Mayo-2006

 

ESPAÑA NO ES MI MADRE

 

…Y Pachahamac creó al hombre del maíz,

al ver que era bueno lo llamó Runa,

y plantó un huerto en Abya Yala

y puso allí al Runa para que cuidase la Pacha Mama

y todo ser viviente que en ella habitara.

 

Pero como la ignorancia a fuerza,

es madre de la estupidez, lo llamaron indio,

en tal condición sería sometido.

 

La madrastra patria, digo la madre patria

crucificó nuestra libertad so pretexto de la cruz como salvación,

con el cáliz y su inquisición derramaron sangre inocente

queriendo imponer su fe muerta

sin que el Gran Espíritu les diera permiso,

a sabiendas de lo que ellos llaman dios es una cosa

y la religión otra muy diferente.

 

Fuimos y somos “bichos raros” a ojos de los forasteros,

quienes hasta hoy no tienen vergüenza

de llamar conquista al saqueo,

conquistadores a asesinos,

hidalgos a violadores,

nobles a ladrones,

corona a su organización terrorista,

santa iglesia al poder de la opresión mental

y civilización a la barbarie.

 

Nosotros somos centinelas de nuestra casa verde, casa de todos,

los ríos son las venas de nuestros ancestros

quienes derramaron su sangre por defender la Madre Tierra,

el viento es el aliento que refresca nuestra memoria

y nos recuerda que nosotros somos prescindibles pero ella no.

El arco iris es nuestra bandera,

los cerros y montañas nuestras atalayas,

el sol es la energía que mueve al universo,

la poesía es nuestro lenguaje.

 

Hoy se vislumbra nuestro tiempo,

nuestra voz que retumba y abre surcos donde sembramos nuestras heridas

que para suerte de ellos no duelen más

después de la gran noche de los quinientos años.

 

¡Sin tierra no hay vida!

¡Sin madre no hay hijo!

Con amor y respeto no hay felonía

Con vivir en equilibrio no hay abismo.

 

Tupak Katari (*) nos heredó sus sabias palabras:

“Regresaré un día y seré millones”

Ahora hemos regresado, ¡estamos aquí!

¡Somos millones de razones que demandan respeto a la vida!

Si como “indio” nos oprimieron

como “indio” nos reivindicaremos,

para recuperar nuestra soberanía.

¡Levantemos hoy nuestras armas, las palabras!,

es hora de gritar a los cuatro Suyus

para que las conciencias supervivientes

escuchen nuestro mensaje de solidaridad

y Minga con todos los hermanos.

 

Mientras nadie ni nada pretenda arrebatarnos la dignidad y la vida

para usufructo y vanagloria egocentrista

todos podremos vivir en equilibrio.

 

                   Javier Maigua  (Es kechwa, nacido en Ecuador. Actualmente estudia en Chicago.                                                                                                                                               Se reconoce como un activista cultural indígena, poeta y ensayista, pero también pintor).

 

______________________________________

(*) Líder indígena boliviano sublevado en 1777.

.