Febrero-2004

 

La gran aspiradora de la riqueza mundial


Red del Tercer Mundo

El informe 'Real World Economic Outlook' (Verdaderas Perspectivas económicas mundiales) fue publicado por el equipo de investigación que lanzó la campaña Jubileo 2000, de la fundación New Economics Foundation (NEF), con sede en Londres, y presentado al público en setiembre de 2003. El informe procura presentar una visión alternativa a la ofrecida por el Fondo Monetario Internacional y otros custodios del sistema económico mundial. Señala que la economía mundial actúa como una aspiradora gigante que se chupa la riqueza de los países pobres para volcarla en los Estados Unidos.

La economía mundial está funcionando como una aspiradora gigante que succiona la riqueza de los países pobres para volcarla en los Estados Unidos, dice una nueva investigación de la fundación New Economics Foundation (NEF, por su sigla en inglés), con sede en Londres.

Investigadores de NEF dieron a conocer sus datos coincidentemente con las reuniones anuales del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, y están incluidos en su reciente libro 'Real World Economic Outlook' (Verdaderas Perspectivas económicas mundiales).

La editora Ann Pettifor manifestó: "A pesar de todo el montaje de las estadísticas, el efecto 'goteo' no ha quedado demostrado. Por el contrario, como ilustran los datos del propio Banco Mundial, los países pobres son prestamistas de los ricos, y financian involuntariamente los opulentos niveles de vida de los Estados Unidos y otros lugares".

Los textos ortodoxos nos dicen que con la liberalización financiera el capital se trasladaría de los lugares en los que abunda a los lugares en los que es escaso. Trágicamente, lo que hoy ocurre es todo lo contrario. Esta es una forma de robo mundial a los pobres del planeta y ayuda a explicar las crecientes tensiones mundiales.

"Los países pobres están obligados a financiar el consumo de los Estados Unidos manteniendo las reservas en dólares. Están condenados si, como China, montan esas reservas; y están condenados por los mercados de capital si no lo hacen".

Los estudios habituales del Banco Mundial y el FMI sobre desigualdad solamente examinan una parte de los ingresos de la riqueza mundial. La investigación de NEF también analiza los activos, comparándolos con el aumento de los niveles de deuda familiar, empresarial y gubernamental.

Según el informe, el efecto aspiradora de la economía mundial se logra en gran medida por una estructura financiera internacional que está sesgada para beneficiar a los ricos. La construcción del sistema financiero internacional orientada por el dólar significa que los países pobres y ricos por igual están obligados a seguir financiando el déficit de los Estados Unidos a través de la compra de Letras del Tesoro. A falta de un patrón de moneda mundial, las Letras del Tesoro de los Estados Unidos cumplen ahora la función que alguna vez cumplió el oro en la economía mundial. Este sistema, según el NEF, ha provocado una creciente transferencia de recursos de los países pobres y la concentración de riqueza en los países ricos.

Anualmente hay una salida neta de 48.000 millones de dólares de los sectores más pobres a los más ricos, que supera largamente las concesiones anuales de ayuda que ascienden a 32.000 millones de dólares.

También la fuga de capitales y las salidas por concepto de Inversión Extranjera Directa, del orden de los 97.800 millones de dólares anuales, implica una corriente de dineros de los países pobres para quedar depositados en bancos de Suiza, el Reino Unido y Estados Unidos, en especial.

Las remesas de las ganancias obtenidas por las filiales de las transnacionales instaladas en los países en desarrollo y que éstas envían a las casas centrales radicadas en países ricos significaron, en 2002, una salida de más de 55.000 millones de dólares.

El presente artículo apareció por primera vez en Radical Economics (Número 15, noviembre/diciembre 2003), publicado por NEF.