Marzo-2003

 

Cuando el dolor pide sitio

 

Esta sección de nuestra web siempre resulta problemática a la hora de elegir tema…¡Son tantos los pueblos que sufren y que luchan, tantos los explotados y empobrecidos, es tanto el dolor a expresar…! No caben en ninguna página y pareciera que empujan entre ellos por darse a conocer su dura realidad, por asomarse y hacerse notar en las conciencias capaces aún de sentir.

Hay quienes defienden que sólo las personas sufren, como seres aislados en el universo y sólo pueden alentarse y levantarse con relaciones y proyectos personales. ¿Y los pueblos, acaso no existen y no sufren, acaso no comparten y luchan, acaso no son perseguidos y saqueados,…?

 

SAHARA OCCIDENTAL: En estos días se cumplen 30 años de su proclamación como República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Treinta años de olvido y de traición. El aniversario recuerda aquellas declaraciones pomposas y las promesas españolas, siempre traicionadas, y la avidez territorial de Marruecos, además de un tercer invitado dispuesto a ampliar sus horizontes, Mauritania.

La historia se conoce y se ha denunciado en diversos artículos en esta sección: la represión por parte de Marruecos; la traición de España, Europa y la ONU; el incumplimiento de las resoluciones reconociendo el derecho a la autodeterminación; el suspense del  referéndum que la ONU pretendía desde 1991; el juego de intereses económicos, territoriales y comerciales; el muro construido por Marruecos desde 1988;…

Sahara está reconocida por 84 países, ninguno europeo. Treinta años después, el pueblo saharaui sigue en el desierto.

Para los saharauis no hay gestos que valgan. Liberaron en agosto de 2005 a los últimos prisioneros marroquíes como gesto humanitario, pero nunca fueron correspondidos por Marruecos. Tampoco nadie presionó a Rabat. Marruecos, al igual que Israel, camina al margen de la legalidad internacional sin tener que pagar por ello porque poderosos aliados le amparan, y no se trata sólo del Estado francés o EEUU. Y 30 años después, los enemigos de la legalidad internacional cubren con un manto de olvido el conflicto colonial, sin lograr ocultar la gran injusticia y traición.

Por encima de todos ellos la dignidad de un pueblo les recuerda que aún no han saldado la deuda histórica con el pueblo saharaui.

 

CHECHENIA: Pareciera un pueblo olvidado, un pueblo apestado que no mereciese solidaridad. Su pecado es pretender ejercer su derecho a la autodeterminación, lo que provoca una mayor violencia por parte de la gran potencia de la región. Además, en la comunidad internacional no suena bien lo de “autodeterminación”. ¿Hay algún Estado que reconozca una Chechenia independiente?. Por el contrario, dice Carlos Taibo, “el criterio que cobra cuerpo entre nosotros aconseja mantener una relación fluida con Rusia, un país que sigue siendo importante, que es un abastecedor fundamental de materias primas y energéticas, y eso coloca a la causa de la independencia de Chechenia en un papel menor”.

En este pueblo la sangre siempre corrió a escondidas: Es el pueblo que más se ha resistido a la conquista del Cáucaso por parte de los Rusos, dice I. Ramonet. Desde 1818 se opusieron con coraje. Con la desintegración de Rusia, en 1991, se autoproclamaron independientes, lo que les condujo a una guerra con Rusia que concluyó en 1996 con Chechenia desangrada. Como represalia de una ola de atentados, el ejército ruso atacó de nuevo a Chechenia en octubre de 1999.

Rusia organizó elecciones y colocó a sus preferidos en los puestos claves. La resistencia chechena no ha cesado, los atentados prosiguen y la represión rusa persiste feroz. El 9 de mayo 2004, Día de la Victoria, el presidente chechenio (pro-ruso) fue asesinado en plena celebración. Ya ven, un pueblo del que ni siquiera sabemos las cifras de muertos.

 

PALESTINA: Es otro de los pueblos que lleva años de lucha y sufrimiento por querer conseguir su derecho a la autodeterminación. Millares de palestinos asesinados, sus casas, escuelas y hospitales destruidos, sus cultivos destrozados, sus tierras robadas,… Desde todas partes del mundo se ha acusado a Israel de crímenes contra la humanidad. El gobierno israelí, con el respaldo de Estados Unidos, ha seguido actuando según su propia voluntad e intereses y tomándose la justicia por su mano. De nada han servido las resoluciones condenatorias de la ONU. Por mucho menos otros pueblos del planeta han sido condenados, invadidos y arrasados,… Israel, al igual que Estados Unidos, gozan y presumen de impunidad. Un gran escándalo para el mundo. Los testimonios de asesinatos, torturas y violaciones de derechos humanos cometidas por el ejército israelí en tierras palestinas son horrorosos.

Los gobiernos europeos continúan vergonzosamente haciendo teorías sobre posibles soluciones del conflicto palestino-israelí. ¡Qué complicadas son las soluciones cuando no se quieren tomar! Mientras tanto ahí estamos, asistiendo al bochornoso espectáculo de ver cómo un país encarcela a otra nación.

La misma prensa de Israel lo reconoce. El diario Ha’retz (14.9.2005) decía: “En Israel se decidió no investigar los crímenes de guerra; los criminales no son procesados. No se pregunta sobre lo que está prohibido o lo que está tolerado en los territorios ocupados, y por eso se perpetran crímenes de guerra”.

Se han celebrado elecciones libres en Palestina, pero como no han ganado los que querían los invasores, resulta que Israel no reconoce al gobierno elegido en las urnas.

El día 13 de febrero de 2006, en el diario ruso Nezavisimaya Gazeta, el líder de Hamas,  Khaled Meshal hizo la siguiente propuesta:

"Si Israel reconoce nuestros derechos y se compromete a abandonar todos los territorios ocupados, Hamas y, con él, el pueblo palestino tomarán la decisión de poner fin a la confrontación armada".

En otras palabras, si Israel cumple con la legislación internacional, Hamas renunciará a la violencia. Uno esperaría que esto fuera una gran noticia, con grandes titulares en los periódicos, políticos contentos por la posibilidad de alcanzar la paz, pueblos esperanzados vislumbrando el fin del sufrimiento, etc. Pero nada de eso ha ocurrido, porque occidente ha ignorado completamente la propuesta. No ha habido reacción política, y apenas ha sido recogida en los medios. La propuesta no le interesa a occidente. (1)

Hace unos días hemos asistido a otro escandaloso incidente: El ejército israelí asaltó una cárcel palestina en Jericó. Lo que supuso muertos y heridos. Su objetivo era el de secuestrar a algunos de los presos. Para más bochorno, la custodia de esa cárcel estaba encomendada a observadores estadounidenses y británicos, que abandonaron un cuarto de hora antes del asalto.

El Consejo de Seguridad de la ONU, como si fuera el santo padre, se limitó a pedir calma, pidió moderación a ambas partes y el cese de la violencia. ¿No les dará vergüenza a esos dirigentes de la ONU?. La comunidad internacional vuelve a demostrar su inoperancia y su complicidad con el terrorismo israelí.

 

Tan solo han sido tres ejemplos de PUEBLOS QUE RECLAMAN SUS DERECHOS, el derecho de autodeterminación. ¿Tienen o no tiene derecho a exigirlo?

 

d.t.

 

____________________________

(1) Javier Adler. Rebelión, 21.2.2006