Diciembre-2004

 

Silencios…que entierran

 

Los que matan son otros, pero los Organismos, Gobiernos y Medios de comunicación entierran con silencios esas muertes y sus causas.

Gran parte del futuro de África se está jugando en la guerra del Congo. Un país enorme (tanto como España, Portugal, Francia, Alemania, Suiza, Italia, Polonia y parte de Rumanía juntas). Con frontera a 9 países vecinos. Con el río Congo que posee casi el 50% del agua de toda África, que con unas centrales hidroeléctricas podrían abastecer de luz a toda África. Un país estratégico para controlar media África muy rica en recursos (oro, diamantes, coltán, petróleo, gas natural, uranio, cobre, cobalto,…).

La guerra de EEUU por controlar esta región empezó con movimientos tácticos, para terminar en guerras abiertas y sanguinarias.

Son cuatro millones de congoleños los que han muerto a causa de la invasión del Congo. Nunca en la historia había existido tanto sufrimiento, tanto odio y tanta muerte en esta zona, hasta que EEUU decidió apostar fuertemente por su gran aliado, Paul Kagame.

Pero ni a EEUU, ni a buena parte de Europa (Francia, Inglaterra, Bélgica y Alemania) les interesa que se sepa lo que ocurre. Todos esos países están implicados en el asunto a través de sus multinacionales. EL SILENCIO en los medios de comunicación es casi absoluto. La ONU tiene las manos atadas en este asunto.

La Federación de Comités de Solidaridad con África Negra está dispuesta a seguir denunciando la situación. Si quieres apoyar con tu firma asómate a www.umoya.org/

 

Tampoco se conoce en Francia lo que está pasando en Costa de Marfil. Apenas han escuchado alguna frase como esta: “El ejército francés protege a nuestros compatriotas”.  ¿Eso es todo?

¿Qué intereses hay en juego allí, para que se haya hablado de “intervención humanitaria” en esa guerra?

Resulta que todos los sectores claves del país están dominados por 240 filiales de empresas francesas: petróleo (Total), electricidad (Bouygues), agua (también Bouygues), obras públicas (de nuevo Bouygues, Vinci, Setao, Colas), transporte marítimo (Bolloré), recursos naturales (también Bolloré, Castel), telecomunicaciones (France Telecom) y banca (Générale, Lyonnais, BNP-Paribas). Estos grupos franceses poseen el 27 % del capital social de las empresas marfileñas. ¿No será la defensa de estas empresas la verdadera misión del ejército francés?.

¿Tiene que ver esa guerra con el interés de EEUU en desplazar a Francia de África? Las multinacionales norteamericanas ya se han apoderado del cacao, que es la riqueza principal de Costa de Marfil. ¿No es verdad que las guerras económicas desembocan en guerras puras entre los agentes locales?.

Se quiere seguir tapando con SILENCIOS la explotación actual de los pueblos africanos, como fueron silenciados otros muchos antecedentes de Francia en África (trata de esclavos, colonialismo,…)

 

Cuando las tiranías, las masacres, las invasiones, los expolios,…SON SILENCIADOS, resulta más fácil explicar que la “riqueza” y la “pobreza” caen del cielo.

 

d.t.