Noviembre-2002

 

Latinoamérica, Irak, Palestina,… nos atraen la atención.

Muchos otros lugares del Planeta reclaman nuestra atención.

(El problema de siempre es seleccionar entre tantos centros de atención

y de vida-muerte de tantos pueblos)

 

 

Palestina:

Prohibido el derecho a vivir: Israel ahora prohíbe a los palestinos la perforación en busca de agua en la franja occidental, y sistemáticamente les ha sido negado el derecho a cultivar la tierra. La orden vino a través del ministro de infraestructura israelí Effie Eitam.

La prohibición contra la perforación en la búsqueda de fuentes de agua, junto con los ataques de ocupantes israelíes, afectará de manera drástica la agricultura palestina (sus cosechas de olivas especialmente), y por consiguiente su ya precaria economía. En el noroeste de Ramallah, hace unos días, el ejército israelí prohibió la recolección de la oliva a los habitantes palestinos de la zona.

La organización palestina para los derechos humanos: The Palestinian Human Rights Monitoring Group (PHRMG), a través de un comunicado de prensa expresaron su preocupación por lo que llamaron "violencia irracional" de parte de los ocupantes israelíes contra los palestinos que viven de la siembra de oliva. "Los habitantes de los asentamientos israelíes se comportan como bandidos agresivos, desafían a su propia policía y ejército, al tiempo que atacan sin compasión a palestinos desarmados, poniendo en peligro la vida de niños, mujeres y ancianos, robando propiedad privada, prendiendo fuego a las mismas, y violando derechos y leyes locales y universales uno tras otra" y "solicitaba" a las autoridades israelíes a tomar la situación en serio y garantizar la protección de los palestinos.

La situación para los habitantes de los territorios palestinos es cada vez más crítica, aseguró el coordinador de la ayuda humanitaria de las Naciones Unidas Ross Mountain. El desempleo entre los palestinos pasa ya por el 50%; cientos de miles de personas viven bajo toque de queda, y el 13 % de los niños palestinos sufren de malnutrición. (24.10.2002 Klassekampen).

 

África: La fiebre del coltán, el imperialismo continua.

El coltán, o si se prefiere, el colombio-tántalo,  es la conjunción de dos minerales considerados materias primas estratégicas para el desarrollo de las nuevas tecnologías (aparatos electrónicos, centrales atómicas y espaciales, misiles balísticos, video juegos, aparatos de diagnóstico médico no invasivos, trenes sin ruedas (magnéticos), fibra óptica, etc… El 60 % de su producción se destina a la elaboración de los condensadores y otras partes de los teléfonos celulares).

Desde unos años antes, el colombio-tantalio que era extraído en Brasil, Australia y Tailandia había empezado a escasear. La japonesa Sony, por ejemplo, tuvo que aplazar el lanzamiento de la segunda versión del juguete preferido de los niños occidentales, el Play Station, debido a este incordio.

El gran aumento de la demanda ha hecho establecer un mercado ilegal paralelo en el África central. Nótese el resultado de esta nueva "fuerza del mercado": 3 millones de muertos en cuatro años.

En las provincias del este de la República Democrática del Congo (RDC, Zaire), consideradas por la UNESCO reservas ecológicas de gran importancia, se encuentra el 80 % de las reservas mundiales de coltán. Allí han puesto sus ojos, sobretodo en los últimos diez años, las grandes multinacionales: Nokia, Ericsonn, Siemens, Sony, Bayer, Intel, Hitachi, IBM y muchas otras. Se han formado en la zona toda una serie de empresas (muchas de ellas "fantasmas") asociadas entre los grandes capitales monopólicos, los gobiernos locales y las fuerzas militares (estatales o "guerrilleras") para la extracción del coltán y de otros minerales como el cobre, el oro y los diamantes industriales. Las grandes marcas comenzaron la disputa por el control de la región a través de sus aliados autóctonos, en un fenómeno que la misma Madeleine Albright llamó "la primera guerra mundial africana": Derrocamientos y asesinatos de presidentes, guerras regionales provocadas, repartos ilegales de territorios, contrabando de armas por minerales, ejércitos y grupos guerrilleros financiados por las grandes empresas, superexplotación de 20.000 mineros (ex campesinos y ganaderos, voluntarios o reclutados a la fuerza) a quienes pagan 5 dólares por kilo de coltán (que en el mercado de Londres se cotiza a más de 300 dólares), etc.

La mayor parte del coltán extraído (luego de ser acumulado hasta subir los precios) tiene como destino los EE.UU., Alemania, Bélgica y Kazajstán. La filial de Bayer, Starck, es la productora del 50% del tantalio en polvo a nivel mundial. La llamada transferencia de valor de la periferia hacia el centro significa que de la totalidad de la plusvalía producida en estos países, a costa de millones de muertos, las grandes multinacionales, acaparan la mayor parte, justificadamente de acuerdo a la concentración de sus capitales.

Sobre la tumba de los 2000 niños y campesinos africanos que mueren por día en el Congo, podemos, distraídos, seguir usando nuestros celulares. (Rebelión, 24.10.2002)

 

* Costa de Marfil, la guerra del cacao: Los especuladores del mercado del cacao alientan rumores de guerra civil para hacer su agosto en los mercados de futuros de Londres y Nueva York.

Costa de Marfil es el primer productor mundial de cacao (43% del mercado). El precio para diciembre de la tonelada de cacao alcanzó el 14.10.2002 las 1.615 libras esterlinas (2.548 euros) en Londres, es el precio más alto en los últimos 17 años y los expertos preven nuevas subidas. Los compradores temen que los rebeldes se adentren en los bosques tropicales y logren el control total de los cacaotales. Esto, unido a los cortes de carreteras y la falta de combustible, explica el comportamiento de los precios.

En Costa de Marfil, 'todo lo que es política es cacao y todo lo que es cacao es política', sentencia François Ruf, economista del Centro de Investigación agrícola (CIRAD). En torno al negocio del cacao el presidente Laurent Gbabgo adoptó medidas interesadas, lo que ha degenerado en una sublevación provocando el éxodo de decenas de miles de personas.

El cacao que venden a Europa y EE UU (1.200.000 toneladas al año) constituye el 30% de los ingresos en Costa de Marfil.

Unos 5.000 trabajadores han abandonado las plantaciones ante el temor de nuevas represalias del Gobierno marfileño, que acusa a la vecina Burkina Faso de azuzar la rebelión. En las dos últimas semanas, las fuerzas de seguridad incendiaron decenas de miles de chabolas en Abiyán habitadas por burkineses.

A las dificultades técnicas y a las divisiones étnicas y religiosas se suma la labor de los especuladores, que acaparan y alientan rumores de guerra civil para hacer su agosto en los mercados de futuros y opciones de Londres y Nueva York. (Rebelión 15.10.2002).

 

* Un informe en Angola destaca los polémicos acuerdos pesqueros de la UE con países pobres: Según WWF (Organización dedicada a la conservación), se trata de unos acuerdos que permiten que flotas fuertemente subvencionadas de la UE operen y se beneficien de las aguas de otros países, una vez que ya han capturado las propias reservas a las que tienen derechos en sus propias aguas europeas.

Angola está sufriendo hambre pero la UE -mientras que proporciona la ayuda de emergencia- ha firmado recientemente un acuerdo de capturar pescados de las aguas angoleñas para los mercados de alimentación europeos. La UE tiene actualmente acuerdos pesqueros con 14 otros países en África y el Océano Índico. Estos acuerdos problemáticos incluyen la reducción de las especies de pescados, de las cuales muchas comunidades costeras africanas dependen como fuente importante de su alimento; la carencia de límites en la cantidad de pescados que pueden ser cogidos; la débil aplicación de los límites del retén y de otras reglas; las dudas en la imparcialidad del precio pagado por la UE de los pescados que captura; y la inconsistencia entre la política pesquera y la política de desarrollo de la UE.

"Si la gente en Europa comprendiese mejor la fuente de los pescados que compra, puede que fuese más selectiva al elegir sus mariscos", denuncia Benn.

"La principal preocupación de la Union Europea debería ser la sostenibilidad de la pesca y ayudar a las naciones africanas a utilizar sus recursos pesqueros de una manera que les asegure su fuente de alimento y de sustento, de modo que Angola y la UE se beneficien del acuerdo", explicaba Julia Cator, coordinadora europea de las industrias pesqueras de WWF. (afrol.com 14.10.2002).

 

Mi sensación personal es la misma de tantas y tantas veces: cuando alguien se acerca a la vida y muerte de otros pueblos, de otros seres humanos, comprueba lo insignificantes que somos y, sobre todo, la estrechez de nuestras miras de gentes acomodadas que no alcanzamos a ver más allá de la curva de nuestra barriga.

 

d.t.