poemas8

PAZ

Había una vez un pueblo de palabras

que anhelaba que la guerra terminara.

Un país que condenaba la violencia,

lloraba a sus muertos, pedía justicia

y sufría la descomposición de la familia.

Este país de frases y promesas

miraba a lo lejos una palabra inalcanzable

e imposible de lograr.

A pesar de que se unían esfuerzos

y el deseo por alcanzarla crecía,

cada vez se veía más distante y más difícil.

-Si no está dentro de nosotros

¿Cómo la podremos alcanzar? -alguien opinó.

Y el otro respondió:

-Está en nuestras palabras, pero dividida:

una parte está en el Pueblo, otra en la fAmilia

y la tercera en el coraZón.

(Remitido por Ydalia R. Santamaría desde Colombia. Gracias)