DE GUERRA NADA…

Esto es una agresión, un ataque, una invasión

 

Es bueno llamarle a las cosas por su nombre, porque si no, no hay quien se entienda. Y en mi pueblo se decía… “que tres contra uno le sacan los calzones por el culo”.

¿Cómo se habla de guerra contra Irak? ¿De qué “choque de fuerzas” hablamos?

Esto se parece a la llamada guerra contra Palestina… Los tanques y helicópteros de última generación del ejército israelí, contra las “poderosísimas” piedras de los chavales palestinos.

 

El Gran Jefe soltó el ULTIMATUM a Irak y a todo el mundo… Además se permitió añadir: "el Consejo de Seguridad de la ONU no ha estado a la altura de sus responsabilidades, pero nosotros estaremos a la altura de las nuestras" (Presidente Bush).

Así que…TODOS A CALLAR y a prepararse: la ciudadanía iraquí para sufrir la masacre y el resto del mundo para contemplarla. De Sadan Hussein no sabemos qué pasará.

Se sabe que el pueblo iraquí sufrirá un castigo 10 veces mayor que cuando la anterior guerra del Golfo (“Será una guerra de potencia y escala jamás vistas”, ha prometido el Pentágono). Las bombas que caerán serán más numerosas, mucho más modernas, más mortíferas y más destructivas… Y la resistencia por parte del ejército iraquí resultará tan o más ridícula que en 1991. La descompensación en fuerzas, en armamento, en tecnología…es absoluta, es insultante.

No habrá enfrentamiento bélico, sólo habrá un ataque o agresión contra Irak.

 

Se calcula que se originará un millón y medio de refugiados y son incalculables los muertos y heridos…Serán las víctimas invisibles del conflicto, de las que poco se hablará y a las que casi nadie recordará en el futuro, como dice F.J.Vitoria. No tendrán monumentos públicos, ni fechas conmemorativas. No habrá ceremonias en su memoria transmitidas por las televisiones del mundo. Son víctimas pobres, ya victimadas antes de 1990 por el régimen dictatorial de Hussein, victimadas cuando la guerra del Golfo, después por un embargo brutal durante 12 años y victimadas ahora con esta nueva agresión.

También ahora se da la espalda a millones de rostros mudos iraquíes y entristecidos por la miseria y falta de futuro. Esas víctimas no son nuestras y además son pobres…

 

Por respeto a la Humanidad, también en esta ocasión deben prohibirse las palabras: defensa de la legalidad, de la justicia, de los derechos humanos o de los pueblos, del derecho internacional, de la democracia,... ¡estamos hartos de mentiras!.

Naturalmente que, si se mata al pueblo iraquí, Sadam ya no tendrá pueblo al que tiranizar. (“¡Qué bárbaros, van a acabar con nuestras ruinas!”, decía un iraquí hablando de las fuerzas aliadas).

Ya está bien de misiones humanitarias, de aviones humanitarios que lanzan bombas humanitarias y producen víctimas humanitarias….

 

Por otra parte, está ese grupo reducido de gente que ni miran las manos manchadas de los invasores ni los rostros ensangrentados de los invadidos. Un grupo de gente que sólo utiliza UN “ESPEJO DORADO” para contemplar la guerra o cualquier otro acontecimiento mundial:

 

Nos unimos al NO A LA GUERRA de millones de personas y manifestamos nuestra repulsa contra los mandatarios del imperio y sus aliados:

Para ellos existen dos clases de víctimas, como existen dos clases de prisioneros, que merecen distinto trato cada una de ellas. (Según ellos, no merecen igual trato humanitario los prisioneros norteamericanos, que los afganos en Guantánamo).

 

Nuestro gozo es enorme, nuestro disfrute especial, al podernos unir a tantas voces, comentarios y gritos en CONTRA DE LA GUERRA, es decir, a favor de la dignidad humana y señalar juntos con el dedo a los responsables.

 

Y nos preguntamos:

Si estas son las soluciones civilizadas,

si estas son las armas inteligentes…

Entonces, ¿qué es la estupidez?

 

 

El mochuelo

(1 abril 2003)

 

(OTROS COMENTARIOS DE ESTA SECCIÓN SE ENCUENTRAN EN "NOVEDADES" 

dentro de La ventana del Mochuelo)