neo6  (Enero/2000)

 

ESTAMPAS ACTUALÍSIMAS:

¡ PASEN Y VEAN ! y...

¡ JUZGUEN !

2 de Enero de 2000

"Boris Yeltsin, el primer ministro de Rusia tras la caída de la UTSS, presentó el día de Nochevieja su dimisión y cedió el mando a su último primer ministro, Vladimir Putin. Fue toda una sorpresa: nadie esperaba que Yeltsin se fuera antes de concluir en junio su mandato. Lo hace con garantía de total inmunidad por los excesos cometidos por él y su entorno en los últimos años, pues la primera medida de su virtual sucesor fue firmar un decreto para que el ex presidente no tenga que comparecer nunca ante ningún tribunal.

Quedó cerrado el camino para muchos rusos que querrían verle en el banquillo de los acusados: le recriminan haber permitido que un grupillo de privilegiados se enriqueciera de la noche a la mañana con las privatizaciones fraudulentas de los bienes estatales, haber disuelto anticonstitucionalmente el Sóviet Supremo y haberlo bombardeado en 1993 y la sangrienta primera guerra chechena, comenzada a finales de 1994 y terminada año y medio después con una humillante derrota. Además, el nombre de Yeltsin y de sus hijas se han vinculado a recientes escándalos financieros.

El expresidente podrá respirar aliviado: "No puede ser detenido ni registrado, ni él ni sus bienes, no puede ser interrogado ni cabe presentar contra él acusación alguna". El Decreto le otorga otras garantías como: Una pensión equivalente al 75% del salario presidencial, guardaespaldas para él y su familia, coches y servicio médico a nivel presidencial, una residencia estatal, un equipo de asesores, pensiones para los miembros de su familia después de su fallecimiento y el derecho de sus familiares a usar coches y servicios médicos durante cinco años después de la muerte del ex presidente.

El mismo día 2 de Enero

Noticia: "Varios millones de personas participan en las fiestas de Washington y Nueva York para celebrar el nuevo siglo. La fiesta de Washington, organizada por Bill y Hillary Clinton frente al monumento a Abraham Lincoln, reunió a más de medio millón de personas"

Primera vez en la historia de semejantes concentraciones callejeras.

En la última Nochevieja del siglo XX, los presentes en Nueva York y Washington tenína la impresión de estar en el sitio correcto en el momento oportuno. "Times Square es el equivalente en el tercer milenio al Coliseo del Imperio Romano", dijo Mike Plochocki, un joven abogado neoyorquino. "Washington es el gran centro de poder del planeta", declaró al pie del monumento a Lincoln la ingeniera informática Debbie Clark. "Que el siglo XXI sea el del triunfo de la libertad y la paz en un mundo en el que, aun honrando las diferencias, todos constituyamos una sola humanidad", dijo Clinton, rodeado de Robert De Niro, John Glenn, Celine Dion, Will Smith y otros famosos. "En el nuevo milenio, el mundo mirará a Estados Unidos en busca de liderazgo", dijo Hillary Clinton. Todos celebraron el nuevo siglo con la creencia de que también será "americano".

(Ni la impunidad de unos, ni la prepotencia de otros, necesitan mayores comentarios)