por EE.UU.. Estos están expuestos como sigue:

· necesitamos incrementar significativamente los gastos de defensa si vamos a llevar a cabo nuestra responsabilidad global hoy y modernizar nuestras fuerzas armadas para el futuro

· necesitamos fortalecer nuestros lazos con los aliados democráticos y desafiar los regimenes hostiles a nuestros intereses y valores

· necesitamos promover la causa de la libertad política y económica en el extranjero

· necesitamos aceptar la responsabilidad del rol único de EE.UU. en preservar y extender un orden internacional amistoso de nuestra seguridad, nuestra prosperidad y nuestros principios.

Al final del comentario se pregunta: “Entonces, ¿Quienes son estas personas que quieren que Estados unidos dirija el mundo? y ¿Cuánto tiempo han tenido este sueño? Bien, y aquí esta la sorpresa, todo lo que usted ha leído en el artículo arriba ha sido copiado de declaraciones hechas en junio 3 de 1997 en la siguiente dirección electrónica:


http://www.newamericancentury.org/statementofprinciples.htm

Preste atención a las personas que defienden esta política. Desplácese al final de la página y sorpréndase.”

Y, efectivamente, al final de la página presenta toda una lista de firmantes, una lista conformada por asesores y consejeros de presidentes estadounidenses, altos cargos de la Administración, altos jefes de la CIA, altos representantes de Multinacionales…Bueno, les dejo con la tarea de averiguar unos cuantos nombres: Elliott Abrams; Gary Bauer; William J. Bennett; Jeb Bush; Dick Cheney; Eliot A. Cohen; Midge Decter; Paula Dobriansky; Steve Forbes; Aaron Friedberg; Francis Fukuyama; Frank Gaffney; Fred C. Ikle; Donald Kagan; Zalmay Khalilzad; I. Lewis Libby; Norman Podhoretz; Dan Quayle; Peter W. Rodman; Stephen P. Rosen; Henry S. Rowen; Donald Rumsfeld; Vin Weber; George Weigel; Paul Wolfowitz

Y ese ha sido el comentario, o premonición, o constatación, por si provoca alguna inquietud o reflexión a alguien.

d.t.