Deseamos Buenas Nuevas

 

Los seres humanos, por el hecho de serlo, deseamos Buenas Nuevas, las necesitamos.

 

Para el pueblo iraquí puede ser buena nueva que la paz con justicia llegue a su territorio, que las fuerzas invasoras cesen en su guerra por controlar el petróleo, se marchen y permitan a este pueblo reconquistar su soberanía y autodeterminación.

 

Para el pueblo palestino será buena nueva que Israel devuelva los territorios ocupados y deje al pueblo de Palestina vivir en paz.

 

Serán buenas nuevas: que Estados Unidos suspenda su bloqueo contra Cuba y respete la autodeterminación de Venezuela; y a la misma vez suspenda la colonización de Puerto Rico dejándole que logre su independencia.

                                    

Una buena nueva será que celebremos la diversidad natural y social: desaparezca la xenofobia, se reconozca y respete a las personas negras, a las mujeres, a homosexuales y a las etnias indígenas.

 

Será buena nueva que no se margine socialmente a nadie, ni por ser muy joven ni por ser muy viejo, o por tener cualquier discapacidad física o emocional.

 

Para las personas indocumentadas será buena nueva que se reconozca que todas las personas necesitan gozar de sus derechos como seres humanos, no simplemente como ciudadanos de un país.

 

Será buena nueva que se garantice la justicia a todas las personas, incluidas las encarceladas; que todos seamos efectivamente iguales en derechos e igualmente tratados ante la ley.

 

Para millones de personas exiliadas, refugiadas, huidas a la fuerza, será buena nueva que se les acoja y ayude para sobrevivir y poder retornar a la tierra que les vio nacer y crecer.

 

Para las víctimas inocentes por la violencia de la guerra, del comercio, del tráfico, de la explotación, buena nueva será que se haga justicia, justicia por encima de todos los protocolos, de los políticos, de las instituciones, del mercado, de las ideologías.

 

Para la madre Naturaleza será buena nueva que se reduzca la emisión de gas carbónico, que se paralice el desmantelamiento de la Amazonía y demás bosques del planeta, que se cuiden los ríos, que cese la superexplotación de recursos naturales, que alcance el agua a todos los seres vivos, que la razón y la conciencia humana se impongan al consumismo y a los intereses puramente económicos.

 

Una buena nueva es que aumenten las personas comprometidas y luchadoras a favor de la vida, a favor de los derechos para todos los seres humanos, enfrentándose a la negativa de los opresores.

 

Buena nueva, excelente, es que los ciegos vean: los ciegos por la ideología, por el dinero y la ambición, por los negocios (de las armas, de la prostitución, del tráfico de personas,…), por el poder, por el estatus o situación social, por la religión,…

 

Gran buena nueva es que deje de manipularse el lenguaje, nuestro mejor medio de comunicación, que todas las personas pueda decir su palabra, que las palabras digan lo que quieren decir, que estén limpias de machismo, que las mentiras parezcan mentiras.

 

Buena nueva es que los dirigentes mundiales y sus medios de comunicación defiendan la verdad y la libertad: que los crímenes contra la humanidad no se llamen daños colaterales, que el terrorismo de Estado no se llame intervención liberadora, o propia defensa, o implantación de la democracia, que los asesinatos no se consideren imprudencias temerarias. El tiro de gracia es una desgracia, las diminutas viviendas sociales son antisociales, los campesinos sin tierra no son nada, los jóvenes sin oportunidades no son el futuro de ninguna nación. La justicia es un derecho cuando todos pueden recurrir y no sólo los ricos. Libertad de circulación es cuando no existen fronteras para nadie y no sólo para las capitales y riquezas.

 

La invitación es general. Continúen la lista.

¿Mi mejor deseo?:

 

                            ¡OJALÁ TODAS LAS PERSONAS VIVAN TODOS LOS DÍAS DE SU VIDA!

 

 

El mochuelo

(enero-2008)

                                 

______________________________________________________________

Ref. a otras muchas personas que se unen a estos deseos (Luis Barrios, Frei Betto,…)