Sin comentarios

 

Aunque reviente, me he propuesto apuntar algunas noticias de este verano y no abrir la boca. Así no manifiesto tendencias, así no cargo las tintas, así todos parecemos iguales, igual de buenos e igual de malos... ¡Manda narices!.

Todavía hay gente que cree que todo lo que ocurre en nuestro mundo y en nuestra sociedad es debido a la naturaleza, todo es natural, todos son fenómenos y causas naturales... Esa gente tendría que celebrar su onomástica el día de los “santos inocentes”.

 

3.8.2005  Amigos de la democracia

Toman posesión dos jefes de Estado.

Uno, el heredero del trono en Arabia Saudí, sistema democrático feudal sin participación democrática, pero amigo fiel de los países occidentales. Estuvieron presentes numerosos representantes de alto nivel de occidente.

Otro, el presidente electo de Irán, tras ganar unas elecciones por abrumadora mayoría, pero manteniéndose firme en el derecho de su país a desarrollar su soberana política energética, aunque no le guste a Estados Unidos y Europa. No asistió ningún representante de occidente.

 

20.8.2005  Misión humanitaria

El diario El Mundo anuncia que el ejército de Tierra instalará dos sistemas antimisiles para los aviones destacados en Afganistán por así demandarlo las tropas allí destacadas. Hasta ahora este sistema de protección sólo se utilizaba para desplazamientos en España del Rey y el presidente de gobierno. Se pregunta un periodista, ¿Pero es que es posible que se necesite en España? ¿Y acaso en Afganistán no están en misión humanitaria nuestras tropas?

Pues el ministro Bono acaba de decir que la misión de nuestras tropas en Afganistán es “luchar contra el terrorismo” y que “los afganos prefieren estar ocupados por tropas de un Gobierno democrático que por las de los talibanes”.

 

27.7.2005  Cumplimiento de la ley

En los informativos Tele5 dan las siguientes noticias consecutivas: A propósito de los incendios, que las bases de los aviones contraincendios “no cumplen la normativa”. Que la Guardia Civil de Roquetas (Almería), acusada de la muerte de un agricultor en el cuartel, ha utilizado una porra eléctrica “ilegal”. Tras un accidente de tráfico en que vuelca un camión que transportaba líquido inflamable, se aprecia que la mayoría del transporte de materias primas “tampoco cumple la ley vigente”.  Un periodista se pregunta, ¿Pero alguien cumple las leyes? ¿Entonces, para qué las queremos?.

 

17.8.2005  Criterios de encarcelamiento

Como complemento a la anterior, dos noticias compartieron página en el diario El País. Una de ella recoge el encarcelamiento de unos manifestantes en San Sebastián “acusados de desobediencia, atentado contra agentes de autoridad y de participación en una manifestación ilegal”.

La otra sobre el decreto de una juez dejando en libertad a nueve guardias civiles imputados en la muerte del agricultor de Roquetas de Mar.

 

28.7.2005  Crisis del petróleo

El verano ha estado calentito con la subida del petróleo.

En la fecha arriba indicada, los informativos dijeron que Repsol ha ganado un 25% más en el primer semestre del año debido a la subida del precio del petróleo.

El 31 de Julio, Exxon Mobil declaró beneficios en el segundo trimestre de un 40% superiores a los del mismo trimestre del año pasado. La Shell tuvo un aumento porcentual de un 43% y Chevron un aumento del 11%.

Todo ello a pesar de los vociferados “enormes problemas” del petróleo, a pesar de no haberse aumentado la producción.

El periodista cree haber descubierto dónde se queda el dinero cuando sube la gasolina y responsabilizan a los países productores. Su admiración se desborda al conocer que la ley de energía recién aprobada en EEUU obsequió millones y millones de dólares a esas mismas compañías norteamericanas en reducciones de impuestos e incentivos.

 

5.9.2005      Comentarios de la calle

Los tópicos de conversación en el autobús urbano de Asheville de hoy fueron dos: Irak y Katrina.

Una señora africano-americana contaba a un amigo que su hija volvía a Irak el 2 de septiembre y su yerno estaba en Afganistán. Iba a cocinar pescado y pollo y le estaba invitando. De repente dijo que esperaba que ese idiota de la Casa Blanca sacara a todos los soldados de Irak y los enviara a Lousiana y Misisipi...ellos podrían haber sacado a todos los pobres de Lousiana antes de que se rompiera el dique.

“Se da cuenta”, lanzó una mujer de unos veinte años que volvía del trabajo, “que la mayoría de los ricos se fueron a tiempo... Los que murieron no fueron los dueños de los casinos en Biloxi. Fueron los que limpian los malditos garitos”.

El interlocutor de la primera señora añadió: “Ese hiputa Bush nunca estuvo en guerra alguna. No le importan los soldados, sobre todo porque son pobres. No quisiera que sus niños tengan que ir allá, porque soy cristiano, pero tienen que hacer volver a los muchachos y muchachas ahora mismo”.

En la parada, junto a la gasolinera, subió un viejo hippy, veterano de Vietnam, vió la insignia de “FUERA DE IRAK AHORA” en mi mochila y me dijo que estaba de acuerdo cien por ciento. Luego me dijo que el único motivo por el que la guerra iba como iba era para que la gente que gana dinero con la guerra y el petróleo ganara lo más posible. Si hubiesen querido librarse de Sadam podrían haberlo hecho en una semana. Tarde o temprano, continuó, el pueblo estadounidense se cansará del asunto y tendrán que detener esa guerra de mierda. Pero hasta entonces, iban a cosechar los beneficios, no importa cuánta gente muera...

“Eso, dijo, es lo que ocurre cuando hay ricos que nunca han sido otra cosa que ricos y gobiernan tu país”.

 

19.8.2005      La tragedia del verano

A juzgar por las fotografías de prensa y reportajes televisivos, antes de llegar el huracán a Nueva Orleans, lo más trágico del verano no fueron las avalanchas de inmigrantes, ni las inundaciones de varias partes del planeta, ni los accidentes de avión y de tráfico, ni las decenas de miles de hectáreas arrasadas por los incendios, ni los cuerpos despedazados de palestinos, ni los diarios atentados mortíferos en Irak,... la mayor tragedia pareció ser la expulsión de los colonos israelíes de la franja de Gaza.

Niños y ancianos llorando, mujeres desesperadas, hombres impotentes desalojados por la fuerza mientras leían sus libros religiosos...

Nunca el cumplimiento de una resolución de la ONU violada desde hace décadas fue presentada con un nivel similar de tragedia.

El periodista añade: todos han sido realojados en otras viviendas y con camiones y autobuses dispuestos a facilitar el traslado. A todo ello, añadir que cada familia de colonos asentada en Gaza recibirá 300.000 euros para abandonar la zona, según aprobó el pasado mes de febrero. Colonos que ya recibieron enormes subsidios a la vivienda, bajas tasas de impuestos y subvenciones para sus fábricas localizadas en los territorios ocupados, es decir, no les están quitando nada que antes no les haya dado el gobierno israelí.

En cambio, nunca pudimos ver en los medios de comunicación las imágenes de las cientos de miles de personas desalojadas de sus casas y tierras en la India para construir inútiles embalses con los que enriquecerse políticos y empresas constructoras. Todas esas familias terminaron deambulando en la indigencia de los suburbios de las grandes ciudades del país.

Otro periodista añade: ¿Cómo se puede calificar la acción de los colonos destruyendo e incendiando las casas para que no puedan ser utilizadas por los palestinos y, lo que es muchísimo más grave, envenenando los manantiales de agua potable?


No podemos alargar más este resumen. Alguien me decía, el otro día, que lo bueno del verano es que todo parece más tranquilo y relajado y hasta disminuyen los problemas. ¿De veras? ¿No será que las gafas de sol y el escozor del agua del mar nos impiden ver con mayor claridad lo que está pasando?

 

El mochuelo 

(Septiembre-2005)