Referéndum sobre el Tratado de Constitución Europea:

Las matemáticas no son exactas en manos de los políticos

 

 

Pero vamos a ver: ¿Qué es más: un 60% o un 40%?. Es importante que contestemos esta pregunta antes de escuchar a los políticos. Es importante decir en voz alta que la abstención en el Referéndum celebrado en España ha sido casi del 60%, que la gran mayoría absoluta de los españoles NO HA VOTADO en el referéndum, digan lo que digan los políticos.

 

Sólo han votado poco más del 40%, y de esos solamente han dicho SÍ el 76,73%. Por qué digo “solamente” el 76,73%. Porque si contamos a las personas que no han votado (57,68% del total), a las que han votado NO (17,24%) y a las que han votado en “blanco” (6,03%), resulta que este Tratado de Constitución Europea sólo ha sido respaldado por el 30% de los españoles, solamente 3 de cada diez españoles han votado SÍ.

Dejemos a un lado las motivaciones del SÍ: ¿Cuántos votantes del SÍ se han leído el texto constitucional? ¿Cuántos han votado porque lo han dicho Zapatero, Rajoy o algún otro político o sindicalista conocido? Es decir, ¿Cuántas personas han dicho SÍ a esa “Constitución Europea” conscientes de lo que significa para el presente y para el futuro?.

Únicamente estamos preguntando, no estamos afirmando y, mucho menos acusando. Los políticos y voceros sí han afirmado, manipulado y acusado. Echemos una mirada a ese mundo fantástico y mágico en el que cambian las matemáticas en manos de los gobernantes y políticos.

 

El secretario de organización del PSOE, José Blanco, valoró este resultado afirmando que "los españoles han dado un sí de forma mayoritaria e inequívoca a la Constitución Europea, que supone un paso firme hacia adelante en el proyecto europeo y que el porcentaje de participación era importante dado que no había confrontación entre los dos principales partidos ya que ambos defendían el respaldo a la Carta Magna de la UE y no había incertidumbre sobre el resultado final... España ratificará la Constitución Europea y lo hará con un firme apoyo popular"

¿De verdad, Sr. Blanco, los españoles han dado un sí de forma mayoritaria e inequívoca a la Constitución Europea? ¿De verdad hay un firme apoyo popular?

 

La gubernamental agencia EFE afirmaba que “el 76,5 por ciento de los españoles respaldó con su voto la Constitución Europea”.

Oigan, Sres. de la agencia EFE, ¿qué ha pasado con el 60% de ciudadanos que ni siquiera han votado?

 

Cómo sería la preocupación por la abstención que, cuando dieron públicamente los datos el Ministro del Interior y la vicepresidenta del Gobierno, no querían hablar de porcentajes de participación, sino que hablaban de millones de votantes, para que así pareciera mayor el número. Un tanto ridículo, ¿no les parece?

El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se dirigía sonriente a la población expresando su satisfacción por el “triunfo rotundo del sí...los españoles hemos hecho historia en Europa...invitamos a Europa a seguir el camino que hemos iniciado en España...Nadie ha perdido, ha ganado Europa y ha ganado España...los españoles han expresado su respaldo a la Europa de la paz, la solidaridad y la tolerancia, porque casi ocho de cada diez electores han votado un sí rotundo...”

Sr, Zapatero, ¿de qué triunfo del sí rotundo habla Vd...? ¿Cuál es la historia que hemos hecho en Europa con estas votaciones?. El nivel de abstención ha sido el peor de la historia democrática española. En las últimas elecciones europeas al menos se llegó al 45% de participación.

No ha valido que hayan pedido el SÍ los dos partidos mayoritarios, los sindicatos mayoritarios, las organizaciones empresariales y la totalidad de los grandes medios de comunicación. No ha valido que hayan utilizado a deportistas y famosos para hacer publicidad por el SÍ. Nada de eso ha valido, y siete de cada diez españoles no resultaron convencidos.

Hay personas que dicen que, de todas maneras,  el referéndum era una pantomima antes de celebrarse: no era vinculante, porque ya el gobierno había firmado el tratado oficialmente antes de celebrarse el referéndum.

 

Bueno, ¿y a qué viene este comentario tan negativo?. Pues el comentario no pretende mayor cosa. Sólo quiere subrayar estos detalles tan poco democráticos y respetuosos que suelen manifestar los gobernantes. Cómo en nombre de la democracia se utiliza la voluntad de la ciudadanía y se manipulan los resultados electorales para hacerles decir lo que no dicen, o, incluso, lo contrario de lo que dicen. Esta democracia “formal” es muy sospechosa en ocasiones.

El profesor Benigno Pendás titula un artículo suyo con un “Europa no es feliz”, para escribir que “la cifra de participación es muy pobre, aunque el que quiera puede engañarse a sí mismo. Europa no es feliz porque le obligan a ser lo que no es ni puede llegar a ser”.

¡Por favor, Sres. políticos, un poquito de respeto! Contra los hechos no caben teorías. No inventen, por favor, no confundan.

Qué me dicen del Sr. Bush diciendo en Bruselas ante todos los jefes de gobierno europeos “que las desavenencias sobre Irak pertenecen al pasado”. ¿De qué pasado estamos hablando, Sr. Bush?. Por favor, por favor....

 

El mochuelo 

(Marzo-2005)